Noticias de BCS, México y el mundo.

No existen casas editoriales en BCS

lunes 24 abril 2017 | Por: Hugo Daniel Alvarez | La Paz No existen casas editoriales en BCS

Abordado con relación al “Día Mundial del Libro”, el ex coordinador editorial del Instituto Sudcaliforniano

Una encuesta realizada a nivel nacional en 2012 reveló que el gasto que hizo la población en libros fue de 29 millones de pesos

La Paz, Baja California Sur.- De acuerdo a Sandino Gámez Vázquez, editor y escritor sudcaliforniano, no existen casas editoriales formalmente en el Estado, aunque reconoció que  existe una demanda importante de lectores.

Abordado con relación al “Día Mundial del Libro”, el ex coordinador editorial del Instituto Sudcaliforniano de Cultura (ISC) indicó que de acuerdo a una encuesta realizada a nivel nacional en 2012 el gasto que hizo la población en libros fue de 29 millones de pesos.

Explicó que para satisfacer la actual demanda de libros es necesario de hacer un cálculo de mercado local estatal, el cual revela que cada sudcaliforniano gasta 50 pesos al año en compras de libros de casas editoriales de otros estados.

“No hay editoriales formalmente dicho en el Estado, aunque se hable de editoriales independientes, el hecho es que no existen editoriales consistentes. Quienes tienen o tenían programas regulares editoriales eran la Universidad Autónoma de Baja California Sur, el Instituto Sudcaliforniano de Cultura y ocasionalmente el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste, pero formalmente no existen editoriales formales en el Estado para satisfacer la demanda”, lamenta el exdirector de la revista literaria “Alternativa BCS”, al señalar que la industria editorial sigue siendo una parte importante de la economía que no se prioriza en el Estado.

Sin embargo Gámez Vázquez aseguró que el trabajo realizado en el ISC del periodo            2011 al 2017 demostró que sí existe una demanda editorial local. En cuanto a lo más consumido en el mercado local, identificó al sector escolar, académico y jurídico, donde se imprime mucho material de varias instituciones con fines burocráticos.

“Para hacer una editorial hay que localizar los buenos textos o las buenas obras para publicarlas, después hay que llevarlas a un proceso de edición para que salgan libros bonitos, económicos, atractivos e interesantes, y después hay que ocuparse de su distribución y promoción para que las personas puedan encontrarlo, allí es dónde la inversión que se ha hecho se puede recuperar”, expuso al acotar el proceso que lleva una obra.

“Es mucho el trabajo que se destina para preparar un libro, intervienen muchas más personas que el autor, pero se requiere que haya más personas escribiendo y participando en concursos porque eso los pone a la vista de las editoriales, no es un asunto difícil o imposible, pero se requieren de varias personas para ello”, agregó.

Al recomendar casas editoriales, reveló que en América Latina existe un duopolio entre las casas editoriales “Random House” y “Océano”, quienes han comprado todas las editoriales independientes que han podido, pese a ello el también ensayista recomendó la lectura de editoriales pequeñas porque “son las que buscan calidad”, como “Micro Pres”, “Almadía” y lo que se ha publicado en el ISC del 2011 al 2017.

“La lectura puede ser un arma, un motor de un cambio social, es importante que a los niños y jóvenes se les motive a leer literatura, que se acerquen a los libros por gusto y no por obligación”, finaliza el escritor y editor al emitir un mensaje por el Día Mundial del Libro.