Diario El Independiente navidad 2019

Buenos días, B.C.S. - martes 17 enero 2017


• Que el gasolinazo nos afecta?; sí; ¿parejo?, mmm…¿Que se sacrifica el pueblo?; sí; ¿parejo?, NO!..Y a nivel local cuál es el panorama de aumento de precios y abusos? Sobre este tema ya llevo dos que tres publicacion...

• Que el gasolinazo nos afecta?; sí; ¿parejo?, mmm…¿Que se sacrifica el pueblo?; sí; ¿parejo?, NO!..Y a nivel local cuál es el panorama de aumento de precios y abusos?
Sobre este tema ya llevo dos que tres publicaciones con sus diversos sesgos que van tomando los acontecimientos, personajes y hechos, informaciones, que se manifiestan; sin embargo hoy escribo basado en el mismo tema pero la derivación ahora es sobre la realidad del efecto inflacionario ya específicamente en el aprovechamiento que se está viendo desde hace días por parte de muchos comerciantes y prestadores de servicios, que desde antes de que les hiciera efecto de encarecimiento de combustibles ya están subiendo los precios, o presionando para subirlos (como el de los transportes), los tortilleros, frutas y legumbres y casi todo aunque la proporcionalidad con el porcentaje que subieron las gasolinas no concuerde pues este proceso se convierte en una cadena que cada eslabón la sube a su manera, intereses, y arbitrio con cero solidaridad. Partiré entonces con una base nacional para aterrizar en nuestro estado y en particular su capital La Paz. Y, además, el análisis de que los de la privilegiada clase política de alto nivel no sacrifica mucho-como la gente común-o nada, sus “recortes” engañosos o no se dan, y hasta los utilizan… Y es que, si hay un tema, una situación nacional, un hecho trascendente, que más nos haya y nos esté afectando como pocas veces a los mexicanos es precisamente el de las consecuencias del llamado gasolinazo que nos impuso el gobierno federal que a su decir y explicar-vía su poder ejecutivo, Enrique Peña Nieto y sus funcionarios-no se debe a la reforma energética y fiscal (IEPS) del año pasado o poco antes, sino al alza de precios de los hidrocarburos internacionales, pero que, sin embargo, el mismo Banxico (Agustín Carnstens) “sin querer queriendo” lo acaba de desmentir en su declaración de hace unos días cuando manifiesta: “Sobre el precio de la gasolina a mí me gustaría simplemente reiterar que el Banco de México, y yo en lo particular, lo vemos como una medida adecuada, que es parte de las reformas estructurales“, diría este jueves 12, de acuerdo con un reporte del diario Reforma. Carstens explicó que “cuando el precio (de las gasolinas) se desalinea, se vuelve inevitable su ajuste y cuando se da ese ajuste se genera mucha volatilidad”. DE DONDE VENGA EL GOLPE DEL GASOLINZO Y EL IEPS HACENDARIO, PERO NOS PEGÓ Bueno, digo yo, “si son peras o manzanas” o si alguien miente, ultimadamente y a estas alturas ya sería lo de menos pues el golpe está dado (por el norte o por el sur nos pegó el ciclón Cat. # 5, junto con la llegada de Trump, pero nos pegó); el aumento al costo de la gasolina y por ende, además, la energía eléctrica y el gas doméstico, en fin…el caso es que los efectos nocivos están desequilibrando a la sociedad como ya lo estamos viendo y viviendo no solamente en función de las manifestaciones sociales, bloqueos y vandalismo extremo sino además porque ya estamos sintiendo EL PESO DE LA INFLACIÓN cotidianamente en la subida DESCONTROLADA de precios ya sea en la adquisición de productos básicos y servicios como transportes por ejemplo y otros, independientemente, o además, de los productos y artículos especiales como los electrónicos, los digitales, vehículos y refacciones, ropa, de recreación, etc. que ninguna declaración, comunicación, decir, “Acuerdo” (como el reciente oficial), y demás acciones nos alivian de esta tremenda realidad, a menos que DE VERDAD se tomaran medidas oficiales y eficientes para su verdadero control (que este es el meollo del presente tema). Así entonces veamos lo que declaró el mismo Agustín Carstens acerca del aumento a la inflación, causado a partir del alza al precio de los combustibles, dijo: “se prevé que para finales de este año la inflación se mantenga bajo control y los precios mejoren”. Así de sencillo, y ya, nomás se prevé. Puros discursos se la llevan… Y luego, Peña Nieto intentó nuevamente controlar el descontento por el alza de los precios de la gasolina; para ello insistió en lo necesario que era acabar con la subvención de los combustibles que mantenían su precio “ARTIFICIALMENTE BAJO” y anunció algunas medidas sociales para favorecer a los sectores más necesitados, como la devolución de ahorros a más de tres millones de jubilados. Sin embargo, este tipo de iniciativas no parece que vayan a calmar ni el descontento social, ya hubo protestas que, en algunos casos, acabaron con saqueos y varias muertes. Y para acabarla de amolar siguió la caída de la moneda nacional que a partir del miércoles 11 superó la barrera psicológica de 22 pesos por dólar en las casas de cambio después que Trump reiterara su promesa de obligar a México a pagar por un nuevo muro fronterizo (pa´acavalarla, “vuelta la burra al trigo”, “terco el americano”). Y luego siguieron discursos como el del presidente Peña cuando para justificar la polémica medida, anunció su compromiso PARA CONTROLAR LOS PRECIOS DE LOS PRODUCTOS BÁSICOS con el apoyo del sector privado y para modernizar el transporte público y la movilidad urbana. No está claro, sin embargo, cómo se concretarán estas propuestas y si podrán apaciguar la situación provocada por el aumento de hasta un 20% en el precio de la gasolina, que comenzó el 1 de enero. Así pues, los mexicanos tienen a partir de 2017 un nuevo escenario que viene acompañado de dolores de cabeza, de injusticias, abusos y demás…que es lo que estamos viendo y viviendo. Sin embargo a pesar del incremento en los combustibles de entre 14 y 20 por ciento, los productos de la canasta básica como la tortilla no deben subir su valor en el mercado a la par del incremento de combustibles, dijo la Secretaría de Economía en un comunicado este viernes. Es decir, un incremento de 16.5 por ciento en el diésel no implica un aumento igual o mayor en el costo de un kilo de tortillas o huevo o un litro de leche”, señala el comunicado. “En la producción de un kilo de tortilla, el efecto del incremento en el precio del diésel es de no más de 5 centavos por kilo. (Bueno, tampoco tampoco pues por los insumos y gastos de producción lo justo sería 1 peso, no más); digo. Pues bien y para cerrar este tema les diré que muchos de nosotros nos hemos ido “de cacería” a cazar (checar) precios a los supermercados de la ciudad y mercados populares como el Bravo y el A. Olachea (en mi caso) en cuanto a ofertas especiales de la semana y, ahora, el incremento de precios, que muchos de estos comerciantes, por la causa y razón que sea, la mayoría de sus artículos y productos los han elevado al 50% y hay casos de hasta cerca del 100%. Órale. Y luego también el tema de los transportes locales. Miren, mientras en Chiapas están en paro los transportistas solicitando subir sólo un peso (de 6 a 7 pesos) y el gobierno les amenaza con quitarles la concesión por “tan descabellada” petición, 1 pesito, aquí en La Paz le quieren subir los camiones ¡¡de 10 a 18 pesos!, se justificaría sí, pero no tanto, a 12 pesos por ejemplo; digo. Y PARA FINALIZAR PASEMOS A ESTA REFLEXIÓN ANALÍTICA SOBRE ESTE TEMA EN PARTICULAR Ya basta de que siempre, siempre, se sacrifique al pueblo, a las mayorías de clases medias y menores y otra vez los privilegiados de siempre (que ya enumeré ampliamente, porque son muchos) no sólo siguen percibiendo sus grandes canonjías (claro, aparentemente “sacrificaron” el 10 %, álgame dio. (válgame Dios) y al mismo tiempo hay diputados que se subieron su dotación de gasolina. Buenos días.