Noticias de BCS, México y el mundo.

Hay ciberguerras; estamos en el inicio de una era

viernes 14 octubre 2016 | Por: Independencia | Tecnología Hay ciberguerras; estamos en el inicio de una era

Espionajes, ataques informáticos, robo de información clave o de secretos industriales entre las naciones, son parte de una realidad de la que nadie escapa CIUDAD DE MÉXICO. Las guerras y ataques terroristas a

  • Espionajes, ataques informáticos, robo de información clave o de secretos industriales entre las naciones, son parte de una realidad de la que nadie escapa
CIUDAD DE MÉXICO.

Las guerras y ataques terroristas a través de medios cibernéticos que Hollywood ha retratado en los últimos años en películas como Duro de Matar 4.0 o Blackhat ya no son escenarios teóricos o de ciencia ficción, sino una realidad que los gobiernos deben tomar en cuenta para protegerse.

“Son situaciones que realmente están ocurriendo. Vemos casi todos los meses en Estados Unidos que China robó registros o hace poco el gobierno estadunidense acusó a Rusia de interferir en las elecciones presidenciales. Las ciberguerras son una realidad y estamos apenas en el inicio de éstas”, advirtió el gerente general y vicepresidente de Ventas Internacionales para Fortinet Latinoamérica, Pedro Paixão. En entrevista con Excélsior, comentó que, a diferencia de las películas donde se observa que los criminales paralizan una ciudad al hackear los sistemas de infraestructura crítica como agua, luz o transporte en complicadas campañas, actualmente se está en la fase de espionaje. Lo anterior significa que los gobiernos o hasta grupos terroristas pueden contratar a piratas informáticos para robar información y estar un paso adelante del “enemigo”, aunque este tipo de acciones son difíciles de comprobar aún. Muestra de ello es Stuxnet, un gusano informático descubierto en 2010 y cuyo objetivo era espiar, así como reprogramar, sistemas industriales. NUEVAS ARMAS En este sentido, Paixão consideró que las guerras cibernéticas se diferenciarán de las tradicionales. sobre todo por las “armas”. “En una guerra tradicional usas una bomba, explota y ya no vuelves a saber de ella, pero en una guerra cibernética el arma es un software que, una vez suelto en la red, puede ser ocupada por otras personas o por el enemigo”, detalló. Stuxnet es el mejor ejemplo de armas que no desaparecen y se democratizan, ya que dicho gusano ahora puede ser descargado por cualquier persona para estudiarlo, mejorarlo y usarlo. A ello se añade, de acuerdo con el experto de Fortinet, una asimetría en los ataques. Esto pues hay países, tanto avanzados como en desarrollo, cuya infraestructura depende de internet y son más vulnerables. En cambio, algunos atacantes, como pueden ser Corea del Norte o las actuales cunas del terrorismo, tienen la capacidad de desarrollar armas cibernéticas y usarlas, pero es difícil contraatacarlos de la misma manera porque su uso de internet es muy limitado. “Si tienes un ataque que viene de esos lados del mundo, realmente va a ser muy difícil hacer algo concreto a ese mismo nivel”, adelantó. DIFÍCIL PREDECIR El gerente general y vicepresidente de Ventas Internacionales para Fortinet indicó que, posiblemente, faltan años para que veamos declarada una ciberguerra como tal, mientras que un ataque de ciberterrorismo podría pasar más pronto, lo difícil es predecir “dónde, con qué y cuándo” ocurrirá. Por eso, recomienda no sólo a los gobierno, sino a todas las industrias, incrementar sus medidas de seguridad. En particular a estas últimas, ya que la presión en las compañías de crear rápidamente productos basados en las nuevas necesidades de la población, hacer que la seguridad no se tenga “presente”.