Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es domingo, 20 de septiembre de 2020

Todos quieren ver a Roger Waters

Piden a diputados locales ver desde sus oficinas el show del músico inglés en el Zócalo el 1 de octubre CIUDAD DE MÉXICO. El recital que dará el bajista británico en el Zócalo pinta ya para ser uno de los más e

Todos quieren ver a Roger Waters

  • Piden a diputados locales ver desde sus oficinas el show del músico inglés en el Zócalo el 1 de octubre
CIUDAD DE MÉXICO.

El recital que dará el bajista británico en el Zócalo pinta ya para ser uno de los más exitosos en los 17 años de espectáculos de ese tipo en la plaza más importante del país.

En un salón del Gran Hotel Ciudad de México, un grupo de clientes esperan turno en una habitación habilitada exprofeso. Las personas no buscan hospedaje, sino un sitio para presenciar el concierto de Roger Waters del próximo sábado 1 de octubre. En oficinas de la Asamblea Legislativa, los teléfonos de los diputados no dejan de sonar. Amigos, familiares, correligionarios piden, suplican, que en nombre de las batallas políticas del pasado, el diputado se apiade y los aloje en su oficina la noche en la que el ex Pink Floyd dará el concierto gratuito en el Zócalo. Los que tienen oficinas con vista al Zócalo son los más asediados. Como no sucedía desde el concierto de Paul McCartney, en mayo de 2012, las acreditaciones que el Gobierno de la Ciudad dará para el recital no eran tan solicitadas. Al menos, desde Guatemala y Panamá, hay personas que contemplan tomar un avión el viernes hacia la Ciudad de México, presenciar el concierto y retornar a sus países el domingo. En redes sociales se desató un frenesí por criticar al gobierno de la Ciudad de México por el gasto para contratar a Waters,  pese a que la administración capitalina no erogará un peso por ese concepto, pues el concierto es patrocinado por una empresa telefónica y por el consorcio que pagó por la gira de Waters a México. Desde diversas ciudades del país ya se ofrecen viajes en autobús que saldrán el viernes por la noche y retornarán el domingo. La noche del próximo sábado, el Zócalo será el epicentro de toda esa expectativa. HACEN SU AGOSTO A la misma velocidad que el martes pasado por la mañana se difundía en las redes sociales el cartel del gobierno de la Ciudad de México con el anuncio del concierto gratuito de Roger Water en el Zócalo capitalino, entraban las llamadas a cada uno de los tres hoteles ubicados sobre la plancha principal que cuentan con terraza y vista hacia este cuadro. Lo único que buscaban los cientos de fanáticos era tratar de conseguir un lugar privilegiado ante la multitud que seguramente se concentrará el próximo sábado 1 de octubre. Al momento de atender al público, la operadora del Hotel Majestic explicaba que todas las suites y la terraza ya habían sido reservadas desde hacía al menos dos meses atrás por una empresa de eventos. Así que entre las posibilidades de observar el concierto desde algún balcón del inmueble, ya estaba descartada. La otra alternativa era el Hotel Zócalo Central, pero la operadora confirmó que no habría reservaciones, la única vía para obtener un sitio desde su sede era llegar el mismo día del evento, así que para muchos tampoco fue una opción, pues eso significaría echar una moneda al aire y dejar hasta el último momento el hallar un sitio cómodo y buena vista, sin necesidad de tener que enfrentarse a las vicisitudes que conlleva un concierto gratuito de uno de los músicos más importantes a nivel mundial. El Gran Hotel Ciudad de México fue el único que le dio una esperanza a los fanáticos de poder acogerlos en su terraza el día del show. Las operadoras, que tuvieron que triplicarse porque no habían tenido tal magnitud de trabajo desde el concierto de Paul McCartney, desde el martes comentaron que sí venderían boletos para el 1 de octubre, pero que la venta se habilitaría hasta el viernes 23 de septiembre, a partir de la 1 de la tarde, y que ellas sugerían a los interesados llegar ese día un poco antes para asegurar un buen lugar en la terraza. SÍGUELO Miércoles 28 y jueves 29 de septiembre Foro Sol. 21:00 horas. El viernes 30 de septiembre estará presentando en la Cineteca Nacional el documental The Occupation of the American Mind: Israel’s Public Relations War in the United States. La cinta de Loretta Alper y Jeremy Earp es narrada por Waters. Los boletos ya se pusieron a la venta para un aforo de 380 personas. Tan al pie de la letra se tomaron esta recomendación los fanáticos, que desde las siete de la mañana, es decir, seis horas antes, ya había gente formada en el hotel, esperando comprar boletos para tener un lugar. Fue tal la demandada horas previas a que comenzara la venta en el Gran Hotel, que el inmueble tuvo que abrir uno de sus salones de conferencias con café de refill y más de 50 sillas para albergar a todas las personas que esperaban comprar un boleto de 2 mil pesos que incluía un lugar en la terraza de este emblemático hotel, una parrillada con cortes de carne y refrescos, porque el alcohol se venderá aparte. Para la una de la tarde, momento en que supuestamente las operadoras aseguraron que comenzaría la venta de lugares para la terraza, ya sólo quedaban una decena de boletos, pues antes, se había abierto una preventa para los huéspedes del hotel. Pero para que nadie perdiera: ni los fans un balcón ni el hotel a clientes que llevaban horas esperando pagar por un lugar, se terminó habilitando también para el concierto el restaurante Plaza Mayor, que está ubicado sólo un piso abajo de la terraza, pero que tiene un balcón igual de amplio, nada más que en lugar de venderlo en 2 mil pesos como los primeros, se redujo a mil 700 pesos por persona. Para el primer día, el Gran Hotel ya había vendido cada uno de los espacios privilegiados que tiene con vista al Zócalo