Noticias de BCS, México y el mundo.

ISIS era antes una metáfora: Salman Rushdie

05/12/2015 07:46 Por: Independencia ISIS era antes una metáfora: Salman Rushdie

BOGOTÁ. Con una mirada lúcida y una nueva novela cercana al realismo mágico cuyas fronteras cada vez se difuminan más con la actualidad, el escritor británico Salman Rushdie dijo que hace cuatro años el fenómeno

ISIS era antes una metáfora Salman Rushdie BOGOTÁ. Con una mirada lúcida y una nueva novela cercana al realismo mágico cuyas fronteras cada vez se difuminan más con la actualidad, el escritor británico Salman Rushdie dijo que hace cuatro años el fenómeno que ha engendrado al grupo terrorista Estado Islámico (EI) sonaba a “una metáfora exagerada”. “Cuando empecé a escribir este libro, hace más de cuatro años, el fenómeno que todos consideramos una guerra religiosa no estaba sucediendo, nadie había escuchado la palabra ISIS (Estado Islámico de Irak y de Siria, por sus siglas en inglés, y que más tarde cambió su denominación a EI), pensaba que me estaba inventando algo como una metáfora exagerada”, subrayó durante una entrevista en Bogotá. Esa obra a la que se refiere Dos años, ocho meses y veintiocho noches, editada por Seix Barral, del Grupo Planeta, y que presentó el jueves en Colombia, recorre con su pluma un mundo propio del realismo mágico que ejerce como trasunto de las Mil y una noches. En esa novela, que nace a partir del filósofo andalusí Averroes, Rushdie describe un panorama que creía ajeno a la realidad “y luego el mundo real se puso al día con lo que había descrito”. “El libro se siente más realista porque la realidad se volvió tan extraña”, agregó. Rushdie conoce bien ese radicalismo, no en vano fue perseguido durante años por los fundamentalistas islámicos tras la publicación de Los versos satánicos e incluso el ayatolá iraní Jomeini lanzó en 1989 una fatwa, una orden de asesinarlo. Pero su labor va mucho más allá de esa vida coartada durante años y su literatura es una de las más brillantes de la Europa actual, un trabajo que intenta destacar saliendo del lugar en el que le han posicionado los propios radicales. “Quería que el libro se sintiera muy contemporáneo, y usé esas técnicas de fábulas antiguas pero no quería que se sintiera como un libro folclórico, sino como lo que está sucediendo en el mundo en el día de hoy”, dijo. Con un tipo de escritura basado en la improvisación, Rushdie disfruta haciendo dialogar a Averroes, filósofo nacido en Córdoba (España) en 1126 y que reintrodujo la Lógica de Aristóteles en Europa, con al-Ghazali, representante de una interpretación más radical del Islam. Rushdie confesó que en un inicio pensó que esa conversación “iba a ser sólo un prólogo”.