Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es jueves, 13 de junio de 2024

En privado

• Los Maestros.


 

 

Es la primera ocasión en que la ciudadanía sudcaliforniana no brinda el reconocimiento, la ovación y el agradecimiento que se merece el maestro.

 

Y no lo hace, porque hoy por hoy, no ve en el maestro al ente accesible, al de la capacidad de negociar, ni mucho menos al maestro interesado en educar.

 

Sino todo lo contrario.

 

Y nada más por eso se quedó atorado en la garganta de todos los padres de familia aquella expresión de: “Felicidades Maestro”.

 

Entonces por el contrario brotó irónicamente aquella de: “felicidades maestro por lo que hoy estás haciendo”.

 

Es decir, “Felicidades maestro por mantener en el olvido a mis hijos”.

 

“Felicidades maestro por no tener la capacidad de reflexionar sobre la aceptable oferta que se te ofrece para solucionar ese conflicto”.

 

Digamos, aceptable no tanto por el porcentaje que el gobierno ofrece, sino porque el problema data desde hace ya 20 años, y sin embargo la intención conlleva solucionarlo en un 50 por ciento en sus inicios.

 

Y aquí los padres de familia se preguntan: ¿Porque no esperaron el periodo vacacional para hacer sus paros…?

 

Simplemente porque no les dio la gana y porque algunos maestros de Baja California Sur, han optado por tomar el camino más fácil.

 

Como ya lo dije en la entrega anterior el camino de la holgazanería, de la tiricia, de la hueva.

 

Y si digo “algunos”, es porque la mayoría están de acuerdo en aceptar el ofrecimiento que les hace el gobierno.

 

Por otro lado, ya se está haciendo patente la preocupación y la indignación de los padres de familias. Pero es algo que a los maestros no les importa, muy a pesar de ser un asunto tan importante.

 

No es para menos cuando los padres de familia saben que la ausencia de educación prologada como es el caso, podría tener graves repercusiones en el desarrollo académico y personal de sus hijos.

 

Pero es algo que parece no importarles a los maestros, a pesar de ser un asunto tan importante.

Y no es para menos, cuando se estima que son alrededor de 145 mil estudiantes los que han estado por un mes sin recibir su educación.

 

Lo peor de todo es que ya está por concluir el presente ciclo escolar.

 

Y si las cosas siguen igual, se corre el riesgo de que ningún alumno de primaria o secundaria recibirá su certificado correspondiente.

 

Pero eso parece que no tiene gran importancia para los maestros, aun cuando se trate de algo tan importante.

 

En efecto, el 19 de julio marca el inicio de la temporada vacacional por el fin del ciclo escolar 2023-2024, la cual durará cinco semanas antes del regreso a clases, que será el lunes 26 de agosto.

 

Sin embargo, hay que destacar que las clases en esta ocasión concluirán el 16 de julio debido a que los profesores participarán en un taller intensivo de formación continua.

 

Es por eso la gran incertidumbre de los padres de familia, que con el inicio de un nuevo ciclo escolar la expectativa de progreso educativo para sus niños que este año deberán pasar a niveles superiores, como primaria, secundaria y preparatoria, se vea empañada por la falta de clases.

 

Y por supuesto que su preocupación e incertidumbre crece, al pensar que el conflicto no se resuelva.

Y lo peor que los afectados no son solo los alumnos, sino también la pareja de padre de familia que ambos tienen necesidad de trabajar y quienes dejaban a sus niños en la escuela.

 

Frente a esta difícil situación, algunas familias han optado por buscar alternativas temporales, como clases particulares.

 

Sin embargo, no todas las familias están en posibilidades de hacerlo, porque no cuentan con los recursos para ello. Pero eso parece importarles un comino a los maestros.

 

Por todo lo anterior, reitero: es un grupúsculo quienes no quieren solucionar el conflicto. Como también reitero que ahí existe un trasfondo político, porque los de hoy, son tiempos electorales.

 

En síntesis, es mas fuerte la postura recalcitrante de unos cuantos.

 

Y se observa más débil la voluntad de quienes están de acuerdo con la propuesta gubernamental.

Muy a pesar de considerarse viable para solucionar el conflicto.

 

Aquí, vale decirlo, se marca una gran diferencia, con el liderazgo en el Sindicato Estatal de Burócratas que dirige Marco Antonio Cota Aguilar.

 

Porque él, en común acuerdo con Delegados Sindicales, Seccionales y la base misma, antepusieron la razón y la voluntad para solucionar.

 

Con esto, evitaron conflictos y paros que impactan gravemente en la ciudadanía en general.

 

Cosa que los liderazgos de los maestros no han querido hacer.

 

En efecto, Marco Antonio Cota Aguilar, logró una negociación contractual con firma de minuta de acuerdo retroactiva, con beneficios para todos los trabajadores.

 

Lo que por supuesto, habla bien de un verdadero líder.

 

Cuestión de tiempo.