Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es martes, 5 de marzo de 2024

Buenos días, B.C.S.

• Algunos pensamientos con bases reales, propias y de la vida en general; ejemplos vívidos y vividos. En el baúl de mis recuerdos encontré un especial soporte literario.


 

A manera de darle un soporte universal a los temas literarios como la poesía, los pensamientos, frases y refranes, etc. y en función del “ser y no ser” de una persona y su conducción, aquí y ahora de este baúl “rescaté” una serie de pensamientos, también algo de poesía y anotaciones varias muy propias.

 

Así entonces hoy los pondré en sólo partes y fragmentos de nuestro pensar y sentir de esos tiempos (que algunos persisten todavía). Entro pues con esto…Hacer poesía es de hombres y mujeres de fe, y lo digo así porque hay quienes piensan que es de “gente cursi”, de “hombrecitos delicados”, etc., y no, la misma historia nos dice del hombre que independiente o conjuntamente con su accionar y su rol y estatus (luchadores sociales, políticos, guerreros, líderes, etc.) se refugiaban en su espíritu poético y de esto hay múltiples ejemplos internacionales, nacionales y locales, que sin ser precisamente poetas de oficio, hicieron poesía, nadamás por citar algunos pudiéramos decir de Mao Tse Tung, Abraham Lincoln, José Martí, Adolfo López Mateos, José López Portillo, Luis Donaldo Colosio Murrieta, etc.

 

Pues bien, ahora un servidor les entrega este tan especial pensamiento poético, que pudiera ser el tercero de “los grandes” (para mí) en cuanto a que, independientemente de más de cien que he hecho (sólo unos cuantos publicados), considero que estos los hice con más tiempo y conciencia, con mucha mayor reflexión, de análisis y/o de sentimiento. El primero fue filosófico, de la vida, vivencias propias y ajenas, que por cierto por ahí circulan varias fotocopias, y que titulé “SEGUIR DE FRENTE” (1998 La revista Compás la publicó en dos ocasiones), el otro fue de corte Filosófico-Político-Social, que más bien era como una oda satírica que titulé “EL FIESTON” (1999) también publicada en la Revista Compás; y el de hoy, concluido este 15 de enero de 2001, que aunque lo considero filosófico, contiene elementos amorosos y de sentimientos muy personales que aquí lo pondré a su consideración:

 

·         ASÍ INICIÉ ESTE POEMA MUY PERSONAL; VA SÓLO EN FRAGMENTO, QUE YA DESPUÉS EL RESTO…

Hay cosas que no se pueden decir en la vida en mucho tiempo…/ se puede hacer oración aun en silencio, y hoy es el tiempo otoñal para decirlo/ ¿Por qué callar tu verdad, tu realidad…y la de ella?/ Porque no sería justo que el ser (o no ser) sea nomás de uno si es mi verdad, es mi justicia ¿por qué callarla?/

 

Así es que digo…tú me hiciste hombre, mujer, gracias a ti soy hombre…/no un pelele, no un mediocre, no un perdido, porque tú me forjaste, me impulsaste…sin querer. (Es bien extenso, ya lo verán despues).

 

* También voy a colocar éste más reciente que es de otro corte y temática. VA…

 

*Cuando siento que se me acorta el día al vivir la mañana luminosa desde su amanecer/ cuando me da su luz un sereno bienestar, una claridad en mi pensar, de ser y estar/ y así mi esencia vívida y vivida se acorta luminosa hasta que mi farol soleado se va apagando cuando se pone el sol al terminar la tarde, una tarde opaca y hasta oscura ya sin luz…/ y ahí es cuando me invade la tristeza y el corazón protesta y el cerebro resiste confundido/ hasta que cae la noche cuando a veces en el reposar y dormir sueño con volver a soñar…con placenteras vivencias como las de una mañana, pero es de noche…otra noche sin estrellas…de esas de oscuras amarguras que el subconsciente despierta para borrar a la conciencia/ Así mis soledades de estos días hacen que exploten las angustias por las noches/ y mi cerebro las va tejiendo hasta hacerlas pesadillas a veces light a veces borrascosas./

Así van ahora los días y las noches de mi vivir con buenos días por las mañanas…y malas tardes que sofocan mi alma, más esas noches soñadoras, pero también de pesares…/ En fin, que todo esto que vieron en mis versos no hay causa que me juzgue de culpable y ni ustedes tampoco mis hermanos, hermanos de raza y especie, de alegría y dolor/ que al fin y al cabo el causante de todo este mal en el planeta es el miedo y el pánico que enferma con el Coronavirus!, que infunde el hombre malo en el humano, con ese virus que vino del averno!!. (publicado 25-agosto-22).

 

·         AHORA VA ÉSTE, YA COMO COMENTARIO DE MÁS ACTUALIDAD EN ESTE MES DE SEPTIEMBRE

Miren. recordarán ustedes- los que me han leído- que cada tanto tiempo según las circunstancias que hubiere, he manejado específicos conceptos en función de estos especiales sentimientos: LOS CELOS Y LA ENVIDIA, un sentimiento y conducta que tanto daño causan a los que teniendo sus capacidades, preparación, de análisis, luchas, etc. de y en los diversos escenarios y panoramas de la vida lo que justifican con legalidad, con verdadera razón, que tienen las pruebas de los hechos reales y acontecimientos, conducciones que se van dando en la sociedad que corresponda, con sus poderes y personas que los usufructúan, sobre todo. Sin embargo, estos celos y envidias de los que hago referencia intentan (y a veces logran) hacer que tropiecen, que fallen, y hasta sean rechazados por esa causa, siendo el que produce esos celos y envidias en contra de éstos, sobre todo contra individualidades, como a muchos nos ha pasado, eso conlleva a consecuencias. La enciclopedia dice (un párrafo): La envidia es una emoción natural de carácter social que causa malestar y que en muchas ocasiones es difícil de detectar. Se experimenta ante la existencia de un éxito, meta o situación en la vida de otra persona o por los atributos personales, etc…y así, en función de lo anterior, ofende, daña…

 

Sí, la competencia indebida, malintencionada, de los que le malcompiten al auténtico, al verdadero conocedor, aunque no sea del terreno y conocimiento de ellos, que sin tener los alcances, las capacidades, hacen la competencia sólo para hacer quedar mal, al de la evidente razón e información.

 

·         BIEN, POR AHORA SÓLO ME RESTA AÑADIR ESTO EN UN BREVE COMENTARIO.

Añadiré a este fenómeno tan humano el de que en el periodismo también suele pasar lo mismo: creer y asegurar que “yo soy mejor que aquel o aquella”, refutando, por ejemplo: ¿por qué le dieron a él el premio y a mí no? y mucho más...Sin embargo, en estas circunstancias, con los celos y la envidia se advierte que lo hacen para que tropiecen, fallen, y hasta se retire el afectado por esa causa; que quien genera esas “competencias” en contra de uno y otros, no sólo grupales, también individualidades; son hechos y situaciones que yo mismo he vivido, y no de ahora nadamás sino de tiempo atrás, y eso conlleva a consecuencias (que ya las describí en otra entrega con variados ejemplos). Buenos días.