Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es lunes, 22 de abril de 2024

En privado

Centro Histórico, indolencia.




Fue desde hace poco más de 20 años, luego de la venta de espacios del antiguo Aeropuerto de La Paz, --lo que después habríamos de llamar la ex pista aérea--, y tras la construcción ahí de grandes empresas, cuando el boom comercial empezó a detonar hacia el sur de la ciudad.


A partir de entonces, muchos comerciantes locales, y sobre todo en su gran mayoría foráneos, voltearon su mirada hacia allá, y sin más, dejaron en el completo olvido el Centro Histórico de La Paz.


Entonces inició la marginación y el descuido de los ya tradicionales comercios instalados en la Francisco I. Madero, en la 16 de Septiembre, en la Independencia, en la Revolución, en la Aquiles Serdán, en la Melchor Ocampo, Etc.


Y en efecto, los grandes consorcios con nombres rimbombantes como sears, citys clubes y liverpules, entre otros, arrasaron con la escasa clientela en base a sus incuestionables spots publicitarios y más que nada una clara e infranqueable competencia frente a los pequeños.


Ya después, para darles el tiro de gracia, vendrían a asentarse los oxxos, que como moscas a la miel se instalaron por todos lados, desplazando así a las pocas misceláneas o tendajones de cuyas escasas ganancias se mantenían algunas de las familias sudcalifornianas.


Lo peor fue que ningún gobernante se preocupó entonces por lo que ocurría, ni mucho menos por sus coterráneos.


Ninguno volvió su mirada ni al Centro Histórico, ni a los minisupers, mientras las familias de todos esos pequeños comercios aguantaron estoicamente los golpes que a sus estómagos les propinaban.


Y el calvario se hizo eterno, y el dolor insoportable para los cientos de pequeños comerciantes de toda La Paz.


Sin embargo, hoy, da gusto saber que al frente de los destinos de Baja California Sur hay alguien como Víctor Castro Cosió que denota preocupación y que al conocer estas desgracias, ha volteado sus ojos al Centro Histórico de La Paz, y sobre todo que ha demostrado interés en hacer algo por lograr detonar ese lugar tradicional.


No es para menos porque, qué desgracia que en la mayoría de esas calles mencionadas del centro, hoy por hoy en medio de la porquería y el grafiti, se ostenten letreros fantasmales de “se vende”, o “se renta”, cuando anteriormente muchos deseaban tomar posesión de esos lugares.


Y qué desgracia que la falta de voluntad empresarios, y el desinterés de ex gobernantes, haya convertido esos espacios en nidos de ratas y cucarachas, y que brinden la oportunidad para que la delincuencia haga de las suyas y se desplace impunemente.


¿Qué hacen falta inversionistas que le quieran entrar y enfrentar los desafíos que esto representa? Bueno, tal vez tenga razón la alcaldesa de La Paz, Milena Quiroga Romero.


Pero en un afán de despertar mayor interés, a la par debieran brindar mayores incentivos para los comerciantes en pequeño.


A la par, es necesario la modernización de las vías circunvecinas, con iluminación adecuada, embanquetado, y por sobre todas las cosas que por un tiempo determinado haya incentivos en cobros de impuestos hasta en tanto los comerciantes logren despuntar.


Ahora bien, a Juan Carlos Esqueda Hampl, presidente de la Canaco, le asiste la razón cuando advierte que hay muchos locales con rentas impagables por parte de pequeñas y medianas empresas, frente a muchos empresarios interesados.


Por otro lado a Lorena Hinojosa Oliva, presidenta de la Canirac, también le asiste la razón cuando asegura que todo en su conjunto ha provocado una terrible parálisis económica.


De ahí la importancia, dicen, de sumar esfuerzos en conjunto gobierno, sociedad e iniciativa privada para sacar del estancamiento al Centro Histórico de La Paz.


Y ambos, justamente acusan la existencia allí, en el Centro Histórico, de abandono, obscuridad, falta de seguridad, suciedad, falta de reforzamiento de la infraestructura, Etc.


Así, por su parte, el gobernador del estado Víctor Castro Cosió, con la verdad en sus palabras, dice que para salir del ostracismo en que se encuentra el Centro Histórico, requiere por sobre todo, inversión.


Es muy cierto, para que salga de esa parálisis y lograr detonar la economía suficiente, se hacen necesarias muchas cosas, desde voluntad y deseos, hasta dedicación y empeño.


Y es que allí, en el Centro Histórico de La Paz, por culpa e irresponsabilidad de todos, desde hace muchos años, ha permeado la indolencia, la dejadez, la desprotección, la apatía, la pereza, la negligencia.


Pero en síntesis, que bien que hoy Víctor Castro Cosió desde esa gran responsabilidad que ahora ostenta, demuestre y deje en claro que le importa lo que está pasando especialmente en nuestro Centro Histórico.


Y qué bien que se preocupe por buscar una solución adecuada y que tanta falta nos hace.


Porque no hay que olvidar que al lograr esos objetivos no solamente se estaría reactivando la economía del estado, sino que con ello de paso se estaría fortaleciendo la industria turística que es también importante.


Luego entonces, si se alcanzan los objetivos deseados, al final de cuentas todos saldríamos ganando.


En fin, ojalá que en base a la buena disposición del Ejecutivo Estatal Víctor Castro Cosió, la participación de empresarios y la intervención de la sociedad en general, en corto tiempo podamos volver a ver el nuevo resplandor de nuestro Centro Histórico.


Porque ese es el deseo de todos los sudcalifornianos.


Cuestión de tiempo.