Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es miercoles, 1 de febrero de 2023

Realidad de BCS

Las cuentas alegres de Milena Quiroga a cien días de la administración paceña. Presa fácil del autoengaño la alcaldesa por orgullo y soberbia. Aún atrasados los servicios públicos municipales que se suman a una pésima labor de comunicación a la población.




La presidenta municipal de La Paz, Milena Quiroga Romero realizó un evento con motivo de sus primeros cien días de gobierno en La Paz. Cuentas alegres y buenos deseos, fue la característica principal.


Por supuesto no se tocó lo referente al reciente incremento a las tarifas de agua ni tampoco al impuesto predial.


Obviamente para Milena Quiroga, estos temas debieran ser procesados y aceptados en automático por la población.


Pero la realidad es muy diferente.


No basta solo con los buenos deseos de la alcaldesa para que la comunidad acepte sin reclamar el tener que pagar más por estos servicios.


Dese luego que tampoco se puede cantar victoria sobre el otorgamiento de los servicios públicos paceños.


Pero para la presidenta municipal, esto parece no preocuparle y se va sin filtros, así sin la menor prudencia política posible.


Como ya lo hemos señalado, la presidenta municipal paceña requiere de una buena asesoría, aunque esta no serviría de nada si se empeña en no escuchar y montarse en una postura de soberbia que más temprano que tarde le hará crisis.


Con fama de ingobernable y caprichosa, la alcaldesa pintó en su mini informe a un municipio que está aún muy lejos de resolver sus principales problemas de agua potable, recolección de basura alumbrado público y por supuesto de seguridad pública.


Por supuesto que tiene una ventaja que puede aprovechar muy bien el ayuntamiento, que es el apoyo de las autoridades estatales.


Pero es muy claro que en la forma de hacer las cosas es donde está uno de los principales problemas de la munícipe paceña.


Vale decir, como también lo hemos comentado con anterioridad, que el éxito de los proyectos políticos en gran medida depende del resultado que se obtenga de los servicios que proporcionan los ayuntamientos.


Obviamente esto no parece preocuparle a Milena Quiroga que según se ha especulado pretende en el 2024 aspirar a ser abanderada de su partido Morena a la candidatura por una senaduría.


Habrá que hacer balances objetivos y certeros antes de que se promuevan tempraneras aspiraciones políticas.


Primero se tendrá que cumplir a los paceños con la expectativa generada en las pasadas campañas.


Cumplir, por ejemplo, con una política de comunicación ciudadana efectiva que le permita a la población saber y conocer con certeza qué se está haciendo en el ayuntamiento.


Desde luego se requiere mejorar la calidad de algunos funcionarios que aún no entienden que ya es tiempo de responder a la comunidad con hecho y no solo con discursos.


Históricamente desde el municipio de La Paz, no solo se han alcanzado con éxito candidaturas a la gubernatura y otras representaciones populares, pero para ello en este momento aún falta mucho a Milena Quiroga para estar en el nivel de aceptación ciudadana mediante el cual se pueda aspirar a escalar a otras posiciones.


Claro que apenas son cien días de trabajo y es posible que las cosas mejoren, pero primero tendrá Quiroga Romero que darse cuenta de la verdadera posición en que se encuentra ante la comunidad.


La soberbia y el orgullo mal encausados suelen provocar el caer con facilidad en el autoengaño.


Esperemos que Milena Quiroga salga de esa trampa que generan las cuentas alegres antes de que sea demasiado tarde y la población pague los platos rotos.


¿No le parece así amable lector?