Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es jueves, 1 de diciembre de 2022

Gran tribuna

Comparto un pasaje en la historia reciente de Bahía Tortugas para mi amigo Marco Antonio Núñez Rosas: Sabor a pueblo. El Betillo fue el patriarca de esa importante comunidad pesquera del Pacífico Norte. Conversaciones con el diablo.




Un buen discurso político tiene que complementarse con un buen taco para festejarlo. Así se entendía aquí en Sudcalifornia del ayer. Esos tiempos idos del Partido político predominante. (PRI)

Hoy extraigo de la memoria un pasaje inolvidable de 1990 en el cierre de campaña de un extraordinario alcalde de uno de los municipios más grandes del país como es Mulegé. Fue Jesús Murillo Aguilar. Y Bahía Tortugas el lugar donde el hecho sucedió.


Tarde de política. Y discursos y acuerdos, adhesiones y apapachos.


En la plaza pública de este hermoso lugar juntos pescadores con sus líderes al frente. Fuerzas vivas. Y el poder estatal: presente como invitado de honor, don Víctor Liceaga Ruibal. Un templete extenso. Al centro la tribuna, banderolas tricolores por doquier y mantas anunciando los apoyos a los candidatos. Empiezan los discursos. Y cierra Jesús Murillo, candidato a la alcaldía. Oratoria fina y no se diga su voz, que le da la fama.


  • El Betillo fue el patriarca de esa importante comunidad pesquera del Pacífico Norte.

Cerca de él está el patriarca del pueblo Betillo García Cota. Ya trae entre pecho y espalda varías copitas para escuchar mejor los discursos. Y feliz por la presencia de su amigo de toda la vida Don Víctor.


Atrás del escenario está una tarima. Ahí se montan medios tambos de 200 litros rebosantes de suculenta y más olorosa barbacoa. Y sigue la fiesta y los aplausos, porras y de ánimos encendidos. Al final, Betillo se emociona y trastabilla y cae de nalgas en medio del tanque de la barbacoa. Y ahí está sumergido y soportando los calores y dolor en las pompis. Hasta que lo auxilian los compañeritos de Partido. Lo levantan entre todos. “Ahí me llevaban y yo iba destilando manteca y tirando chiles verdes, tomates y cebollas” comentaba después el gran “Betillo”.


Después de este “Detalle” brota la polémica “ Que hacer con la barbacoa? ¿Tirarla? ¿Reducir las raciones? ¿Suprimir el fiestón? ¿Qué hacer? Y de pronto habla la autoridad partidista en voz del líder municipal Marcó Antonio Núñez Rosas “Sírvase así. No pasó nada. No creo que esa sambullida, del Betillo afecte el sabor” Y a comer.


Recuerdo eterno de esa cena. Un encuentro de tantos que se dieron en aquellas décadas de paz, armonía y convivencia y concordia donde la política todavía se aderezaba con algo más que palabras. Hacia el infinito un saludo al gran Betillo y a Don Víctor.


  • Conversaciones con el diablo

Con el objetivo de lograr acuerdos sustanciales en beneficio de la población, el alcalde de Los Cabos Oscar Leggs Castro, recibió en el Palacio Municipal a una comitiva representativa de la CANACO Servitur, encabezada por su presidente Gustavo Rubio Castro, para tratar temas inherentes a la administración pública y, en específico, relacionados con ciertas constantes que hacen aún más difícil el comercio en Los Cabos con la pandemia de COVID-19.


Tras plantearse varios puntos en el orden de la reunión, el presidente municipal hizo énfasis en la tarea que realizan desde el Gobierno de Los Cabos para abatir rezagos, irresponsabilidades y hasta corrupción que termina afectando a ambas partes, y que derivado de usos y costumbres es necesario entablar acuerdos que beneficien a la población como: eliminar requisitos burocráticos, colaborar con la Dirección General de Servicios Públicos y concretar un proyecto que, -desde 2020-, plantea evitar más accidentes y decesos sobre la carretera Transpeninsular…


Ayer fue un excelente día para mí. Llega a su primera década una mujer especial. Mi Zamara Praline Luna Chávez. La adoro con todo el corazón. Amor y conciencia. Y agradecimiento de un abuelo a nieta. Desde siempre le digo que cuando ya no quiera la vida que le entregue hace diez Soles nuevos, me la regrese para vivir. Ánimo mi niña. La vida sigue. Felicidades…Y con esto nos despedimos no olviden: hagan el bien y sean felices.