Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es miercoles, 30 de noviembre de 2022

Gran tribuna

Expectativa de triunfo electoral para Morena y sus aliados acelera aspiraciones para el 2024. Fricciones que para algunos son lúdicas tendrán que ser frenadas a tiempo. Primero lo primero y en ese orden toca ahora responder a la comunidad y en función de ello aspirar después a figurar en la lista de candidaturas.




Hasta ahora la expectativa de triunfo electoral para el proceso del 2022 parece favorecer a Morena y sus aliados, ello implica que para este partido el reto de conservar la unidad sea una prioridad. De ello dependerá en gran medida que pueda refrendar el triunfo obtenido en la entidad en las elecciones del año pasado.


Desde luego que para muchos esto puede ser visto como muy tempranero, pero lo cierto es que esa expectativa de triunfo electoral para el partido actualmente en el poder, es lo que ya desde ahora le mete mucha presión.


Hay presión porque muchos morenistas y sus aliados, principalmente del PT, suponen ya desde ahora que si obtienen una candidatura conllevan garantizado el triunfo electoral.


Desde luego que parece muy osado que algunos consideren que el solo hecho de obtener una candidatura es certeza de obtener el triunfo electoral, pero para complicación de las dirigencias de Morena y el PT, esta situación es una realidad.


Realidad que fricciona a quienes pretenden ya desde estas fechas figurar en el 2024.


A dos años de distancia las sutiles y no tan disimuladas confrontaciones que para algunos son lúdicas, debieran ser contenidas de algún modo antes de que la dinámica interna en estos organismos políticos se convierta en una verdadera cena de negros sin reversa.


Baja California Sur ya tiene experiencias anteriores en donde por ambiciones políticas desbordadas, la población optó por cambiar sus preferencias electorales.


En su momento lo vivieron el PRI, la coalición PRD-PT el PAN y si no hay contención a tiempo, el mismo riesgo corren Morena y sus aliados.


Por supuesto que hay mucho tiempo para corregir esta situación que quizás como nunca antes pone en el escaparate político de manera muy temprana el tema de las futuras elecciones.


La comunidad en general aún está en la disposición de esperar que haya resultados sobre la labor de los nuevos representantes populares, sobre todo a nivel municipal.


Así que mientras que Morena y sus aliados seguramente se concentrarán en fortalecer la unidad de su proyecto político, el resto de los partidos estarán al pendiente de capitalizar posibles errores para generar una mejor calificación electoral de la población que la registrada en las elecciones de junio del 2021.


Ya veremos cómo se desenvuelven la dirigencia morenista encabezada por Guillermo Guzmán Cota y sus coaligados, primero para demostrar a la población que no se equivocó al votar sus propuestas y segundo para conservar la unidad necesaria para que no se adelanten los tiempos y con ello las fricciones que pueden generar fracturas de adversas consecuencias electorales.


Empieza apenas el 2022 y es evidente que la prioridad es demostrar que existe capacidad para responder a los compromisos creados con la comunidad antes de orientar las baterías para el proceso del 2024.


Primero lo primero y en ese orden toca ahora responder a la comunidad y en función de ello aspirar después a figurar en la lista de candidaturas de las próximas elecciones.


Obviamente esto también vale para todos los organismos políticos que cuentan con representaciones populares adquiridas como resultado de las elecciones de junio pasado.


¿No le parece así amable lector?