Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es domingo, 3 de julio de 2022

En privado

INE vs Revocación de Mandato



Entre el Instituto Estatal Electoral, vía su Consejero Presidente Lorenzo Córdova, y la Revocación de Mandato vía el Presidente de México Andrés Manuel López Obrador, se esconde un puñado de añejos enconos y nefastas terquedades, todo lo cual para el pueblo, solo está sumando funestas consecuencias económicas.


Y para descubrir el fondo de lo anterior, basta saber algunas cosas: que el INE, muy a pesar de que presumiblemente se apega a los principios de economía y transparencia establecidos en el artículo 134 constitucional, está acostumbrado a gozar de privilegios al realizar gastos extravagantes en su alta burocracia. Es decir en el INE aún persisten gastos excesivos en vales para comida, viajes, autos y comités. Gastos que pueden evitarse.


Mientras que, por su parte, Andrés Manuel López Obrador, se ha empecinado en que se lleve a cabo un innecesario proceso de revocación de mandato que nos costará 3 mil 830 millones de pesos. Gasto que puede evitarse.


Lo cierto es que se ha desatado una guerra fría, no solamente entre Lorenzo Córdova y AMLO, sino entre Morena y los partidos de oposición que saben que una consulta popular de esta naturaleza encierra ventajismo y oportunismo.


¿Por qué? Simplemente porque la ignorancia se encargaría de obligar a millones de electores a votar por todos los candidatos de Morena, lo que se convertiría nuevamente en aquella bola de nieve que ocurrió en el 2018. Y que es precisamente lo que quiere el presidente y los morenistas. Y que es lo que rechazan los opositores.


En efecto, muchos están de acuerdo con AMLO cuando afirma que el Instituto Nacional Electoral es un “aparato costosísimo”. Y en base a ello lucha por su desaparición. Sin embargo, pese a todo, una institución como esa es sinónimo y garante de soberanía, democracia, igualdad, tolerancia, respeto, equidad de género, Etc.


Por eso y derivado de esa fría guerra que ha se ha tornado viral entre los dos presidentes, uno el de la república mexicana, y el otro el del Instituto Nacional Electoral, he sido reiterativo en que es digna de un profundo análisis que nos abre la posibilidad de varias lecturas donde el único perdedor es el pueblo.


Y es que conservar su gallinita de oro, es la principal lucha de Lorenzo Córdova. Mientras la de AMLO, es conservar el poder al esclarecerse el mapa electoral de México en cuanto a la presidencia del país en el 2024.


A saber, y en contra de Lorenzo Córdova, hay otras expresiones que también brotaron de labios del presidente de México: “el INE nunca garantizó elecciones libres en México”. Y que: “es el aparato de organización de elecciones más caro del mundo y nunca garantizaron elecciones limpias y libres, triunfamos porque fue una ola, era imposible de hacer un fraude pero en las anteriores elecciones lo permitió el INE”, son palabras que se las dejo para su amplio criterio, mi lector.


Pero en contra de AMLO, también están el hecho de que por instrucciones de él, y tal como lo dijo textualmente poco a poco se revisa y analiza la desaparición de diversos organismos autónomos. Y repito, aquí está lo más preocupante. Porque hechos como estos hacen que se acorte el camino a la tiranía.


Y lo anterior no tiene nada de raro toda vez que desde el inicio de su administración, AMLO se ha pronunciado en contra de varios organismos autónomos reguladores, pues asegura que solo fueron creados para despilfarrar el dinero público. Pero lo más lamentable es que en días recientes, su discurso en este sentido se ha endurecido.


Y es preocupante porque entre los organismos autónomos están también el Banco de México; el INEGI; la Comisión Reguladora de Energía; la Comisión Nacional de Hidrocarburos, el Instituto de Transparencia, Información Pública y Protección de Datos Personales y la CNDH. Mención especial merece el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación. Cuyo organismo fue el primero en recibir golpes en febrero de 2019, pues el proyecto del nuevo gobierno es sustituir al INEE con el Centro Nacional de Revalorización del Magisterio y Mejora Continua de la Educación.


Claro que el principal dato en contra de AMLO, --de acuerdo a varias opiniones-- es que quiere tener el control del Instituto Nacional Electoral (INE), y que es algo que por su parte, intenta impedir a toda costa el actual presidente consejero de ese instituto, Lorenzo Córdova.


Lo cierto es que los encontronazos entre Córdova Vianello y AMLO que no son nuevos, han marcado pros y contra a la par, es decir 50 y 50 por ciento. Y cuando digo que la mitad es a favor de uno y del otro, es porque en el caso de Lorenzo Córdova, otro puntos en contra es el dineral que se destina para casa proceso electoral, y si hacemos cuentas nada menos en los últimos seis años, para la operación del INE se han destinado más de 100 mil millones de pesos.


Por tanto, los puntos en contra de Córdova son también muchos, pues se recuerda cuando en 2016, estaba terco en tener un nuevo edificio, el cual costaría nada más y nada menos que mil millones de pesos. En ese tiempo las criticas subieron de tono cuando se afirmó que era una obra Faraónica, de dos torres de 14 pisos, huertos en las azoteas, canchas deportivas, planta de tratamiento de aguas residuales, controles de accesos automatizados con lectores biométricos y chapas electromagnéticas, estacionamiento subterráneo. Y lo peor fue que también se proyectaba la construcción de una ciclopista interna, además de una Plaza para eventos diversos. Pero al final de cuentas la obra fue suspendida.


En síntesis, hay apuestas encontradas, lo mismo que discrepancias, en donde lamentablemente no ha cabido la prudencia.


Lo anterior es preocupante porque ya prácticamente estamos de cara a las elecciones presidenciales del 2024, y porque con este tipo de acciones, el camino a la democracia lo vemos mucho más largo, difícil y angustioso.


Todo ello mientras el pueblo se debate entre una terrible crisis y una cruel pandemia.


Cuestión de tiempo.