Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es domingo, 3 de julio de 2022

En privado

Derecho de Pernada




A menos que las y los diputados defensores de la 4T me digan lo contrario, he observado que la opacidad y la impunidad ya empiezan a construir sus nidos en la cúpula de  lo que debiera ser la sede esperanzadora del pueblo, lo mismo que de la autoridad, de la libertad y la soberanía. 


Y Ojalá esa sede –como lo fue antaño-- no se convierta en el nido de un nuevo y nocivo grupúsculo de aprovechados dispuestos a jugar con los sentimientos de un pueblo. Un pueblo al que, desde sus escondrijos camaleónicos siempre le han dado la categoría de ignorante y que le otorgan validez solamente los domingos electorales.


Y es que, hoy por hoy pareciera que a este nuevo grupo  muy poco le ha importado el dolor, el hambre, y las lágrimas del pueblo. Y mucho menos el pudor, la ética y la  moralidad.


Lo digo exclusivamente por las acusaciones de abusos sexuales que han ocurrido y en donde casual y curiosamente se han visto inmiscuidos un par de diputados locales nada menos que de Morena.


Y para ilustrar lo anterior solamente le citaré estos dos casos, es decir, omitiré lo ocurrido a nivel nacional durante la mayor parte de la 64 Legislatura, en donde el nombre del diputado federal Benjamín Saúl Huerta Corona  fue foco de atención y protagonista de encabezados en los medios de comunicación.


Así es. Como ya es del dominio público, en abril de 2021 la supervisora de zona de las secundarias técnicas en La Paz, Argentina Salomé Flores Soto, acudió a una sesión pública ordinaria del Congreso del Estado para señalar al diputado por Morena, Esteban Ojeda Ramírez, como un abusador sexual.


“Esteban Ojeda, también fue mi maestro en secundaria. Y hoy creo, sin lugar a dudas, que ese que fue mi maestro y que le estoy hablando aquí de frente siempre fue un degenerado. Porque sí, así se portó con las mujeres y son muchísimas las que confiaron en mí, para darme puros argumentos de por qué usted es un violador”, externó la mujer y denunció que Ojeda Ramírez  violentó sexualmente a muchas mujeres de la zona 4, lugar en el que ella labora.


“Muchas mujeres de mi zona escolar me piden que no le permita ya nunca más la entrada a las escuelas, porque esa basura, ese degenerado, se aprovechaba de intendentes, de secretarias, de mis compañeras  vulnerables en ese momento, para pedirles sexo”, dijo desde el estrado, tras dejar en claro que su denuncia no estaba motivada por algún interés político.


Después, en octubre de este mismo año, la exregidora del ayuntamiento de Los Cabos, Ana Georgina Roldan interpondría una denuncia por abuso sexual en contra del diputado del XVI distrito local electoral Juan Pérez Cayetano. 


Y qué desgracia que en el caso concreto de Esteban Ojeda, --hoy exdiputado-- sus compañeras y compañeros de ese entonces optaron por excavar un hoyo en la Rotonda de los Hombres Ilustres para allí depositar el caso, y cubrirlo con tierra. 


Mientras el otro caso, el de Juan Pérez Cayetano, --diputado en funciones-- para tranquilidad de la demandante, ha trascendido que a raíz de ello, la PGJE inició la integración de la carpeta LPZ/6406/2021/NUC, la cual quedó a cargo de la Unidad de Tramitación Masiva de Casos Sexuales, informándose además que al mismo tiempo la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California Sur afirmó que se investiga al diputado de la XVI Legislatura al Congreso local, el morenista Pérez Cayetano, por su presunta responsabilidad en un delito de abuso sexual. 


Otro dato esperanzador para la denunciante y que respalda este caso es lo expresado por el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso, José María Avilés Castro, quien afirmó que derivado de las denuncias que pesan en contra del legislador de la 4T, por abuso sexual, por lesiones y amenazas de muerte hacia una mujer, no habrá algún tipo de seguridad especial para proteger al legislador ante la posibilidad de que pueda ser agredido por parte de grupos feministas.


Es en base a casos turbios como estos que a través de tantos y tantos años que me he dedicado a escribir sobre política, he reiterado que  la política como tal no es nociva. Sino que son los actores políticos quienes orquestan las corruptelas y la malignidad.


Es decir, nunca podré comprender esa manera tan ruin, perversa e hipócrita de conducirse, por el único afán de alcanzar el poder, mientras el pueblo se queda con la boca abierta, el estómago vacío y sumido en la injusticia.


Y he dicho que  no se pueden premiar los fracasos ni defender lo indefendible. Y que por el contrario se deben castigar, porque es lamentable saber que metidos en lo más profundo de obscuros recovecos, el primer lugar lo ocupan los intereses políticos y en segundo plano quedan los intereses de un pueblo.


Como muy lamentable también es saber que la desvergüenza y la deshonestidad sigan permeando en el congreso del estado mientras que, como hambrientas sanguijuelas, esos mal llamados representantes populares, se mofan del pueblo. 


Entonces no me cabe duda que en ese toma y daca,  la vacilada, lo mismo que las perversidades han ocupado el valioso tiempo que los diputados debieran dedicar para satisfacer las demandas más urgentes del pueblo a través de reformas o promulgación de leyes, que para eso están allí.


Es decir que no se conviertan en tapaderas de pillerías, impunidades y sinvergüenzadas como lo hicieron los anteriores quienes cínicamente al interior de esa soberanía cometieron desaseos, y deshonestidad, traspasando los muros del congreso y abriendo un gran boquete a la crisis de credibilidad  para dar paso a la desconfianza. 


Por tanto, yo pregunto: ¿por qué no se procede? ¿Por qué no se castiga a quienes han cometido esos crímenes…?


Y es que, hablando de tapaderas, tras las acusaciones de la supervisora Argentina Salomé Flores Soto, la primera defensa de Esteban Ojeda la tuvo de la entonces presidenta de la Mesa Directiva del Congreso, la diputada de Morena, Sandra Guadalupe Moreno, quien solicitó que silenciaran el audio de la tribuna y sacaran del recinto a la dama.


Cuestión de tiempo