Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es miercoles, 20 de octubre de 2021

Polémica la designación de la nueva directora del Instituto de Cultura y Artes de Los Cabos

•      Ex regidora en el Cabildo de Armida Castro, madre de la segunda regidora del actual Cabildo, sin perfil artístico y cultural en su currículum, y sin ser reconocida por la comunidad artística de Los Cabos, nombraron a Irene Román directora del Instituto de la Cultura y las Artes.

Polémica la designación de la nueva directora del Instituto de Cultura y Artes de Los Cabos

San José del Cabo, Baja California Sur. Irene Román Salgado “saltó” a la vida política del municipio de Los Cabos en 2018 al haber obtenido la primera regiduría del XIII Ayuntamiento de Los Cabos de la mano de Armida Castro Guzmán, ex alcaldesa. 

Los dimes y diretes entre Castro Guzmán y Óscar Leggs Castro, en aquel entonces delegado municipal de Cabo San Lucas (CSL) y ahora alcalde de Los Cabos, sumados a la ausencia de aplicación de los preceptos de la 4T por el gobierno de Armida Castro, generaron un distanciamiento de parte de la regidora con la ex alcaldesa, duras críticas y señalamientos entre ambas, además de una cercanía más amplia entre Román Salgado y Leggs Castro. 

Durante las campañas y elecciones del 2021, miembros de Morena como Vicky Güereña Mills denunciaron nepotismo de parte de Leggs y Román por haberle dado la segunda regiduría a Irene Galindo Salgado, hija de Irene Román.

Una semana después de que el nuevo Cabildo tomó protesta, se discutió el pasado martes en sesión extraordinaria la designación de más directoras y directores municipales, entre los que saltó para muchos el nombre de Irene Román Salgado como directora del Instituto de la Cultura y las Artes de Los Cabos, no sólo por ser mamá  de la segunda regidora y el conflicto de intereses que el parentesco supone, sino porque, de acuerdo a la comunidad artística de Los Cabos y a los requisitos para el puesto, no cumple con el perfil para dicha dirección. 

Al respecto se le cuestionó al alcalde sobre la polémica, a lo que visiblemente molestó contestó que ser madre de una regidora no le quita el derecho de participar dentro de la nueva administración. 

“¿Y eso la limita a que no tenga derecho a participar? (es una pregunta, dice entrevistador) Es una respuesta”, contestó Leggs. 

La Ley Orgánica Municipal y el Reglamento de la Administración Municipal de Los Cabos establece que, para la designación de directores, la persona encargada del instituto debe tener una licenciatura, de preferencia relacionada con las artes y la cultura, así como ser una probada impulsora de la cultura en Los Cabos, algo por lo cual la ex regidora no es reconocida por la comunidad artística local, la cual es muy amplia y activa.  

Su currículum nuevamente despertó la polémica, ya que desde el año 2020 se le cuestionaba a la entonces regidora del porqué en su Declaración Patrimonial, y de posible Conflicto de Interés, en la sección “datos curriculares del servidor público” su máximo grado de estudios decía “nivel secundaria”, sin embargo, en su currículum oficial, publicado por la Dirección de Transparencia y Acceso a la información de Los Cabos, dice ser médico naturópata desde el 2010 y cursar una maestría en negocios digitales en curso. 

Diario El Independiente buscó la cédula profesional de la ahora directora del Instituto de la Cultura y las Artes de Los Cabos, ya que para obtener una maestría es necesario contar con cédula profesional, pero no aparece ante el Registro Nacional de Profesionistas, de igual manera las escuelas en las que dice haber estudiado tampoco aparecen en la web. 

Casos similares se repiten en varios perfiles de la administración, a lo que el alcalde ha repetido una y otra vez que estarán 30 días de prueba y si no cumplen con resultados se irán, por lo que la ciudadanía deberá estar atenta. 

La designación de Irene Román se llevó a cabo por mayoría, un voto en contra de Linze Rodríguez González, mientras que la regidora Sarahí Ramos Murillo, del PAN, se abstuvo de votar, así como Irene Galindo Román, a quien se le pidió que no emitiera su votó por ser familiar en línea directa.