Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es miercoles, 27 de octubre de 2021

“No basta con opinar, no basta con marchar, hay que actuar”, pide la Iglesia Católica ante movilizaciones pro vida

•      Pidieron protección a la mujer, a la vida desde el vientre y la responsabilidad de los hombres ante los embarazos.

“No basta con opinar, no basta con marchar, hay que actuar”, pide la Iglesia Católica ante movilizaciones pro vida

San José del Cabo, Baja California Sur. El pasado domingo se llevó a cabo a nivel nacional “La marcha por la mujer y la vida”, una marcha en la que diversos grupos de la sociedad, acompañados por algunos miembros de la iglesia católica, pidieron la protección de la mujer, pero también de la vida desde el vientre, esto como parte de las movilizaciones en contra del aborto.

El pasado martes 28 de septiembre se llevaron a cabo manifestaciones por el Día por la Despenalización y Legalización del Aborto, ahora tocó el turno de manifestarse en contra del aborto a diversos grupos pro vida, sin que se registraran inconvenientes de ningún tipo, partiendo desde la colonia El Zacatal hasta el arroyo de El Tule: en la caravana participaron algunos colegios católicos de la localidad.

La iglesia católica emitió un fuerte posicionamiento respecto a las manifestaciones del domingo, en el cual explicó a través de la Arquidiócesis que para lograr resultados y proteger la vida de la mujer y la vida en el vientre se debe actuar, no sólo opinar.

“La marcha por la mujer y la vida nos sacude, nos despierta de nuestra comodidad, y nos dice, de frente, que nos toca a cada uno de nosotros hacer algo por las mujeres y por la protección a la vida. No basta con opinar, no basta con marchar, hay que actuar”, esto para dejar de manifiesto que aunque las movilizaciones y marchas despiertan la conciencia social lo realmente importante es tomar acciones contundentes, aprovechando incluso las redes sociales.

La arquidiócesis hizo un llamado a los católicos, a quienes llamó “los fieles laicos en el mundo”, y les dijo que no es válido sólo dar una opinión y continuar la vida como si no les afectara en nada la realidad social: “Nuestra sociedad debe convertirse para proteger a cada mujer embarazada, cada hombre debe asumir su responsabilidad y la de la vida naciente, pues es su propio hijo quien está creciendo en el vientre de ella, y la mujer requiere del amor y de compañía del varón”, pidió la iglesia católica mexicana.