Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es miercoles, 20 de octubre de 2021

Escribir con la fuerza del cuerpo; bailarines se dan cita en el Teatro de la Danza

• Su pequeña temporada hizo coincidir en ‘Escribir con el cuerpo’, bailarines de muy alto nivel técnico, con una estructura, limpia y renovada con el gesto y su percepción, vinculados todos en un hilo conductor con la literatura

Escribir con la fuerza del cuerpo; bailarines se dan cita en el Teatro de la Danza

CIUDAD DE MÉXICO. Víctor Manuel Ruíz Becerra, director artístico de Delfos Danza Contemporánea, ha logrado junto con Claudia Lavista, cofundadora de la compañía, el equilibrio necesario para poder desarrollar una vasta producción coreográfica de vigencia intemporal y con múltiples vasos comunicantes.

Su pequeña temporada en el Teatro de la Danza del 30 de septiembre al 3 de octubre hizo coincidir en Escribir con el cuerpo, bailarines de muy alto nivel técnico, con una estructura, limpia y renovada con el gesto y su percepción, vinculados todos en un hilo conductor con la literatura.

Este hipertexto, suerte de retrospectiva de solos y duetos, creados en diversos momentos de la compañía, se figuran como emblemáticos para reconocer con sorpresa que de forma aislada no poseían tanta fuerza.

Y ese todo se potencializa. Se trata de un programa perfecto para entender cómo el arte se interrelaciona y haciéndolo adquiere un valor estético agregado.

Los bailarines, co-creadores que, con un nivel de entrenamiento altísimo, dominaron el foro, encontrando en ese espacio donde sólo con madurez y destreza el tiempo parece volar.

Con toda la técnica en sus cuerpos, los bailarines no interpretaron, como una buena parte de sus colegas un fetiche de frases una y otra vez machacadas en sesiones de entrenamiento. Al contrario, para cada obra había su propia calidad gestual y ejes dramáticos.

Por ello, fue posible tener las referencias exactas a Yukio Mishima –interpretación magistral de Johnny Millán–, Jaime Sabines, Gilberto Owen y William Shakespeare, en un orden natural y orgánico.

Si así es la literatura cuando se une a la danza, si los cuerpos se mueven por senderos extraordinarios a manera de visiones evocativas de la esencia de las palabras, todos los autores en los que se inspiró Ruíz, estarían felices de saberse tan bien entendidos.

Desde hace un tiempo, Víctor Manuel Ruíz viene empujando por nuevos derroteros y atrevimientos. Se mantiene en la vanguardia de la creación artística, que enamora bailarines y convence a legos hacia la danza contemporánea.

Escribir con el cuerpo, merecería mayor suerte que cuatro funciones empalmadas con otras agrupaciones, lo suyo está en la escala de los territorios de la primera fuerza mundial. Es una lástima que las autoridades, además de traerlos desde Mazatlán –donde radican– en condiciones un tanto precarias, no asistieran a ver lo que programaron, es un hito en el arte escénico de México.