Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es jueves, 18 de agosto de 2022

En privado

• El Día del Juicio.


Haciendo referencia a un pasaje relacionado con la Biblia, retomaré aquello que dice: “A él lo acompañarán sus demonios y sus seguidores, en un enfrentamiento llamado Armagedón, contra Dios, sus ángeles y sus discípulos. Se desconoce dónde será esta batalla, cuánto durará y la manera en que los acontecimientos se desarrollarán. Lo único cierto es que el Mal saldrá derrotado y el Bien se erigirá en nuestro planeta por un tiempo indefinido”. Aclarando ante todo  que: Armagedón, es la denominación del lugar en el que se supone que se librará la batalla entre el bien y el mal en los últimos días del mundo, según el libro bíblico del Apocalipsis. Y se emplea en ocasiones con el sentido figurado de “catástrofe o conflicto apocalíptico y devastador”,

Con  lo anterior, dejo claramente establecido que este no deja de ser uno de los acontecimientos políticos más desafiantes en la historia de nuestro país, no solo por el gran compromiso que se tiene con la democracia, sino inclusive con el estado de derecho, pues algunas de las lecturas nos reafirman que este hecho por si solo presenta algunas implicaciones de orden político que buscan explicar el carácter retador e inaudito del potencial acontecimiento.

Luego entonces, una consulta popular como la anunciada, que tiene como fin primordial contribuir a la deliberación pública, lo que por ende forma parte de una democracia pluralista como la que se vive en México y que justamente tiene su raíz en la participación ciudadana, no solo deben ser garantes de estabilidad y certidumbre, sino que –por sobre todas las cosas—deben generar resultados ya no tanto económicos, sino políticos, en ese afán de evitar, o al menos contribuir en algo para que en el futuro, ya no salpique tanta  podredumbre de las alcantarillas, lo que a los mexicanos ha causado tanto asco y hasta vómito.

¿Por qué? Porque lamentablemente ninguno de los expresidentes de los últimos tiempos, pasando por Luis Echeverría y López Portillo, han sido merecedores de un reconocimiento del pueblo por sus acciones. Por el contrario, al ser los responsables de masacres y aumento de la pobreza, han merecido el rechazo.

Por tanto, aun cuando no aplaudo del todo la determinación del actual presidente Andrés Manuel López Obrador, al menos diré que, sí  brindo mi apoyo al trasfondo de esta consulta, es decidir si se lleva o no ante la justicia a quienes tuvieron la investidura de Presidente de la República desde 1988; es decir, Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000), Vicente Fox Quezada (2000-2006), Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Pero, ¿Cuál será la pregunta central que vendrá en  la boleta? Según se sabe, contendrá una breve descripción del tema, la pregunta aprobada en la convocatoria emitida por el Congreso de la Unión, cuadros para votar “Sí” o “No”, la entidad, distrito y municipio o alcaldía donde se emite el voto, así como las firmas del presidente del consejo general del INE y de su secretario ejecutivo.

En síntesis, de manera específica, la pregunta sometida a consideración y que aparecerá en la boleta será: “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

Sin embargo, en una entrega anterior, ya escribí sobre el tema, donde dije que enn efecto, todos cometieron errores. Pero especifiqué que tres de ellos: Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, más bien fueron frívolos e inexpertos. No así Carlos Salinas de Gortari, que ocasionó la peor crisis económica al país y con ello mayor pobreza a los mexicanos, y a quien por consecuencia se le considera el más odiado de todos los ex. Y aquí hice un paréntesis para escribir que Manuel Eduardo Toscano, autor de la canción "Rata de dos patas", reveló que la figura y el resultado final de la presidencia de Salinas fue la inspiración para la letra de esa canción.

Y qué decir de Ernesto Zedillo que se convirtió en un simple títere, cuyos hilos eran movido nada menor que por Carlos Salinas.  Por tanto, el único responsable de todos los errores cometidos por Zedillo, es precisamente Carlos Salinas de Gortari.

Más adelante dije que  el más extravagante fue Vicente Fox. Y lo califiqué como un magnifico comunicador y gran vendedor. Aunque, por sus terquedades, como ejecutivo fue un fracaso. Que fue aquel que se refería a los priistas como “víboras prietas y tepocatas”, a las que aplastaría con sus botas vaqueras y sacaría de Los Pinos. El mismo que prometió que todos los mexicanos tendrían su changarro y su vochito y que nuestra economía tendría un crecimiento de 7 por ciento anual. Aquel que convirtió en una consigna el fatídico “hoy, hoy, hoy”. Fue aquel que para descalificar al candidato del PRI Francisco Labastida Ochoa lo llamó “chaparrito, mariquita y mandilón”.

Pero bueno, lo cierto es que desde hace tiempo,  a través de una consulta promovida por AMLO, donde  plantea que algunos de los ex, por fin enfrenten acusaciones de corrupción,  está cobrando fuerza, y según se observa, los primeros pasos para ser una realidad se darán justamente a partir de mañana domingo.

Vamos, los errores en política pasan facturas, Y en ocasiones muy caras. Y en cualquier  país, mucho más en el nuestro, esos errores se traducen en desesperanza, en fragmentación, en sangre. Como ha sucedido con los mencionados, donde muy por separado de la pobreza, la violencia ha sido causante de turbulencias internas y externas. Y nadie de los mencionados, incluyendo al actual,  puede lanzar la primera piedra.

Empero, debo hacer énfasis en lo más importante de estos hechos,  y que se refiere justamente a lo que todo el pueblo de México desea: resultados.

 Así es. Resultados concretos, reales, fehacientes. Porque es inadmisible que en tiempos como los actuales, a bote pronto, y si se quiere por un simple antojo, se pretendan gastar 528 millones de pesos, que justamente es la cantidad estimada para este proceso.

Y no es para menos cuando con justa razón, este ejercicio de la consulta ciudadana ha sido cuestionado por diversos sectores de la población, quienes por sobre todas las cosas han criticado severamente que se lleve a cabo en medio de una crisis sanitaria derivada de la pandemia por COVID-19.

Cuestión de tiempo.