Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es domingo, 13 de junio de 2021

Empresas, encauzadas a su modernización fiscal

• Ahora, las áreas fiscales dentro de las organizaciones empresariales tienen varios procesos que pueden beneficiarse del uso de la tecnología, sobre todo para automatizar

Empresas, encauzadas a su modernización fiscal

CIUDAD DE MÉXICO.-Las autoridades y la pandemia de covid son dos factores que están impulsando a las empresas de todos los tamaños en México a adoptar nuevas tecnologías para mejorar y optimizar sus procesos fiscales, aquellas que no emprendan este camino podrían perder competitividad y enfrentar otros retos.

De acuerdo con Gustavo Gómez, socio líder de Tax Technology de KPMG en México, tradicionalmente el área de impuestos dentro de las organizaciones estaba llena de procesos manuales y no era considerada como estratégica.

Aquí un disruptor importante son las autoridades fiscales que, a diferencia de las empresas, en los últimos años han invertido de manera importante en herramientas y tecnologías. Han vuelto sus procesos más enfocados en estadística y en aprovechar los datos que tienen de los contribuyentes para tener ciertas iniciativas enfocadas a tener más información y recaudación”, explicó al platicar con Excélsior.

Recordó que las primeras iniciativas digitales en materia fiscal en México ya tienen 16 o 17 años, por ejemplo, las primeras reglas para la factura electrónica surgieron cerca de 2004 y se implementaron formalmente en 2011.

Las empresas en México ahora no sólo se enfrentan a tener que cumplir las obligaciones implementadas por la autoridad fiscal, también deben hacerlo de forma remota, debido al distanciamiento social establecido para frenar la pandemia de covid-19.

Todas las compañías se vieron en la necesidad de empezar a reunirse de manera remota, usar más herramientas, intercambiar información y todo eso sucede gracias a la tecnología”, resaltó.

Gustavo Gómez aceptó que muchas compañías tenían resistencia para implementar tecnología en el ámbito fiscal, por ejemplo, muchos piensan que esto significará pérdida de empleos, pero la pandemia no les dejó otra opción y han tenido que cambiar esa visión. 

 Los procesos

El socio líder de Tax Technology de KPMG en México detalló que las áreas fiscales dentro de las organizaciones empresariales tienen varios procesos que pueden beneficiarse del uso de la tecnología, sobre todo para automatizar.

Por ejemplo, la autoridad fiscal tiene un proceso llamado Lista del Artículo 69 del Código Fiscal de la Federación, que es una lista de contribuyentes ya identificados en actividades no válidas o ilegales con los cuales que se pide no hacer operaciones.

En caso de realizar alguna operación con estos, se corre el riesgo de tener los sellos digitales cancelados y, por lo tanto, no poder emitir comprobantes fiscales digitales.

Si no tienes una herramienta que digitalmente esté revisando esa información diariamente, entonces alguien del equipo tendrá que monitorear esa lista”, detalló. 

También se pueden usar diferentes tecnologías para conciliar los ingresos y gastos con las facturas electrónicas o, bien, identificar todas las operaciones que no se cobraron en una sola exhibición con el comprobante fiscal digital de complemento de pago y emparejar esto con los movimientos en los estados de cuenta bancarios de la empresa.

Gómez comentó que en las compañías siempre se había llevado a cabo la administración de impuestos con herramientas básicas y gente haciéndolo todo manual, pero llegó el día en que esto ya no es suficiente.

Después de todo, las empresas sin importar su tamaño ahora requieren la automatización de descarga de información, la extracción y gestión de datos que se transforme en información valiosa, la visualización de datos e indicadores fiscales y robóticos para la optimización de procesos repetitivos.

 Avanzar o morir

Gustavo Gómez consideró que la implementación tecnológica en el área fiscal de las compañías es una tendencia que llegó para quedarse.

Los próximos años marcarán una brecha importante entre aquellas empresas que se adapten a los cambios y necesidades del negocio y su administración en materia de tecnología, procesos y mejores prácticas, y aquellas que no incorporen las herramientas requeridas para ser más eficientes y evolucionar”, aseguró.