Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es viernes, 14 de mayo de 2021

Permisionarios de tiburón ballena se pronuncian contra megacruceros en La Paz

Está en peligro la calidad ambiental que permite la presencia de tiburón ballena en la localidad: permisionario.

Permisionarios de tiburón ballena se pronuncian contra megacruceros en La Paz

La Paz, Baja California Sur. El Comité Representante de Permisionarios Turísticos del Tiburón Ballena en la Bahía de La Paz, se pronunció contra la problemática de los megacruceros fondeados en su área de trabajo.


Nezahualpilli Tovar, representante de dicho comité, compartió con Diario El Independiente un pronunciamiento donde plantean que la industria turística de cruceros ha aumentado hasta en un 50 por ciento sus operaciones en el mundo, lo cual tiene problemas asociados en todos los puertos donde fondean, ya que se han documentado incidentes como derrame de combustibles, vertimientos de basura, colisión con arrecifes, entre otros.


“El creciente problema de la pandemia ha llevado a que algunos países empiecen a introducir normativas nuevas que intentan frenar su impacto y regular sus actividades en territorios marítimo”, afirmó Nezahualpilli Tovar.


Con la suspensión de sus actividades, el principal problema de estas megaembarcaciones es simplemente encontrar un lugar adecuado para estacionarlo, ello debido a que no hay suficiente espacio en los puertos para que cada uno de los cruceros atraquen a la vez. El líder de los permisionarios que se dedican a la observación del Tiburón Ballena en la bahía donde se hallan estos seis megacruceros, afirmó que se conoce que, por su diseño, los megacruceros no deben estar detenidos en un solo lugar por mucho tiempo.


Permisionarios de tiburón ballena se pronuncian contra megacruceros en La Paz


“Son grandes piezas de maquinaria y acero que necesitan mantenimiento, monitoreo y trabajo preventivo continuo”, apuntó. “Los cruceros tienen dos opciones para afrontar un periodo de inactividad: mantener de manera parcial la maquinaria para que puedan estar activos en una o dos semanas o en reposo, que implica tenerles paralizados a medio o largo plazo”, añadió. Sin embargo, Nezahualpilli Tovar aclaró que “ambas opciones implican que los cruceros generan un impacto ambiental, los riesgos de derrame, vertimiento o emisión de contaminantes son evidentes”.


La presencia de estos cruceros puede provocar derrame de hidrocarburos, vertimiento de aguas residuales, perturbación lumínica y sonora de la bahía, emisión de gases de efecto invernadero que afectan a todos y en particular al Tiburón Ballena.


“Está en peligro la calidad ambiental que permite la presencia de tiburón ballena en la localidad, debe limitarse el número de cruceros que pueden estar al mismo tiempo y designar áreas donde se les pueda dar el cuidado que garanticen la mitigación de impacto ambiental de estas embarcaciones”, exigió Nezahualpilli Tovar, quien también es biólogo y empresario dedicado a ofrecer servicios de avistamiento de Tiburón Ballena que sean seguros para esta especie.


Es así que consideró que la presencia de estas embarcaciones de más de 300 metros de largo y 11 pisos de altura pudieran generar accidentes con fauna marina, en particular lesionando a los tiburones ballena. La menor disponibilidad de luz afecta la presencia del alimento de especies como el pez más grande del mundo, por lo que se puede plantear que la presencia de megacruceros provoca el avistamiento de menos ejemplares de tiburón ballena en la bahía, menos tiempo de estadía de los ejemplares en la zona y el riesgo de que desaparezcan las actividades de observación y nado con estos ejemplares que dan sustento a decenas de familias y generan una economía basada en el turismo de observación en la capital del estado.


Nezahualpilli Tovar reiteró que los riesgos ambientales por la presencia de estas embarcaciones son altos y vulneran los esfuerzos de protección y conservación ambiental de la especie y su área de influencia afectando el trabajo comunitario continuado de más de 10 años.