Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es domingo, 16 de mayo de 2021

No sólo grandes consorcios se apoderan de playas, también prestadores de servicios náuticos

•         Ciudadanas denuncian que fueron amedrentadas por prestadores de servicios náuticos apoyados por personal de Zofemat para que se retiraran de la playa El Médano.

No sólo grandes consorcios se apoderan de playas, también prestadores de servicios náuticos

Cabo San Lucas, Baja California Sur. Denuncias ciudadanas señalan que no sólo las grandes empresas hoteleras y desarrolladoras bloquean los accesos a playas, también prestadores de servicios náuticos respaldados por la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat).

La playa El Médano es conocida por ser la que más actividad turística tiene, en ella prestadores de servicios náuticos, principalmente quienes rentan motos acuáticas, impiden que los ciudadanos que visitan la playa se acerquen a ciertas áreas para disfrutar de la playa.

Unas ciudadanas narraron cómo el pasado fin de semana decidieron pasar un día en El Médano, sin embargo, en una zona frente al restaurante “Tabasco” un grupo de aproximadamente seis hombres, prestadores de servicios náuticos, les pedían que se retiraran del lugar, esto supuestamente para no ponerse en peligro, pero las mujeres se negaron argumentando que no estaban en el área de canal de embarque y desembarque de las motos acuáticas, sino en la arena, por lo tanto, podían estar ahí.

Fue ahí cuando, narraron las ciudadanas, los prestadores de servicios náuticos llamaron a personal de Zofemat para pedirles que se retiraran, por lo cual siguieron negándose, ya que las playas son de todos los ciudadanos, además no estaban en un área donde estuviesen en peligro, a pesar de las motos acuáticas.

Entre la discusión las mujeres fueron amenazadas de ser llevadas a barandilla por “desobedientes”, sin embargo, ninguna patrulla apareció en el lugar, sólo personal de Zofemat. Ante la negativa de las ciudadanas de retirarse, los prestadores de servicios y el personal de Zofemat decidieron retirarse y dejarlas tranquilas, mientras ellas lamentan que las playas están siendo invadidas y privatizadas por cualquiera que tenga intereses particulares, impidiendo a toda costa el uso y disfrute de los mexicanos, a pesar de lo que dice la ley.