Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es sábado, 15 de mayo de 2021

‘Never’ se desarrolla en un escenario muy posible: Ken Follett

• El autor británico dio detalles sobre su novela más reciente, cuyo lanzamiento se prevé para noviembre.

‘Never’ se desarrolla en un escenario muy posible: Ken Follett

Ciudad de Mexico.- Mientras el escritor británico Ken Follett (Cardiff, Gales, 1949) escribía su próxima novela, en torno a una crisis política mundial y lo que eso podría desencadenar, la palabra “nunca” regresaba una y otra vez a su cabeza. Se dio cuenta de que el vocablo resumía el miedo que sentía y que invadiría al lector al adentrarse en el relato de Never, libro que saldrá a la venta el 9 de noviembre. Follet adelantó detalles de esta novela en un encuentro virtual con la prensa internacional.

Conocido como autor de thrillers y novelas históricas, aseguró ante más de un centenar de periodistas que Never es diferente de todo lo demás que ha escrito, ya que toma lugar en el presente y tiene que ver con una crisis global: “Sigue una única línea narrativa de manera directa”.

La describió como “el mejor libro que he escrito. El escenario es realista y muy posible”. Abordó Never de la misma manera que investiga sus novelas históricas. “He tratado de escribir algo que es más que un thriller –hay elementos de peligro, suspenso y tensión– de la misma manera que El padrino, de Mario Puzo, es más que una novela del crimen, ya que retrata a una sociedad entera”.

A Follett le daría mucho gusto que el libro provocara un “debate público acerca de las posibilidades de que comenzara una Tercera Guerra Mundial no intencional, de la misma manera que empezó la Gran Guerra, en 1914. No me refiero a un accidente insólito como una bandada de gansos siendo confundidos con misiles, o una guerra iniciada por una persona loca, como Donald Trump. Hablo de una guerra emprendida por personas inteligentes y sensibles que no tratan de hacerla”.

Never empieza en la Casa Blanca, se traslada al desierto de Sahara y luego a Pekín. De acuerdo con el autor, la situación actual del mundo le permitió escribir la historia en cuestión: “Hemos sido un poco complacientes en los años recientes, porque pensamos que la guerra fría se acabó. Eso puede ser; sin embargo, todos los peligros aún permanecen. Los países principales están armados hasta los dientes. Es muy fácil que un incidente menor se convierta en uno mayor, y de modo rápido”.

Autor de 36 libros, Follett comienza todas sus novelas al preguntarse si podría escribir una historia sobre cierto tema. En el caso de Never partió de los hechos que dieron pie a la Primera Guerra Mundial. ¿Eso podría pasar de nuevo? La última vez que sintió una atmósfera general de peligro y tensión en el mundo fue durante la crisis de los misiles en Cuba, recordó.

Personajes ficticios, realidades auténticas

El relato tiene que ver con la conexión entre el terrorismo y el crimen organizado. En un capítulo, un dron estadunidense robado es utilizado para bombardear una ciudad africana. “Estudié las formas en que la civilización actual es amenazada por el terrorismo”, explicó.

Todos sus personajes son ficticios, en especial los líderes de los diferentes países. Sin embargo, los contextos diplomáticos y militares son “auténticos”, en lo que refiere a “las posiciones que las diferentes naciones toman en la crisis. He contado con mucha ayuda de varias personas, en particular respecto de los detalles militares”.

Follett no descartó escribir más novelas históricas. Al igual que ellas, Never se basa en situaciones reales, la única diferencia es que “la moderna podría cambiar en forma rápida, mientras sabemos cómo terminó la histórica”. Para el autor, “se tiende a asumir que ya se conoce todo referente al mundo actual; entonces, luego nos equivocamos, por lo menos en el primer borrador”.

En cuanto a su método de trabajo, siempre hace un resumen del relato en el que tarda de seis meses a un año. Después realiza dos borradores. El primero es enseñado a muchas personas, entre ellas, especialistas que “revisan mis datos y aseguran que mi investigación es correcta”. Por lo general tarda tres años en escribir una novela.

Ahora se aceleró, primero, porque el confinamiento por la pandemia le dio más tiempo, y luego, porque al terminar el primer borrador de Never, en noviembre pasado, sus editores se entusiasmaron al leerlo y determinaron publicarlo en 2021.