Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es domingo, 16 de mayo de 2021

Álex Grijelmo pide ver al español sin prejuicios

• El periodista ibérico, estudioso del idioma, entrega su 'Propuesta de acuerdo sobre el lenguaje inclusivo'

Álex Grijelmo pide ver al español sin prejuicios

CIUDAD DE MÉXICO.-¿El idioma invisibiliza a la mujer? ¿Es compatible la lucha feminista con el respeto a la historia, la estructura y la economía de la lengua? ¿Es eficaz actuar sobre el lenguaje para combatir el machismo?

Éstas y otras preguntas busca responder el periodista y ensayista español Álex Grijelmo (1956) en su libro más reciente, Propuesta de acuerdo sobre el lenguaje inclusivo, que acaba de lanzar editorial Taurus.

El estudioso de la lengua desde hace más de dos décadas entrega un extenso análisis, “en tono conciliador”, de los mitos que se han construido sobre el origen patriarcal del género masculino, por ejemplo, y sugiere en 36 puntos un pacto para expresarse en español sin discriminación hacia la mujer.

Intento aclarar algunas cosas a partir de la historia de la lengua. Es un libro de divulgación que da a conocer los mecanismos de la lengua, el valor de las palabras; además de preservar a la gramática de algunas culpas que se han volcado sobre ella.

 

Cuando se dice que la lengua es machista, yo creo que los machistas somos nosotros, las personas, y tenemos que cambiar eso; pero la lengua no tiene la culpa, es sólo un instrumento. La lengua es fruto de una cultura y hay que respetarla”, afirma desde Madrid en entrevista.

El doctor en Periodismo por la Universidad Complutense aclara que “se dice que el masculino acaparó todo el ámbito, cuando tal vez este género nunca existió. El masculino aparece porque nació el género femenino, por una necesidad de visibilizar a las hembras y a las mujeres; y, al emerger éste, por oposición, se creó el masculino, que fue un desdoblamiento del genérico original. El proceso es el contrario del que se suele presentar”, aclara.

Quien ha trabajado en las agencias Europa Press y EFE, y en el diario El País, admite que en la vida cotidiana “sí hay posibilidades de invisibilizar cosas, al no mencionarlas, como la muerte o la enfermedad. Pero, en el caso de la lengua no funciona así, porque el que realmente alimenta una palabra es el contexto en el que está dicha. Lo que no se nombra sí existe, porque tenemos la presuposición, el sobreentendido, la insinuación y la ironía”.

Está convencido de que es posible hacer compatible la lucha femenina con el respeto a la lengua, que es una cultura común de quienes la hablan. “Sí se puede evitar el machismo en el lenguaje sin alterar las estructuras de la lengua. Aunque a veces hay un exceso de celo que nos desvía del objetivo principal, que es cambiar a la sociedad, hacer un mundo más igualitario. Cuando lo hayamos conseguido, el lenguaje no importará”, agrega.

El autor de Defensa apasionada del idioma españolLa seducción de las palabrasLa punta de la lenguaEl genio del idioma La gramática descomplicada pide “mirar al español sin prejuicios y con conocimiento, porque los primeros salen muchas veces de la falta de información”.

Sobre el uso de las duplicaciones, como niñas y niños, “o también debería ser asesinos y asesinas”, y el de la “x”, la “e” o la @ para indicar un neutro inclusivo, recomienda un uso moderado y dice que el tiempo dirá si los hablantes las incorporan, si les son útiles.

Yo les veo escasa viabilidad. La lengua no es sexista, sino el uso que hacemos de ella. La gramática está al servicio de las ideas que queramos defender”, indica.

Grijelmo revisa también “los contenidos machistas y vejatorios” que tienen los refranes y dichos populares. “En esto hay que prestar atención y tratar de no repetirlos. El lenguaje nació hace 70 mil años. La lengua es una proyección de la sociedad”.