Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es viernes, 14 de mayo de 2021

Agua y energía eléctrica, la incertidumbre de las familias de la invasión López Obrador

•  Sólo algunas viviendas han accedido a tableros comunitarios para contar con energía eléctrica, sin embargo, tienen que pagar pipas de agua para tener acceso a dicho servicio.

Agua y energía eléctrica, la incertidumbre de las familias de la invasión López Obrador

Cabo San Lucas, Baja California Sur. En un recorrido realizado por Diario El Independiente en la invasión López Obrador, ubicada a un costado del fraccionamiento de Chula Vista, de la delegación de Cabo San Lucas (CSL), algunas familias externaron la incertidumbre que les toca afrontar con el tema del agua potable y la energía eléctrica, pese a que hace un par de meses comenzaron a colocarles tableros comunitarios para que accedieran a la corriente eléctrica, pues no todos han podido conectarse y recibir dicho servicio.

“Ya van a ser dos meses que nos pusieron las tomas comunitarias para ya tener luz y no estárnosla robando, y ahora, le tenemos que pagar la luz a uno de nuestros vecinos”, comentó una de las habitantes.

Sin embargo, no todas las familias han corrido con la misma suerte de acceder a una toma comunitaria, pues otra de las ciudadanas que no tiene energía eléctrica señaló que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no los ha podido conectar, teniendo que pedirle energía a otro de sus vecinos: “Le pedimos luz al vecino, pero a cada rato nos quería estar sacando dinero; pero ahorita es lo que menos tenemos, así que llevo como dos meses sin luz, apoyándome con veladoras y lámparas”. 

Agua y energía eléctrica, la incertidumbre de las familias de la invasión López Obrador

De igual forma, para tener agua potable, las familias tienen que adquirirla mediante pipas, especialmente en aquellos hogares donde habitan niños.

“Para acceder al servicio del agua, la tenemos que comprar, el bote grande nos cuesta 100 pesos, la tina nos sale llenarlo en 30 al igual que un botecito, y ahí se van haciendo alrededor de 280 pesos, que debo surtir aproximadamente cada 8 días”, compartió una madre de familia que habita en la invasión López Obrador. 

Otra de las habitantes compartió que la situación es muy difícil, dado que no hay otra forma de acceder al agua si no es por pipa, señalando que los precios no bajan de 90 pesos por un tambo mediano, siendo el agua una necesidad básica y fundamental, por lo que la adquieren cada tercer día.