Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es jueves, 22 de abril de 2021

Aumenta la sobredemanda de locales y viviendas en renta

•         En zonas turísticas se rentan locales hasta en 120 mil pesos al mes, lo que hace imposible para muchos negocios continuar con el pago.

Aumenta la sobredemanda de locales y viviendas en renta

San José del Cabo, Baja California Sur. Desde abril del 2020 comerciantes y dueños de negocios denunciaron que uno de los problemas que no les permitió, en gran medida, en seguir adelante con sus Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) fue el excesivo cobro de rentas, sobre todo en zonas turísticas de Cabo San Lucas (CSL) y San José del Cabo (SJC), lo que no sólo provocó el cierre de negocios permanentes, sino una sobreoferta de inmuebles a la renta.

Incluso ha llamado la atención que la crisis de las rentas haya llegado a empresas multimillonarias como Banamex, que cerró una sucursal en SJC, obligando a los dueños del local a ponerlo en renta por la cantidad de seis mil dólares, es decir alrededor de 120 mil pesos al mes.

La historia se repite a lo largo de la ciudad, donde es muy común ver locales completamente vacíos con letreros de “se renta”, lo mismo ocurrió en zonas residenciales, donde muchos dueños de viviendas no pudieron continuar pagando sus créditos y tuvieron que poner en renta sus casas: lamentablemente la disminución de sueldos, o bien, la falta de empleo no hace posible para muchos pagar rentas de viviendas.

Un fenómeno les pasa a los dueños de viviendas que ofertaban sus casas a través de plataformas de renta vacacional como Airbnb, que vieron en la aplicación una forma de generar ingresos extra e incluso pagar los créditos de sus viviendas, pero las restricciones en los viajes han provocado pocas reservas, por lo que esas viviendas que antes se ofertaban solo para vacacionistas tuvieron que ponerse de nuevo a la renta habitacional.

Se desconoce cuánto tiempo más podrá durar esta crisis económica, ya que factores como el home office y las ventas por internet están obligando a los negocios a seguir trabajando desde casa sin la necesidad de contar con un local u oficina.