Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es martes, 2 de marzo de 2021

Intentan defraudar a la familia de jovencita desaparecida

Desde Facebook, piden a la familia 500 pesos depositados a través de una tienda de conveniencia, para llevarlos donde supuestamente está ella y otro adolescente. 

Intentan defraudar a la familia de jovencita desaparecida

La Paz, Baja California Sur. A través de un perfil de Facebook, se pretende cobrar a familiares de dos adolescentes desaparecidos para llevarlos a un domicilio en El Centenario, donde supuestamente se encuentra oculta la pareja. 


Aglaee y Giovanni, ambos de 12 años, se fugaron de sus respectivos domicilios la tarde del pasado miércoles 3 de febrero, sin ser localizados hasta el momento, a pesar de tener reportes de su supuesta ubicación en colonias al sur de la ciudad.  


La tarde de ese día, una mujer de 35 años reportó a las autoridades la desaparición de su hija Aglaeé Ayala Díaz, de 12 años, jovencita de tez blanca y estatura aproximada de 1.67 centímetros, complexión media, labios gruesos, ceja poblada, ojos cafés y cabello negro quebradizo.  


Policías municipales que atendieron el reporte se entrevistaron con un menor que se identificó con el nombre de Martín, revelando que su hermana se fue al domicilio de Giovanni, un amigo de ella confirmando el padrastro del adolescente que su hijastro estaba también desaparecido.  


A través de una cuenta en Facebook, un usuario del que se mantiene el anonimato, escribió: “Yo sé dónde se encuentran los jóvenes”. “¿Me podría decir si es tan amable donde se encuentran? (sic)”, interroga la madre de la jovencita. “Está aki en Lapaz con ‘la Karina’, ayá por Fidepaz, si cooperas para la gasolina yo voy y la comunico con ellos (sic)”, responde el desconocido.  


“O sea te paso para gasolina y tú me llevas? (sic)”, se le cuestiona. Respondiendo que sí, y que está en Tabachines y está lejos, por lo que la mujer le ofrece 500 pesos, respondiendo el sospechoso que está bien, que se los deposite en una tienda de conveniencia y le envíe imagen del depósito, porque a veces “las cajeras son bien gachas”, concluye la conversación.