Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es miercoles, 8 de diciembre de 2021

Realidad de BCS

• Total desparpajo político en Morena, desbandada de figuras por caprichos y cerrazón de dirigencia • Ex aspirantes a la candidatura gubernamental ya apuntan hacia otros partidos y se suman más inconformes con decisiones en precandidaturas a alcaldías y diputaciones • Aún falta conocer a definición del acalde paceño Rubén Muñoz que hasta ahora ha guardado silencio en torno al resquebrajamiento morenista


Vaya complicación en la que se encuentra Morena y su incapaz dirigente Alberto Rentería Santana cuando apenas a una semana de que concluya el periodo de precampaña, cuatro de originalmente ocho aspirantes a la candidatura a la gubernatura, han enviado claras señales de que es muy probable que abandonen las filas de este partido y participen arropados en otra fuerza política.

 

Como es conocido por todos, Morena inició el proceso de selección de precandidato a la gubernatura con ocho figuras políticas que en atención a la respectiva convocatoria registraron sus aspiraciones a ser evaluados mediante una encuesta para ser el abanderado a la gubernatura. Finalmente, el beneficiado con esta decisión fue Víctor Castro Cosío a quien se le nombró coordinador de los comités de defensa de la llamada “Cuarta Transformación”.

 

Pero este partido lejos de lograr la unidad, cada d´pia se divide más.

 

Los aspirantes Ramiro Ruiz, Lavinia Núñez, por ejemplo, ya se encuentran en este momento como candidatos a la alcaldía y la diputación federal pero por Movimiento Ciudadano, mientras que la alcaldesa cabeña, Armida Castro ha denunciado que es atacada por la dirigencia que encabeza Rentería Santana y por el propio aspirante a la gubernatura, Víctor Castro mientras que al mismo tiempo, Alejandro Lage solicitó y obtuvo del Tribunal Federal Electoral, la revisión de este proceso interno de selección de precandidato a la gubernatura.

 

Así que lejos de lograr la unidad, Morena se encuentra totalmente fracturado y aún falta ver cómo reaccionará finalmente el alcalde Rubén Muñoz quien aún no fija una postura definitiva en torno a esta situación en donde todos los días se le complica más al torpe Alberto Rentería sacar la tarea de la mejor manera.

 

Encima de la molestia de los aspirantes a la gubernatura morenista, también se han registrado fuertes conflictos a nivel de aspirantes a las pre candidaturas a las alcaldías como es el caso de Manuel Cota en La Paz y la misma Armida Castro en Los Cabos, incluso el sábado por la tarde el diputado por el sexto distrito local y hasta el viernes miembro de Morena, Carlos “Chaky” Van Wormer anunció su incorporación formal al Partido Verde.

 

Por supuesto todo este desparpajo partidista se suma a la molestia que existe entre morenistas y petistas cabeños con el acuerdo de coalición firmado entre ambas fuerzas y en el que todo parece

indicar que se sacaría de la jugada a Ernesto Ibarra por darle cabida al aún delegado de Cabo San Lucas, Oscar Leggs.

 

Es evidente la mano y la influencia del ex gobernador y destacado miembro del PT, Narciso Agúndez en las erradas y obcecadas decisiones de Morena en la media península.

 

¿Cómo entonces construir un proyecto compacto que pueda convencer a la población y ganar en municipios y distritos que conforman la entidad?

 

Obviamente así es prácticamente imposible obtener la mayoría de los votos, sobre todo cuando enfrente existe una propuesta cada día más unida y compacta en la alianza que organizan el PAN, PRI, PRD, PRS Y Partido Humanista en torno a Francisco Pelayo.

 

Torpe y soberbio como él solo, el dirigente morenista Alberto Rentería Santana, ya trae muy malos resultados en su afán de ser candidato a diputado federal, por lo que obviamente la dirigencia nacional ya tiene encendidas las luces color ambar porque ya a estas alturas no existe claridad de una perspectiva de triunfo electoral.

 

Aún falta ver cómo reaccionan partidos como Nueva Alianza, el propio Partido de Trabajo a nivel local, el Verde y por supuesto Movimiento Ciudadano, que por su parte, tampoco ha decidido aún quién será su abanderado o abanderada a la gubernatura.

 

A unos días de que concluya la precampaña (31 de enero), Morena atraviesa por uno de sus peores momentos desde que arribó al poder hace apenas poco más de dos años.

 

Finalmente, las imposiciones, caprichos y escasa, muy escasa capacidad política para negociar y armar la propuesta unificada puede llevar a este organismo político a una estrepitosa derrota de la que difícilmente se podrán levantar.

 

Ya veremos qué sucede cuando observemos el potencial político de los referidos personajes que ahora tienen algo muy en claro: No emitirán su voto a favor del partido llamado ya de manera irrisoria de la “regeneración nacional”.

 

Por supuesto los colores del desencanto y la decepción prevalecen ya en la vapuleada bandera de Morena.

 

¿No le parece así amble lector’