Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es jueves, 9 de diciembre de 2021

Mediante sanciones, se controló el exceso de pasaje en el transporte público

Multas y traslados al corralón “metieron en cintura” a choferes que subían demasiado pasaje durante la pandemia, incluso cambiaban de ruta para evitar revisiones

Mediante sanciones, se controló el exceso de pasaje en el transporte público

La Paz, Baja California Sur. A base de sanciones económicas que incluían el aseguramiento de las unidades en el corralón, fue como la Dirección del Transporte Municipal pudo controlar que operadores del transporte público en La Paz respetaran las medidas preventivas que, en torno a la pandemia por Covid-19, recomendaron las autoridades.  


Camilo Torres Mejía reconoció que fue al inicio cuando se vivió una situación compleja. Por un lado porque el transporte público está diseñado para capacidad máxima de 40 personas de alguna manera cómoda, y siendo el servicio eficiente se agiliza en su movilidad.  


Mediante sanciones, se controló el exceso de pasaje en el transporte público


Los primeros meses, a pesar de que se instauró la restricción de no llevar pasajeros de pie, los camiones se seguían viendo con demasiada gente, llenos. Incluso, algunos operadores se desviaban de las rutas para no pasar por los puntos donde se ubican los inspectores, pero a quienes lo hicieron les salió caro porque hacerlo representa para el operador una sanción considerable, pues actualmente la multa es de casi 8 mil pesos. 


Mediante sanciones, se controló el exceso de pasaje en el transporte público


Entonces, ahí fue donde optaron por respetar las recomendaciones, sin embargo seguían los operadores permitiendo más pasaje del autorizado, por lo que se acordó con los transportistas buscar un equilibrio entre el servicio y la rentabilidad en el mismo, surgiendo el acuerdo de que pudieran ir en los camiones grandes hasta cinco personas de pie, incluso sobre el piso de la unidad se marcaron los puntos donde deben ir los pasajeros sin asiento. Aun así, se hizo caso omiso en algunos casos porque la multa por exceso de pasaje no es muy alta, y algunos choferes o dueños preferían pagar la sanción y llevar más pasaje, hasta que se decidió actuar y llevarse, por parte de la autoridad, los camiones al corralón. Así, si bien la multa seguía siendo menor, el costo por el arrastre de la grúa les pegó más en el bolsillo. 


Y fue a partir de esta medida que se minimizó el problema, al grado de tener como dos meses que no se sanciona de esta manera por exceso de pasaje, si acaso algunas cinco boletas de infracción en dicho periodo, cuando se llegó a tener hasta cien. 


Mediante sanciones, se controló el exceso de pasaje en el transporte público


Finalmente, Camilo Torres aclaró que se puede dar otra situación similar pero no como la de antes, pues ahora ya se cuenta con puntos de control más estratégicos, que en caso de que ocurra otra vez, en cuanto se detecten y sancionen, regresará el control.