Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es sábado, 16 de enero de 2021

Dos trabajadores pierden la vida en Isla San Marcos; empresa intenta deslindarse

Trabajaban en la construcción de un muelle para la empresa Comsa

Dos trabajadores pierden la vida en Isla San Marcos; empresa intenta deslindarse

La Paz, Baja California Sur. Luego de que dos trabajadores fueron reclamados por el mar tras una explosión durante la construcción de un muelle en isla San Marcos, al norte del estado, la empresa contratista, Compañía Occidental Mexicana (Comsa), no ha reconocido su responsabilidad en el evento.


En el accidente perdió la vida Rafael Álvarez, de apenas 23 años, y otro joven. Al respecto, Alfredo Rembao, dedicado a la seguridad industrial, comenzó la búsqueda del joven en sus redes sociales digitales a petición de sus familiares, quienes viven en el Estado de México.


“Un derrumbe arrastró casi 20 metros al fondo del mar a los jóvenes. No lograron sobrevivir. ‘Mi hijo sí sabía nadar muy bien’, fueron las señas de la madre de uno de los muchachos de apenas 23 años, digo señas porque la madre es sordo muda y su hijo era su único sustento”, relató Alfredo Rembao. “Los jóvenes se encontraban realizando trabajos de demolición de un muelle de la mina de yeso que está en esa isla”.


 “Yo me pregunto: ¿A qué empresa se le ocurre pedir se coloquen arnés de seguridad y anclarse al mismo muelle demoliendo?”, cuestionó Rembao para exponer que, al perecer, “los tenían anclados a las vigas de concreto con un arnés” que, al caer al mar, les arrastraron al fondo.


“Eran tres jóvenes y de pronto se colapsó y los arrastró a la profundidad del mar abierto, un trabajador se lanzó al agua y alcanzó a rescatar a uno”, mencionó.


En la necropsia y documentos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) que levantaron fe del percance, no viene el nombre de la empresa. Las investigaciones y documentos obtenidos por el investigador en seguridad industrial contactado por uno de los finados conforman un expediente que pretende evidenciar la forma en que el accidente fue ocultado por los contratistas.


“Son muchas las medidas de seguridad que debes de implementar, entre ellas contar con chalecos salvavidas, boyas, buzos, rescatistas, lanchas rápidas”, dijo al insistir que no se tiene aún comunicación con la empresa que le daba trabajo al hijo de sus clientes.


“Ahí ellos están demoliendo sin ninguna medida de seguridad y contaminando con hormigón y acero oxidado que están echando al mar”, señaló.


Del otro chico no se supo mucho. Los cuerpos de ambos ya fueron enviados a sus lugares de origen, pero aún falta una investigación exhaustiva de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Administración Portuaria Integral (API) y de la propia PGJE. Hasta el momento ni la empresa contratista ni la yesera han emitido un comunicado, ni asumiendo ni deslindando su responsabilidad en el evento que terminó con la vida de sus dos trabajadores.