Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es lunes, 19 de octubre de 2020

Siete mil familias no tienen herramientas para clases a distancia en Los Cabos

•      Sin energía eléctrica y ni siquiera una computadora, lamenta la Asociación de Padres de Familia de Los Cabos

Siete mil familias no tienen herramientas para clases a distancia en Los Cabos

Cabo San Lucas, Baja California Sur. No sólo en lo económico ha lastimado a las familias la Pandemia de COVID-19 a nivel mundial, en México miles de estudiantes no tienen los recursos mínimos para cumplir con la educación a distancia propuesta por la Secretaría de Educación Pública (SEP). 


En el municipio de Los Cabos, el problema es peor considerando que alrededor de siete mil familias viven en asentamientos irregulares donde no hay un suministro legal de energía eléctrica, mucho menos los servicios digitales de internet y telefonía. Peor, la educación en la televisión nacional, afirma la Asociación de Padres de Familia, es obsoleta. 


“Las familias no tienen acceso a las tecnologías de información como dispositivos móviles, celulares, tablets y computadoras y el internet. Hay que pensar que más de siete mil familias no tienen energía eléctrica ni para ver la televisión”, declaró Adriana López Monje, presidenta regional de la Asociación de Padres de Familia de Los Cabos. 


“Además, las clases en la televisión dejan mucho qué desear. Es una forma obsoleta de enseñar, no nos parecen buenos los contenidos ni buenos presentadores, y reitero, el tema principal es que las familias no tienen los medios electrónicos ni el internet para poder hacerlo”.


La “bola de nieve” de factores que merman y tendrán efectos negativos en la educación de miles de niñas y niños crece si los padres de familia no tienen las posibilidades de atender a los estudiantes y empeora si los docentes tampoco tienen el interés de ayudar. Destaca la Asociación Regional de Padres de Familia de Los Cabos, que maestras y maestros han tenido que buscar opciones sin internet para aquellas familias que no tienen los recursos, y aun así resulta difícil pensar en un desarrollo integral en la educación de los educandos. 


 “Tenemos muchas quejas de padres de familia por mucha tarea, mucho trabajo. Muchos padres de familia ni siquiera saben leer ni escribir, no saben si están haciendo bien o mal la tarea los hijos. También hay quejas de padres de familia sobre maestros que sólo piden ver la tele y no dejan trabajos ni tareas. Eso sí, también hay el reconocimiento a maestros muy preocupados por los alumnos, que saben que no tienen acceso a una computadora o internet y dejan cuadernillos para que los padres pasen por ellos y hacer las actividades”, reconoció Adriana López Monje.