Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es viernes, 18 de septiembre de 2020

Realidad de BCS

• ¿Es factible la alianza PAN-PRI-PRD-MC aún con Ricardo Barroso como pretenso a la alcaldía paceña? • Se desconoce cómo participará el PRI de BCS en la elección del 2021 • El tiempo ya lo tienen encima en 4 semanas inicia formalmente el proceso electoral federal


 

En las últimas semanas se ha mencionado mucho sobre la competencia electoral que seguramente se realizará principalmente entre las fuerzas políticas que representan el PAN y Morena, sin embargo, vale la pena detenerse a pensar en cuál va a ser el papel que jugará el PRI en esa contienda electoral del 2021 misma que inicia formalmente a nivel federal exactamente dentro de un mes.

 

Hasta ahora hemos observado en algunas decisiones de la Cámara de Diputados que los legisladores federales del tricolor se han sumado a acciones promovidas por diputados federales de Morena, pero en el ámbito estrictamente electoral, se ha establecido la posibilidad de que el Revolucionario Institucional pueda hacer una alianza con Acción Nacional en la que se espera se sume también el PRD y el Movimiento Ciudadano.

 

Desde luego a nivel nacional aún falta ver qué tan álgido será el cierre del año como para anunciar ya desde ahora que el PRI se sumará a la alianza electoral que se espera impulse el blanquiazul.

 

Obviamente a nivel estatal la situación puede ser otra.

 

El Revolucionario Institucional tendrá que entrar a esa lucha interna por las candidaturas a sabiendas de que cuenta con una dirigencia muy limitada, políticamente inepta y que solo acepta las perniciosas indicaciones del actual diputado federal y dirigente nacional de la CROC Isaías González Cuevas.

 

Desde esa lógica será muy difícil que otra propuesta que no esté encuadrada en ese grupo político pueda trascender, aunque es factible que exista una especie de rebeldía hacia esa obsoleta dirigencia que encabeza Gabriela Cisneros y se puedan establecer propuestas más o menos competitivas para el proceso electoral que se avecina.

 

Vaya, tan competitivas como para que de alguna manera puedan ser consideradas como factibles de integrarlas a una alianza con Acción Nacional.

 

¿Pero qué va a pasar a la hora de citar a la militancia de ambos partidos a que se mezclen con sus históricos adversarios?

 

¿En verdad el voto duro de cada partido tendrá la madurez política adecuada para apoyar a candidaturas comunes?

 

Hasta ahora no se observa un trabajo formal en ese sentido por ninguna de las mencionadas dirigencias partidistas.

 

El PRD ni el Movimiento Ciudadano parecen estar activados para fortalecer esa presunta alianza electoral que ya desde ahora se espera para tratar de derrotar a la fuerza política que representa Morena y sus aliados, el PT y Partido Verde.

 

Por lo pronto en el tricolor sudcaliforniano han surgido los nombres del exsenador Ricardo Barroso como aspirante a la candidatura para la alcaldía de La Paz y del exdiputado local Juan Alberto Valdivia como aspirante a la candidatura a la gubernatura.

 

Ambos ya fueron dirigentes estatales de este organismo político que hoy por hoy se encuentra en uno de sus peores momentos.

 

¿Tendrá el Revolucionario Institucional capacidad para aceptar el sumarse como segunda fuerza a una alianza con el PAN? y lo que es aún más complejo, ¿tendrá la militancia de Acción Nacional la disposición de ir en el mismo paquete de propuesta electoral con destacados militantes del tricolor?

 

Quizás se tenga que hacer una alianza de facto y no una coalición o alianza formal para impulsar candidaturas en conjunto.

 

Hasta ahora la dirigente del PRI sudcaliforniano, Gabriela Cisneros parece estar en un letargo del que no ha salido desde el adverso resultado electoral del 2018.

 

¿Acaso los priistas sudcalifornianos van a esperar lineamientos de la también cuestionada dirigencia nacional? O de plano tratarán de acatar un acuerdo con la dirigencia nacional de Morena para que a través del gobierno federal emanado precisamente de este partido, les otorgue algún tipo de salvoconducto político para no sufrir más de lo que ahora padecen en la segunda mitad del gobierno de López Obrador?

 

¿Será entonces real la posibilidad de esta alianza inédita PAN, PRI, más el PRD y MC?

 

Tal vez todo dependa del personaje panista que resulte ser candidato a la gubernatura.

 

Por lo pronto en un mes, en la primera semana de septiembre arranca el proceso electoral federal y hasta ahora no quedan muy claro quiénes serán los abanderados del PAN y del PRI a las candidaturas de diputados federales.

 

El tiempo ya lo tienen encima las dirigencias de todos los partidos políticos y por supuesto este factor también tendrá que ser tomado en cuenta a la hora de definir la propuesta con la que se buscará el apoyo electoral de la ciudadanía.

 

Ya veremos de qué son capaces las dirigencias partidistas y hasta dónde se logra conformar una fuerza que le dispute a Morena las diputaciones federales considerando que los morenistas cuentan ya desde ahora con todo el evidente apoyo del mandatario nacional que ya inició una campaña prelectoral por todo el norte del país.

 

Desde luego que ya es momento de que esa posible alianza entre los partidos mencionados se ponga sobre la mesa de los acuerdos, si es que lo que se pretende verdaderamente es armar una propuesta compacta y lo suficientemente competitiva como para convencer a la población que son la mejor opción electoral.

 

¿No le parece así amable lector?