Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es martes, 28 de junio de 2022

Pruebas rápidas de COVID-19 no tienen validez diagnóstica: COEPRIS

Solo hay tres laboratorios aprobados por las autoridades sanitarias

Pruebas rápidas de COVID-19 no tienen validez diagnóstica: COEPRIS

La Paz, Baja California Sur.- Solo las pruebas de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PRC), realizada por laboratorios aprobados por el Instituto Nacional de Diagnóstico y Referencia Epidemiológica de la Secretaría de Salud (SSA) tienen valor diagnóstico, expresó la titular en Baja California Sur (BCS) de la Comisión Estatal de para la Prevención de Riesgos Sanitarios (COEPRIS) quien descartó la utilidad de las pruebas rápidas recientemente avaladas por su igual en el ámbito federal. 


Lo anterior fue confirmado por la Bianca Pulido Medrano, titular de la COEPRIS en conferencia de prensa. 


La respuesta vino cuando un representante de los medios de comunicación solicitó información sobre las pruebas que realiza el estado. 


“¿Cuántos hay y si llevan un registro, cuánto tardan en llegar los datos a las bases de información estatales y federales?”, preguntó un reportero durante la conferencia de prensa pública que las autoridades de salud semanal donde participan el titular de la Secretaría de Salud, Víctor George Flores, acompañado de otros representantes del sector salud. 


Al respecto la doctora Bianca Pulido informó que “nada más tenemos dos laboratorios acreditados por INDRE, que son el Laboratorio Estatal de Salud y lo que viene siendo PrimeLab” expresó la funcionaria estatal al mencionar el nombre de la empresa privada que ofrece pruebas PCR a la población. 


Además agregó que hay otros laboratorios que están usando kits de PCR aprobado por el nivel federal son seis: “Los laboratorios que están haciendo pruebas son seis en La Paz y tres en Los Cabos, los cuales están publicados en nuestra página”, pero no pudo precisar cómo es que están operando sin aprobación del INDRE. 


Por esto último, además hizo un llamado a sociedad para indicar si ven laboratorios que no están autorizados por COEPRIS para realizar una verificación que estos laboratorio no incurran en prácticas que puedan representar un riesgo para la población. 


“Deben tener una capacitación, un área específica para la toma y tener mucho cuidados para el manejo de dichas muestras”, precisó. 


La funcionaria estatal habló además sobre la aplicación de las llamadas “pruebas rápidas” que, indicó, no tienen validez diagnóstica. 


La funcionaria dijo saber que la Comisión Federal para la Prevención de Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) aprobó pruebas rápidas para su aplicación entre la sociedad mexicana. 


Pero la titular de la dependencia estatal reiteró “ni la OMS y ni el INDRE están de acurdo con que estas para una toma diagnóstica, son controles que respetamos”. 


Son 23 productos que pueden usarse para las pruebas rápidas “Pero no son para nosotros para hacer diagnóstico de COVID-19”, enfatizó. 


El precio de una prueba de PCR en el sector privado es de 4,480 pesos. Mientras que la prueba rápida tiene un costo de alrededor de 1200 pesos. 


La prueba serológica o “rápida” busca anticuerpos; de encontrarlos, es muy probable que la persona haya tenido contacto anteriormente con el SARS-CoV-2. 


La presencia de anticuerpos "igG" sugiere que el paciente sí ha estado expuesto al virus y que ha desarrollado una respuesta inmune, aunque, detalla COFEPRIS, eso ocurre al menos dos semanas después de la exposición. 


Es decir, la prueba permite saber si la persona tuvo COVID-19, más no puede determinar si es portador del virus cuando más se necesita: antes de mostrar los síntomas o durante la etapa de infección.