Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - miércoles 10 junio 2020


• A pesar de la pandemia, los aceleres políticos en la búsqueda de candidaturas son evidentes • Notoria ansiedad de pretensos a cinco meses del quinto informe del gobernador y a un año de las elecciones • Primero tendrán que demostrar buenos resultados en el apoyo a ciudadanos ante crisis sanitaria y económica

Uno de los asuntos que tendrán que tratarse de manera inmediata, una vez que concluya la actual crisis sanitaria y económica, es la que tiene que ver con el impulso a las diferentes figuras políticas que pretenden llegar a los diversos puestos de elección popular que estarán en juego en las elecciones del año que entra. Principalmente la gubernatura.

 

Está claro que primero se tendrá que salir lo mejor librado de la condición actual que además de provocar lamentables fallecimientos de muchos ciudadanos, será necesario enfocarse en mejorar las condiciones económicas de los diversos sectores de la sociedad que ya no aguantan el confinamiento. La necesidad económica se impone y con ello los riesgos de contagiarse de Coronavirus.

 

Es un verdadero dilema para las autoridades, esta paradoja en la que por una parte se requiere reactivar la economía con el consecuente riesgo de que la comunidad se infecte una vez que se relajen las medidas de confinamiento.

 

Pero el tema político que está en la mesa de los futuros candidatos y dirigentes de partidos, es ya desde ahora, a pesar de todo, un pendiente que tendrá que ser resuelto en las próximas semanas.

Vale decir que el penúltimo informe del gobernador es en noviembre, es decir, dentro de cinco meses, tiempo en el que muchos aspirantes seguramente tratarán de estar preparados para el banderazo político que implicará dicho evento.

 

Falta exactamente un año para las elecciones del 2021 y los pretensos a la posición política más importante de la entidad, están calentando motores para reiniciar la búsqueda del voto ciudadano una vez que las autoridades indiquen que el retorno a la normalidad social es posible.

 

Por supuesto que la ciudadanía seguramente tomará en cuenta cómo se han desempeñado esos aspirantes a ser el sucesor del gobernador Carlos Mendoza, pues es precisamente en estos días en que la comunidad ha requerido de apoyos extraordinarios de sus representantes populares.

 

Por ejemplo, las medidas anunciadas ayer por el gobernador Mendoza Davis de apoyar con créditos a empresarios de diversos niveles para ayudar a mitigar los efectos negativos de la actual pandemia, es una medida excelente. El sector empresarial de todos los niveles tendrá esta opción precisamente para reencauzar sus actividades y reinsertarse en la actividad productiva.

 

Esta medida sin duda es un buen ejemplo de lo que los gobernantes pueden hacer en condiciones como las actuales y por supuesto es una buena muestra para quienes aspiran a llegar a esa posición.

 

Las encuestas realizadas recientemente mencionan a destacados actores políticos en cada uno de los partidos como Pancho Pelayo y Lupita Saldaña, principalmente hasta ahora en el PAN, a Rubén Muñoz, Víctor Castro y aunque usted no lo crea Armida Castro en Morena, sin descontar que para esta posición también pueden surgir aspirantes desde el Congreso del Estado.

 

En el PRI hasta ahora no hay muchos pretensos a la vista, salvo el diputado federal y dirigente nacional de la CROC, Isaías González, quien ha dicho que aspira a ser candidato de su partido a gobernador, aunque la verdad ha resultado toda una decepción como legislador ya que hasta ahora ha realizado una mediocre labor como representante popular.

 

Como lo hemos dicho en este espacio, la actual pandemia ha sacado a flote lo mejor y lo peor de representantes populares y aspirantes a posiciones políticas que han dejado mucho que desear ante la población y aunque las condiciones no son en este momento las más adecuadas para tocar el tema político, lo cierto es que los aceleres están a la vista.

 

Seguramente se apuntarán más competidores por la principal candidatura política de los diversos partidos sin perder de vista la posibilidad de las candidaturas ciudadanas.

 

Lo mismo sucederá a nivel de la búsqueda de alcaldías, tema que tocaremos en próxima columna porque también a ese nivel la desesperación empieza a ser notoria entre quienes consideran que esta pandemia vino a retrasar planes y proyectos dentro del presente año de precampañas electorales.

 

Así que a cinco meses del penúltimo informe de labores del mandatario estatal y a pesar de la crisis sanitaria y económica que se registra en la entidad, ya las corrientes de política subacuática se mueven por potenciales abanderados que tienen muchas ganas de emerger y salir a la calle a gritar a los cuatro vientos que quieren gobernar la media península.

 

Aunque faltan escasos doce meses para la elección y con ello la sucesión gubernamental, la ansiedad y desesperación de diversos actores políticos ya es evidente.

 

¿No le parece así amable lector?