Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - miércoles 06 mayo 2020


• Contradicciones entre López-Gatell y López Obrador provocan confusión ciudadana respecto a la pandemia • El gobierno federal traslada a los estados y municipios el desgaste por “obligar” a ciudadanos a quedarse en casa • Estamos ante la disyuntiva de decidir a cuál de los dos López hacerle caso

Las actitudes ambiguas y en ocasiones hasta contradictorias entre las autoridades de la Secretaría de Salud federal y del propio Presidente Andrés Manuel López Obrador mantienen en la confusión a mucha gente que supone aún a pesar de todo, que la pandemia por Coronavirus, no es tan grave, incluso algunos afirman que no existe como tal, lo que genera dificultades severas para convencer a la ciudadanía de quedarse en casa.

 

Parece absurdo comentar este tema desde este ángulo, pero lo cierto es que a pesar de los llamados de las autoridades locales muchos ciudadanos aún se resisten a quedarse en casa y evitar con ello mayores contagios del Covid-19.

 

Tan es así esta situación que cuerpos policiales de los municipios y de la entidad, se han insistido en la necesidad de literalmente de “arriar” a muchas personas que insisten en salir de sus viviendas a realizar actividades que no son prioritarias.

 

La confusión surge precisamente desde la Subsecretaría de Salud que encabeza Hugo López-Gatell, que ha emitido mensajes muy contradictorios.

 

Ayer por ejemplo, el funcionario federal corrigió y dijo que la parte más alta del contagio finalmente no será este seis de mayo, como insistió en varias ocasiones la semana pasada, sino hasta pasado mañana viernes ocho de mayo.

 

Por su parte el mandatario López Obrador ya tiene varias semanas en las que no deja de afirmar que ya estamos superando esta crisis sanitaria y que incluso no es necesario hacer uso del cubre bocas (él mismo no utiliza ese material sanitario) lo que genera por supuesto confusión.

 

Algunos siguen las indicaciones de la subsecretaría de salud y otros prefieren hacer caso al jefe del ejecutivo federal.

 

El problema es que a nivel local la resistencia y de desgaste ante la población la tendrán que experimentar las policías municipales y estatales, incluso hasta de la Guardia Nacional, el Ejército y la Marina.

 

Afortunadamente en Baja California Sur, la mayor cantidad de ciudadanos ha atendido el llamado de quedarse en casa, aunque aún existen indolentes que subestiman la medida.

 

Hasta el cierre de este espacio, ya se habían registrado en la media península 20 decesos por esta pandemia que tendrá como consecuencia además de la muerte de muchos ciudadanos, una crisis económica sin precedentes y de la que tampoco está claro qué pretende hacer el gobierno federal para enfrentarla.

 

Vamos a ver a quién le echa la culpa el Presidente López Obrador, (como suele ser su costumbre) ante las evidentes pifias y desatinos de un mandatario que le urge volver a la normalidad laboral de la sociedad pero que de hacerlo ahora sería tanto como mandar al matadero a miles de ciudadanos.

 

Esta semana se supone que la curva epidemiológica empezará a bajar aunque al mismo tiempo se informa que estamos en la parte más álgida de los contagios.

 

Por lo pronto vale más atender la instrucción básica de quedarse en casa y que quienes aún suponen que esta medida es una exageración, adquieran sentido común y que entre las mentiras y contradicciones que se disputan López-Gatell y López Obrador, no haya mayores afectaciones en la salud y economía de los mexicanos.

 

Estamos ante un reto verdaderamente patético: La disyuntiva de decidir a cuál de los dos López hacerle caso.

 

¿No le parece así amable lector?