Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - lunes 20 abril 2020


• Signa Convenio de Colaboración y Participación, gobernador Carlos Mendoza Davis con Alianza Comunitaria de Baja California para atender a personas vulnerables • Se aproxima la atapa más crítica de la pandemia y el gobierno federal aún mantiene la incertidumbre para pequeñas empresas • Se estableció el #TodosSomosComunidad para quien desee mayor información y atención como producto de este convenio

 

Pasó ya la primera mitad de abril y nos perfilamos hacia lo más complicado de la pandemia en nuestro país y por supuesto en nuestra entidad, desgraciadamente aún hay muchas personas que parecen no entender que es necesario quedarse resguardado en casa, aunque tampoco puede forzarse a quienes tienen necesidad imperiosa de salir a la calle a conseguir el sustento de todos los días.

 

Desgraciadamente hay aún mucha gente que si no sale a la calle a intentar obtener algo de dinero, difícilmente podrá enfrentar esta crisis sanitaria desde su respectivo domicilio.

 

Por ello es importante que las autoridades dispongan de estrategias que estén enfocadas no solo al tratamiento adecuado en términos sanitarios, sino también en la parte económica que es la que seguramente nos impactará como sociedad luego que pase la urgencia sanitaria.

 

Esto es aún más destacado en entidades como la nuestra que dependen en gran medida de la actividad turística, es decir de la visita de nacionales y extranjeros misma que en este momento están literalmente reducidas a cero.

 

La actividad económica en la media península está completamente reducida por lo que la expectativa financiera para la mitad del año, será de mucha complicación sobre todo para micro, pequeñas y medianas empresas, muchas de las cuales por desgracia corren el riesgo de cerrar definitivamente.

 

Por ello resulta de suma importancia el convenio que se signó el pasado viernes.

 

El llamado Convenio de Colaboración y Participación, que signó el gobernador Carlos Mendoza Davis con Alianza Comunitaria de Baja California a través de la Secretaría del Trabajo y Desarrollo Social, en representación de Gustavo Hernández Vela Kakogui y la Subsecretaria Susana Zatarain García.

 

La Alianza Comunitaria de Baja California Sur, representada por Lucía Frausto como la coordinadora de esfuerzos de Alimentación, busca “hacer un frente común y solidario a las necesidades de la población más vulnerable de BCS, con la finalidad de compartir información y dar respuesta en forma coordinada, transparente a las familias que se han visto y se verán afectadas con la crisis económica que está provocando la pandemia de COVID-19”.

 

El gobierno estatal a través del Sistema Estatal DIF, la Secretaría de Salud, la Secretaría del trabajo y Desarrollo Social, así como los cinco ayuntamientos que conforman la entidad y otras organizaciones sin fines de lucro trabajarán en conjunto durante los próximos tres meses.

 

Esta medida pretende fundamentalmente que ningún sudcaliforniano se quede sin alimento durante esta crisis sanitaria y económica que, sin lugar a dudas, llegará hasta lo más profundo de muchos hogares principalmente por la posibilidad de que surja el desempleo y con ello la dificultad de obtener artículos de primera necesidad, sobre todo de alimento.

 

Por supuesto que esta medida surge como parte de las acciones que la autoridad estatal trata de realizar en coadyuvancia con la sociedad y las instancias de gobierno municipal, mientras que a nivel federal aún no queda claro cómo se apoyará a las referidas empresas de menor tamaño, durante la estela de problemas financieros que seguramente dejará el paso del Coronavirus por nuestra entidad.

 

Esperemos que los daños y las víctimas sean las menos, pero es necesario estar preparados para que no existan sorpresas y sobre todo se cuente con un plan de contingencia que permita enfrentar esta pandemia que está a punto de provocar en nuestro país quizás la crisis más complicada del México contemporáneo.

 

Así que también se estableció el #TodosSomosComunidad para quien desee mayor información y atención como producto de este convenio que estará vigente mientras dura la contingencia epidemiológica y sus consecuencias económicas.

 

Obviamente aún sigue siendo la mejor actitud no salir de sus respectivas casas, sobre todo ahora que según las autoridades se puede presentar la tercera etapa, la fase más complicada para enfrentar el Covid-19 que tantas muertes ha causado en el mundo y que traerá como consecuencia ineludible severos daños a nuestra economía.

 

Empecemos entonces esta semana con la con conciencia clara de que requerimos de adquirir una mentalidad de que cuidarnos en lo particular, repercute en el bienestar de los demás y que de ello va depender que las afectaciones sean las menores.

 

Esperemos que a todos nos vaya bien.