Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - miércoles 15 abril 2020


• López Obrador está más preocupado por elecciones del 2021 que por salud y economía de los mexicanos • Gobiernos estatales exigen se amplíe el apoyo del gobierno federal a las entidades, la lucha contra esta pandemia, pero también para sus efectos económicos • Gobierno de BCS aplica la geo referenciación de casos positivos de Covid-19 detectados, con el fin de reforzar cercos sanitarios y el trabajo preventivo y de distanciamiento social

 

Mientras que las entidades se preparan para enfrentar la etapa más crítica de la pandemia por Coronavirus en el país, el Presidente Andrés Manuel López Obrador insiste en tratar de distraer a la población ahora con un tema electoral como es la revocación de mandato, en el que de nuevo como suelen ser los torpes tercos, se insiste para dejar en evidencia su frivolidad ante la adversidad actual.

 

Con una evidente intención hacer que la comunidad voltee hacia otro lado, López Obrador deja en claro otra vez, que está más preocupado y concentrado en su interés particular de mantenerse en el ánimo del electorado y de su base de apoyo que concentrarse en sacar adelante el enorme reto que implica la actual crisis sanitaria y económica.

 

Obviamente el mandatario, otra vez intenta victimizarse ante la situación actual que según sus expresiones es aprovechada por “los conservadores” para hacer campaña en su contra cuando lo cierto es que hasta ahora la estrategia sanitaria parece no tener el efecto positivo que se esperaba a estas alturas.

 

Por supuesto el problema no solo es el tema sanitario.

 

La pandemia Implica también una angustia adicional que puede ser aún mayor una vez que esta concluya y nos despertemos con una economía más deprimida que en la actualidad y con miles de empresas y millones de empleos perdidos, literalmente desparecidos.

 

Es verdaderamente penoso contar con un jefe del ejecutivo federal que muestra una ceguera tal que incluso le ha pegado de manera contundente en la aceptación de la población que según las más recientes encuestas en un año AMLO ha caído alrededor de 20 puntos en su aprobación.

 

Con esta serie de errores que han obligado a los gobiernos de diversas entidades a exigir a través de los medios de comunicación a que se amplíe el apoyo del gobierno federal los estados, para el apoyo a la lucha contra esta pandemia, pero también para los efectos económicos que está claro que serán devastadores para un gran número de ciudadanos.

 

Las entidades como Baja California Sur, por ejemplo, ha insistido a través del gobernador Carlos Mendoza, en redoblar sus esfuerzos a través de la Secretaría de Salud estatal para frenar en lo posible los efectos del Coronavirus en la población y por supuesto en la parte económica con diversas disposiciones que permitirán diferir el pago de algunos impuestos locales.

 

En ese sentido ayer se dio a conocer un trabajo de geo referenciación de casos positivos de Covid-19 detectados, con el fin de reforzar cercos sanitarios y el trabajo preventivo y de distanciamiento social.

 

“Se trata de una medida muy importante, porque con base en ella se podrán focalizar con precisión las acciones que se llevan a cabo en todo el territorio estatal, y de esta forma reducir el número de contagios. Este ejercicio nos permitirá ubicar y actuar en zonas en donde se concentran el mayor número de casos”, precisó el mandatario estatal.

 

Hasta el cierre de este espacio, las autoridades locales contabilizaron en la media península 149 casos confirmados siete recuperados, cinco defunciones y 36 sospechosos.

 

Por supuesto la tarea para los gobiernos estatales no puede ser enfrentada de la manera más adecuada si no se cuenta con el apoyo decidido de las autoridades federales, que parecen no tener clara esta situación.

 

Veremos hasta dónde llega la indolencia de López Obrador que está más preocupado por el tema electoral, sobre todo ahora que cada día es menos apoyado por la población, en lugar de poner como prioridad el brindarle confianza a la comunidad de que morirá la menor cantidad de gente con el Coronavirus y que habrá medidas adecuadas para frenar los efectos adversos en la economía.

 

Por desgracia, ninguno de los dos temas está bien atendidos por la autoridad federal.

 

Esperemos que el Presidente redefina sus prioridades y ponga por encima de todo, la salud física de los ciudadanos y por supuesto la sanidad económica de nuestro país que según los especialistas, le espera una de las peores crisis financiera de los últimos años.

 

Por supuesto a querer o no, el costo final para el gobierno de López Obrador, será precisamente en lo político.

 

También te puede interesar