Noticias de BCS, México y el mundo.

Buenos días, B.C.S. - martes 14 abril 2020


• Para reflexionar post Semana santa y la pandemia universal; la humanidad tiende a autodestruirse siempre, y ahora en el 2020 lo estamos pagando, como nunca quizá…

Como es la tradición, religiosa o cultural, la Semana santa en buena parte de la humanidad se celebra con fe y a veces sólo como festejo, a pesar de la pérdida de principios y valores por este “modernismo” nuestro. Así entonces siguen para muchos sus significativos eventos en torno a Jesucristo y su crucifixión, por lo que los invito a darnos un tiempo para Dios, para reflexionar en Jesús y su viacrucis. Para esta entrada, como soporte tomé ideas de la Vicerrectoría del Medio Universitario “San Francisco Javier”. Va…

 

En la Semana Santa conmemoramos la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. Para los cristianos, la Semana Santa resume el misterio de la redención divina del género humano. Esta conmemoración nos invita a todos-incluso a los no cristianos-a profundas reflexiones sobre el sentido de nuestra vida y de cómo debemos vivirla. Y en esa reflexión, Jesús representa el ejemplo por excelencia.

 

Y a propósito de Jesucristo, pondré esta breve reflexión sobre: “Todos tenemos una misión en la vida…”; por qué?, porque como madre o padre, como hijo o hija, abuelo, trabajador, estudiante, profesional, ministro, líder comunitario, político…lo que sea, cada uno puede tener una misión distinta en la vida, pero el denominador común es que todos estamos llamados a cumplirla haciendo el bien a los demás y respetando nuestros valores. Jesucristo llevó a cabo con este soporte su misión, y nos pide-a través de…-que nosotros hagamos lo mismo. Tenemos que perseverar y llevar a cabo nuestra misión a pesar de las adversidades; a veces nos cansamos, nos desanimamos, nos desilusionamos, ante las críticas, pero tenemos que sobreponernos a las adversidades y seguir adelante. Y va esta otra…

 

HABRÁ CASOS EN QUE A QUIENES MÁS AMAMOS NO ENTIENDEN, NOS HIEREN O NOS TRAICIONAN

Esto también le pasó al mismo Jesús; veamos: El Domingo de Ramos lo aclamaron y el Viernes Santo le crucificaron. Pero, ¿qué hizo Él?, perdonó a todos y siguió adelante con su misión. Entonces, digo, como Jesucristo es ejemplo (no como ciertos líderes de naciones que su ejemplo es negativo...), él nos invita a seguirlo; que finalmente, si cumplimos nuestra misión obtendremos nuestra recompensa. Jesús cumplió su misión y con su resurrección el domingo de Pascua logró redimirnos a todos para la vida eterna.

 

Así, el buen padre y la buena madre que cumplen su misión de educar bien a sus hijos reciben su recompensa cuando ven a esos hijos e hijas convertirse en hombres y mujeres de bien. El buen estudiante recibe su recompensa cuando sale bien en sus estudios y se echa hacia adelante. El buen trabajador recibe su recompensa no sólo con su jornal semanal sino con la contribución que hace hacia a sus compañeros y en su lugar de trabajo. También y con mayor razón el presidente de un país, el ministro; el líder comunitario, el titular sindical y de empresa, etc. que cumplen su misión, reciben su recompensa por lo que hacen para que todos vivamos en una mejor sociedad de bienestar social, espiritual y material, de justicia y equidades, etc.

 

Todos, cristianos y no cristianos, ya sea en el templo o compartiendo en familia, podemos y debemos sacarle provecho a estas enseñanzas que hace dos mil años Jesucristo nos dejó de manera tan amorosa y sacrificada en aquella primera Semana Santa; y a nosotros nos toca en esta de 2020; digo.

 

Y…PASO YA A CORTOS PENSAMIENTOS CORRELACIONADOS CON EFECTOS DEL CORONAVIRUS…

Serán más bien pequeños pensamientos o breves reflexiones, tanto propios como de otros. El que viene es mí pensar reflexivo, éste surgió a raíz de que vi una foto bien sugestiva, que hoy, aprovechando esta temática, voy a narrar. Parece cuento pero no lo es, es pensamiento (algo realista, para mí). Va…

 

Cuando me llegó esa foto por Whatss con un ser iluminado todopoderoso que con sus rayos sostenía un balón de Futbol que en vez de gajos se veía el mapamundi terrenal. Y me dije: este dibujo-foto trae

 

mensaje para mí, ya que al interpretarlo como que un ser todo poderoso, ya sea interplanetario, celestial, la tierra misma, ¿o Dios? que jugaba con el balón-tierra o sea el planeta de la humanidad, con esos humanos que durante siglos se han dedicado a dañar, a afectar profundamente a su propio hogar, que es la tierra, y lo han logrado, sobre todo por los más poderosos del gran dinero y del dominio de naciones más débiles-con las complicidades menores-que en sus afanes han venido contaminando el medio ambiente, depredando la fauna y la flora, desapareciendo especies; sangrientas guerras entre unos y otros, etc. y esto ha sido por cientos, miles, de años; hasta que el planeta “comenzó a cansarse, a llorar sangre, vientos, lava, aguas…”; y “se rebeló” en protesta como si fuera un ser vivo (que si no lo es como materia en sí, sí lo es subjetiva y literariamente) porque contiene y produce millones de seres vivos, con sus 4 elementos: aire, fuego, tierra y agua, o sea que el planeta ciertamente no piensa, no razona, PERO ES FUENTE DE VIDA; y reciente su destrucción y reacciona descargando furiosamente sus volcanes y terremotos, maremotos y Tsunamis, huracanes, inundaciones, arrasando ciudades, matando muchos humanos, etc. Y ni así “los perversos”…se han detenido. (¿Verdad Trump?).

 

Y ante esas terquedades tan humanas, “alguien” determinó crear unos seres inmensamente pequeños, microscópicos, casi invisibles, para meterse en los organismos de muchos “grandotes” seres humanos (arrasando también a los más débiles), se llaman VIRUS (aunque ya la humanidad había recibido “avisos” cuando los padeció en su momento histórico (pestes, epidemias, etc.), y ahora el más brutal, EL CORONAVIRUS quien ha venido pegando a la raza humana, no sólo porque la enferma o porque la mata, sino también porque LA ESTÁ LIMITANDO, afectando en SU MANERA DE VIVIR, EN SU SALUD; quitándole la educación, la libertad, sus recursos materiales; negocios y economía, (reduciendo empleos), etc.

 

AHORA DEBO HACER ESTA PRECISIÓN SOBRE MI PENSAMIENTO Y LUEGO VA…MARIO BENEDETTI

Sí, qué curioso, terminado éste mi pensamiento, de mis archivos vi un artículo-nota bien formal, con buen soporte informativo y de redacción, con un tema similar a este mi pensamiento-que nada que ver-. Pondré sólo un fragmento: “El coronavirus es un aviso de que las cosas han llegado a un punto peligroso para el planeta. Todo lo que existe forma parte de una estructura superior. Los virus son formas de vida de muy difícil estudio por su tamaño, que responden a unas influencias y estímulos que en su mayor parte pasan desapercibidos para la ciencia humana. La carga vírica de la humanidad sobre la Tierra está al borde de sus límites, los siete mil millones de humanos de una cultura depredadora y ajena al sentido de la tierra es más de lo que el organismo Tierra puede soportar…”.

 

Y MUY AD HOC, CERRARÉ CON ESTE CERTERO Y HERMOSO PENSAMIENTO DE MARIO BENEDETTI

Cuando la tormenta pase y se amansen los caminos y seamos sobrevivientes de un naufragio colectivo./ Con el corazón lloroso y el destino bendecido nos sentiremos dichosos tan sólo por estar vivos./ y le daremos un abrazo al primer desconocido y alabaremos la suerte de conservar un amigo. /

 

Y entonces recordaremos todo aquello que perdimos, y de una vez aprenderemos todo lo que no aprendimos./ Ya no tendremos envidia pues todos habrán sufrido / ya no tendremos desidia seremos más compasivos./ Valdrá más lo que es de todos que lo jamás conseguido/ seremos más generosos y mucho más comprometidos/ Entenderemos lo frágil que significa estar vivos/ Sudaremos empatía por quien está y quien se ha ido. / Extrañaremos al viejo que pedía un peso en el mercado, que no supimos su nombre y siempre estuvo a tu lado./ y quizás el viejo pobre era tu dios disfrazado./ nunca preguntaste el nombre porque estabas apurado. / Y todo será un milagro y todo será un legado y se respetará la vida, la vida que hemos ganado. /CUANDO LA TORMENTA PASE TE PIDO DIOS, APENADO, ¡QUE NOS DEVUELVAS MEJORES, COMO NOS HABÍAS SOÑADO! ...Buenos días.