Noticias de BCS, México y el mundo.

En privado - sábado 04 enero 2020


• 2019, año de los absurdos

Navegando en mares turbulentos y asediados por crisis, ya no solamente económica --como ocurría antaño--, sino hartos de descrédito, cargados de incertidumbre y asustados por los fantasmas de la inseguridad, llegamos al 2020.

 

El 2019, hay que decirlo,  fue un año marcado por la pasividad, la tolerancia y los absurdos de un Gobierno Federal  que ha preferido cruzarse de brazos y dejar pasar las cosas bajo el supuesto de la no represión, a pesar de saber que por otro lado se están cometiendo actos vandálicos, como son los casos de las manifestaciones donde al final de cuentas quienes pierden son aquellos que nada tienen que ver con las manifestaciones, en especial los comerciantes.

 

Hay que decir también que ciertamente ningún gobierno está exento de errores; sin embargo, en el caso del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, los errores fueron una constante desde los primeros meses en que inició la administración. Incluyendo un fallido plan de austeridad.

 

Y una gran realidad es que tanto con el PAN, y especialmente con el PRI tuvimos sexenios cuyos resultados fueron sumamente desastrosos tanto en lo económico como en la inseguridad. Pero basta de señalar errores y buscar culpables. Porque si desde un  principio, AMLO se hubiese dedicado a trabajar las cosas fueran distintas.

 

Pero la terquedad, tiene un costo, como también lo tiene el tomar decisiones personales y a la ligera, sin escuchar a los expertos de las diversas materias, quienes de antemano le han advertido de las graves consecuencias y cuyos graves desaciertos indirectamente ya nos están costando a todos los mexicanos cuantiosos recursos público, o que en todo caso están lesionando directamente nuestro patrimonio.

 

Como por ejemplo, las pérdidas por 14 mil millones de pesos, (1,000 MDP diarios) por el bloqueo de las vías férreas por maestros disidentes de la CNTE en Michoacán, ante la pasividad del Gobierno Federal para resolver el tema, paralizando a industrias y comercios del centro del país.

 

Más de 130 mil millones de pesos de pérdidas de todas las afores por la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Y  de paso, pérdidas al erario por 160 mil millones de pesos, por la cancelación del NAICDMX en Texcoco, y de 20 mil millones de pesos en el Producto Interno Bruto PIB. 

 

Otro de los grandes errores tiene que ver con la supuesta venta del avión presidencial, pues de acuerdo a algunos datos financieros,  el Gobierno Federal está pagando 720 mil dólares anuales a la empresa Boeing por el estacionamiento, lavado especial, revisiones periódicas entre otros conceptos que requiere la nave para estar en buenas condiciones, lo que nos deja en claro que saldrá más cara la venta que el uso.

 

Entre los absurdos destaca la construcción del denominado Tren Maya, que se hace sin licitación, y sin factibilidad técnica ni financiera,  que no cuenta con estudios de impacto ambiental, solo por la bendición de chamanes que a nombre de “la madre tierra”, piensan tirar miles de árboles de la selva y que costará 150 mil millones de pesos, absorbiendo hasta el 95 por ciento de los recursos federales para el resto de las Entidades del País.

 

En lo que tiene que ver con cuestiones financieras, a todo lo anterior hay que agregar los graves deterioros de la estabilidad económica que el presidente ha provocado con su actitud asumida al enfrentarse con los hombres de empresa, responsabilizándolos en gran medida del retraso económico, cuando en su calidad de presidente debiera pugnar por la búsqueda del  equilibrio y fortalecer las condiciones para generar riqueza y mecanismos para distribuirla lo más equitativo posible, ya que solamente así logrará esos objetivos de paz social.

 

Pero los cruentos errores fueron más allá cuando se advirtió la fallida operación para capturar a Ovidio Guzmán, donde su organismo de seguridad dejó entrever la falta de conocimientos y de organización para este tipo de casos tan relevantes.

 

Ya por último, aun cuando hay mucho más, no podemos pasar desapercibida la pasividad y la tolerancia, cuando en mayo de ese mismo año, pobladores de La Huacana, Michoacán, sometieron y desarmaron a elementos del Ejército durante un operativo que los militares realizaban en contra del crimen organizado, y tras esto el presidente declaró que estos hechos no le restan autoridad al ejército,  lo que por ende mereció fuertes críticas, más aun cuando sabemos que el Ejercito Mexicano es sinónimo de pundonor y obediencia, y además el estandarte de la Soberanía.

 

Pero como siempre ha sucedido, en estos dos últimos casos, el presidente no tuvo las respuestas claras ni mucho menos convincentes.

 

SUMARIO

De entrada, agradezco a todos quienes se acordaron de mí en estos tiempos invernales… Por otro lado, he de comentar que ayer se registró un terrible accidente automovilístico en el boulevard 5 de Febrero y  López Mateos, donde lamentablemente cinco personas perdieron la vida. Lo más lamentable es que las vías permanecieron acordonadas más de 12 horas y los difuntos allí, lo que provocó críticas de la totalidad de los vecinos y de los familiares de los muertos. Cuestionando: ¿qué razones válidas tienen los responsables de ordenar el levantamiento de los cuerpos para tanta tardanza? Y la realidad es que siempre es lo mismo, cada vez que sucede una desgracia de esta naturaleza, los responsables de la SEMEFO, tardan demasiado tiempo sin tomar en cuenta no solamente el caos vial que provocan, sino la desesperación de los familiares quienes, ya de por sí, están sufriendo la pérdida de sus seres queridos. Pues ahí se las dejo de tarea especialmente a nuestros flamantes diputados…

 

Fueron muy contados aquellos que en estas épocas invernales se acordaron que tienen aspiraciones políticas para el 2021. Entre ellos, ALEJANDRO TIRADO, --me consta--, envió emotivos mensajes a dirigentes de colonias y líderes naturales, especialmente a damitas, a quiénes les deseó parabienes de Navidad y prosperidad en Año Nuevo, lo que habla muy bien de alguien como él, que seguramente logrará subir poco a poco, otros tantos escalones políticos…

 

Pocos lo saben pero José López Soto, director de la Administración Portuaria Integral  obtuvo en 2019, una Maestría en Ciencias de Administración de Empresas Navieras y Portuarias. Y la obtuvo nada menos que de la prestigiada Escuela Náutica Mercante, “Capitán de Alt. Fernando Siliceo y Torres” del Estado Veracruz. Ya con este documento, LOPEZ SOTO se abocará a especializar gente dentro del sector marítimo-portuario, quienes recibirán los conocimientos y capacitación necesarias para cumplir mejor sus encomiendas en los puertos. Cuestión de tiempo.