Diario El Independiente navidad 2019

Realidad de BCS - lunes 02 diciembre 2019


• A pesar de sus negligencias el alcalde comundeño Walter Valenzuela ya busca ser candidato a diputado federal por Morena • Para nadie será sorpresa cuando la estupidez y negligencia de Valenzuela Acosta le reboten en la cara tal como le puede pasar a muchos soberbios y engreídos representantes de Morena • El presidente de Comondú no se da cuenta que es necesario cambiar la forma de hacer las cosas, porque hasta ahora no ha podido dar en el clavo, sus ocurrencias no permean en mejorar la percepción ciudadana sobre su gestión

 

Uno de los problemas más fuertes que tiene Morena en la entidad es la forma incongruente y deshonesta con que realizan su trabajo algunos representantes populares emanados de sus filas, lo que se conjuga con un primer año del gobierno federal que tiene más deudas con la población que hechos concretos para cumplir y atender ofrecimientos hechos en la campaña proselitista del pasado 2018.

 

A doce meses de un atropellado gobierno federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador, en la entidad también hay serios problemas de incongruencia y carencia de seriedad administrativa en morenistas como el alcalde de Comondú Walter Valenzuela Acosta que no ha podido hacer despegar al ayuntamiento que encabeza.

 

Con su pobre y limitada forma de gobernar que a poco a más de un año, ha generado ya en los comundeños la sensación de haberse equivocado al votar por un munícipe que por más que insiste le resulta muy difícil maquillar su incapacidad.

 

El alcalde no puede y no puede...

 

El uso inadecuado de dinero público con la contratación de personas de manera irregular, la escasa capacidad de respuesta para los servicios públicos básicos, sumado incluso a la intolerancia hacia los representantes de algunos medios de comunicación, incrementan la crisis por la que ya atraviesan los comundeños.

 

Abandonados por la administración federal que representa en la entidad Víctor Castro, así como por una labor municipal pobre e indiferente, ha cambiado poco a poco el sentir de los comundeños que pasó de una actitud esperanzadora a una de evidente decepción.

 

Está claro que Walter Valenzuela parece no darse cuenta que es necesario cambiar la forma de hacer las cosas, pero hasta ahora no ha podido dar en el clavo, pues sus ocurrencias no permean en lograr una mejor administración de los recursos municipales y menos aún en mejorar la percepción ciudadana sobre su gestión.

 

Obviamente en las pretensiones del comundeño se encuentran las de disputar al interior de su partido la posibilidad de ser candidato a diputado federal, solo que para lograr tal objetivo primero tendrá que superar la serie de rezagos en que ya se encuentran las comunidades del municipio de Comondú, pero además el superar la actitud altanera de un presidente municipal que supone que el éxito político y administrativo le llegará en automático.

 

Obviamente la falta de experiencia y pericia política han llevado al municipio de Comondú a una condición lamentable por lo que no le extrañe a usted amable lector, que en su momento se tengan que realizar investigaciones por presunta corrupción en un ayuntamiento morenista precisamente como una de las grandes contradicciones en las que caen flamantes representantes de la mal llamada 4T.

 

Lejos parecen quedar cada día que pasa, las calles limpias y alumbradas de Cd. Constitución e Insurgentes para dar paso a la prepotencia y al nepotismo evidente en el equipo del incapaz alcalde Valenzuela Acosta.

 

Basta revisar la nómina del ayuntamiento y de sus subdelegaciones y delegaciones municipales donde los recomendados están a la orden del día.

 

Con estas condiciones será muy difícil para Morena y para el propio Walter Valenzuela volver a convencer a una comunidad que ya evidencia el arrepentimiento de elegir a un alcalde que no ha dado el ancho y que difícilmente podrá repuntar en lo que resta de su administración.

 

Perfilado ya para buscar una candidatura morenista Walter Valenzuela no quiere ver que tratar de ser candidato para el proceso del 2021 por una diputación federal o cualquier otro puesto de elección popular, puede ser calificado por los comundeños como una burla pues aún esperan que el alcalde cumpla cabalmente con su responsabilidad.

 

Está claro que no es casual que la estrechez política y administrativa de Valenzuela Acosta coincida con la cerrazón evidente del superdelegado Víctor Castro que a su vez hace extensivas las pifias y mentiras del gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador que apenas este domingo cumplió su primer año de gobierno, uno de los más accidentados del país en los últimos tiempos.

Por supuesto para nadie será sorpresa cuando la estupidez y negligencia de Walter Valenzuela le reboten en la cara tal como le puede pasar a muchos soberbios y engreídos representantes de Morena.

 

¿No le parece así amable lector?