Noticias de BCS, México y el mundo.

Gran tribuna - miércoles 11 diciembre 2019


• Polvo: corazón espinado. Hablo hoy de un esfuerzo cinematográfico hecho a la medida para resaltar a través del cine una comunidad de BCS • Hubo en el pasado. Y hay en el presente otras acciones con este mismo fin que han trascendido • Conversaciones con el diablo

José María Yazpik; cumplió el sueño de muchos; cruzar ese limbo del dolor y el placer: el retorno.

 

Fui a ver “Polvo”, la película. Y quede satisfecho. Es un esfuerzo de muchos encabezados por el joven cineasta Y guionista José María Yazpik. Y la productora Mónica Lozano. No lo conozco en vivo, pero si a todo color por su origen, su familia y su trayectoria. Y si lo admiraba, después de Polvo más, porque hizo lo que muchos anhelamos. Y es traspasar las barreras del dolor de vernos fuera de nuestro terruño. Y el placer de regresar. Y Chema lo hizo con algo en las manos:esta película.

 

Fui al cine en plaza Galerías, asistido por Francis mi hija. Y mi esposa Ely. Y a puño y puño de ricas palomitas fui consumiendo la trama de Polvo. Un tema brotado de la realidad. En esa franja de la geografía sudpeninsular donde está ese hermoso oasis de San Ignacio. Un lugar como otros muchos más donde han pasado cosas que superan la imaginación. Y la realidad.

 

A propósito les comparto. Tengo un cuento “Cielo verde” que toca el desplome de una avioneta, que al impactar en las cercanías del Valle de Santo Domingo desparramó millones de dólares. Dinero que se pagaría para pagar un gran cargamento de Polvo.

 

Coincidencias o no Yazpik nos regala a quienes amamos el cine y a esta mítica tierra, el placer de ver a personajes de leyenda como Nano Fong. Y escuchar la expresión auténtica de los San Ignacianos. Y gozar esas tomas aéreas de los lugares aledaños.

 

Se cuenta que Hace 10 años José María hizo un viaje con su hermano, Carlos, y su padre José María Meza, al pueblo de San Ignacio, en Baja California. De ahí, surgió la idea de realizar una película donde este lugar y la pequeña población que lo habita fueran los protagonistas.

 

Ambientada en 1982, Polvo cuenta la historia de El Chato, un hombre que salió de San Ignacio con la idea de ser una estrella de cine. Sin embargo, 10 años después de su partida, regresa a este pueblo como miembro de un cartel que tiene la encomienda de recuperar un cargamento de cocaína que ha caído ahí por accidente y el cual es usado por los pobladores como un polvo para pintar canchas o limpiar baños.

 

·         Hubo en el pasado. Y hay en el presente otras acciones con este mismo fin que han trascendido

Fox Trot, en los setenta. Y Guerrero de Sal. Polvo no le pide nada a Fox Trot de Peter O Toole y Charlotte Rampling, filmada en los setenta para descubrir más a Cabo San Lucas. Y se empareja a otros esfuerzos válidos realizados por otros emprendedores Sudcalifornianos. En escenarios como Guerrero Negro, Loreto, La Paz y Todos Santos entre muchos más.

 

Y se suma a la historia de ejercicios válidos por reconocer nuestros valores, como en el pasado y el presente se ha hecho de los grandes: Chino Estrada, Enoc Leaño, Manuel Ojeda, Dolores Heredia.

 

Regresando al filme Joaquín Cosío, Chucho Ochoa, Mónica Treviño, Carlos Valencia y Andrés Vázquez, son el principal reparto en esta cinta que desde el principio nos engancha.

 

Creo que después de Polvo San Ignacio ya no será igual. En ese socavón de vida, de los dátiles gigantescos, de esa tienda de lustros, búnker del patriarca Chacho Meza, de la presencia de una catedral bellísima estará imborrable el cruce de un hombre que retorna.

 

El mejor homenaje que podamos hacer a Chema, a su familia. A sus inversionistas. Al pueblo, es ver Polvo, aunque nos provoque lágrimas.

 

·         Conversaciones con el diablo

Lucía Frausto del observatorio ciudadano como Vamos La Paz indicó ayer que el delito de robo a casa habitación lidera el ranking del tercer trimestre de 2019 de delitos de alto impacto en el estado de Baja California Sur, seguido de robo con violencia, robo a negocios y robo de vehículos, puntualizó que durante el tercer trimestre de 2019, en promedio se registró́ 1 homicidio doloso cada seis días, mostrando una significativa reducción de este delito en todos los municipios del estado. Muy buena noticia sin duda...

 

Con un incremento del 3.4% aplicable al salario de los trabajadores, la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) llegó a un acuerdo exitoso con los sindicatos Único de Trabajadores Administrativos (SUTAUABCS) y del Personal Académico (SPAUABCS), previo a que concluyan las actividades de este año.

 

Con este hecho, se aseguran las labores educativas para 2020, abonando a la estabilidad institucional que ha perdurado en la Máxima Casa de Estudios de Sudcalifornia, al menos, durante los últimos 10 años.

 

Así lo mencionó el rector Dante Arturo Salgado González al cierre de las negociaciones, haciendo énfasis en la solidaridad, compromiso y responsabilidad de los dos gremios universitarios, que una vez más pusieron por encima de los intereses particulares, los de casi 8,000 jóvenes que actualmente conforman la matrícula estudiantil de la UABCS...Y con esto nos despedimos. No olviden: hagan el bien. Y sean felices.