Noticias de BCS, México y el mundo.

En privado - sábado 14 diciembre 2019


• ¡Estos diputados…!... Usureros

Es del dominio público que los Usureros, todos esos que van por allí saturando con su nefasta propaganda de prestamistas los postes de las calles, muy bien camuflageados como las águras y los buitres,  vuelan bajo en los cielos de sudcalifornia. Y lo hacen, no para atacar la carroña como lo hacen estas aves para quitarse el hambre, sino para de ser posible, saciarse con la sangre  inocente de los seres vivos. 

 

Así es. Llámense prestamistas, empresas financieras, casas de empeño, Etc., pero todos y todas han permanecido y siguen permaneciendo insertos en una muy larga lista de ventajistas usureros,  lamentablemente ante la complacencia de legisladores y legisladoras locales quienes no han levantado su dedo para señalar, criticar o censurar y al menos frenar un poco los abusos que aquellos cometen.

 

Es decir, muy a pesar de saber (porque lo saben) que estas personas o empresas están abusando reiteradamente, aprovechándose de la necesidad de muchos, las diputadas y los diputados prefieren seguir sentados en la curul de la guasa, de la dieta, de la buena paga, de la vacilada, del aguinaldo, de la “hueva”… del “aquí no pasa nada” y del importamadrismo, que al fin y al cabo es lo más cómodo.

 

Y por supuesto que no deja de ser la postura más cómoda cuando bien lo sabemos, martes con jueves se la pasan cachetonamente y no hacen absolutamente nada para evitar esos abusos, incluso, muy a pesar saber que muchos de estos usureros ni siquiera cuentan con el permiso oficial para esquilmar.

 

Lamentablemente, la totalidad de estos agiotistas, --lo hemos observado, como seguramente  lo ha detectado usted también lector--  han tapizado con subliminales “recaditos” los postes de la ciudad ofreciendo su mezquino “trabajo” sin importarles si en sus garras puedan caer los jóvenes que aun prestan sus servicios en las instancias oficiales, o bien si se trata de personas de la tercera edad quienes hoy apenas medio viven con la pensión que reciben. Porque simplemente a todos ellos dedican sus “mensajes”.  

 

Otros tantos de estos agiotistas,  han especulado de diversas maneras en ese afán de  desarrollar mejorar esa rapacidad hormiga que practican, especialmente ofreciendo –frente a sus competidores-- el cobro de menos intereses económicos por sus préstamos. Pero todos y todas, han hecho y siguen haciendo su modus vivendi de la ambición y la cicatería, de la ruindad  y de la avaricia, abusando de la gente jodida y lucrando con la necesidad de los más pobres.

 

Y vale decir que la avaricia de estos prestamistas no tiene para cuando acabar, pues vale hacer hincapié que  tienen también sus presas cautivas, justamente hacia donde enfocan con más poder sus baterías; especialmente dentro de las oficinas oficiales,  llámense estatales, federales o municipales, desde donde,  al menos un 90 por ciento de la burocracia ha caído en sus garras y por cuya razón, el resultado total de lo que les llega en sus cheques, es de apenas unos pesos. Y todo ante la complacencia de las autoridades que lo permiten, y de los legisladores que no hacen nada para evitarlo.

 

Y vamos más allá todavía al asegurar que estas personas o empresas realizan su “trabajo” incluso sin importarles los pobres viejos, los débiles, los indefensos. Esos a  quienes precisamente las fuentes oficialistas  los definen como personas vulnerables. Digamos, los jubilados y pensionados o los minusválidos, a quienes por supuesto que también –los usureros—están dispuestos para joderlos.

 

Una carrera pues, con salida pero sin meta la que emprenden los usureros quienes sin importarles el daño que puedan causar, solamente van en pos de la utilidad o la ganancia. Repito, sin  importarles nada más.

 

Agiotistas miserables que han hecho del “préstamo”, una nueva y fácil manera de estafar,  y una de las mejores formas de participar en la mezquindad.  Y quienes en general, han hecho de esta práctica, reitero, su modus vivendi.

 

Y a quienes –incluso-- les vale madre si es un delito la usura en México. Y escribo esto porque según en el artículo 306, fracción IX del Código Penal, se establece que comete delito de fraude: "El que valiéndose de la suma ignorancia, notoria inexperiencia, extrema miseria o necesidad de otro, obtiene de éste ventajas usurarias por medio de contratos, convenios o documentos mercantiles o civiles…”.

 

Peor aun importándoles muy poco el posible castigo divino, si tomamos en cuenta que ciertamente está plasmado en la Biblia, cuando Éxodo 22:25 dice: "Cuando prestares dinero a uno de mi pueblo, al pobre que está contigo, no te portarás con él como logrero, ni le impondrás usura" (Logrero: Persona que da dinero a logro. O bien una Persona que procura lucrarse por cualquier medio).

 

 O bien, como se señala en Levítico: 25:35-37 que a la letra claramente advierte: "Y cuando tu hermano empobreciere y se acogiere a ti, tú lo ampararás; como forastero y extranjero vivirá contigo. No tomarás de él usura ni ganancia, sino tendrás temor de tu Dios, y tu hermano vivirá contigo. No le darás tu dinero, a usura, ni tus víveres a ganancia". Todo lo cual, según se observa,  les vale un comino.

 

Y les vale un comino porque no dejan de ser hematófagos que se comportan y actúan  como vampiros, pulgas, o garrapatas que desangran inocentes. Sino es que comparados con las  sanguijuelas que atacan, abuzan y sangran, como también lo hacen los zancudos, las pulgas, los piojos, o las chinches.

 

En síntesis y para acabar de una vez por todas con este desagradable tema, pareciera que estos prestamistas tienen mucha similitud con los tábanos, y las ladillas, o si se quiere, son como esos nocivos bichos que roen los intestinos, hasta de ser posible, matar.

 

Todo lo cual, --repito--, lamentablemente les importa muy poco o nada a nuestros flamantes legisladores.

 

Cuestión de tiempo.