Noticias de BCS, México y el mundo.

Comunicar sobre suicidios de forma irresponsable “es fatal”

lunes 23 diciembre 2019 | Por: Ivan Gaxiola Beltran | La Paz Comunicar sobre suicidios de forma irresponsable “es fatal”

El amarillismo puede generar “un efecto imitatorio” en la sociedad, aseguró la directora de Resma

La Paz, Baja California Sur. La directora de la Red Estatal de Salud Mental (Resma), Estela Castro Terrazas, advirtió que una mala práctica periodística al momento de comunicar sobre suicidios “es fatal”, pues a algunas personas “puede darles valor para que también decidan tomar la misma decisión”.


“Una imagen amarillista, que a veces por protagonismo, en la comunicación se da, va a generar un daño emocional tremendo en las personas: es un efecto imitatorio”, dijo Castro Terrazas. “Psicológicamente hay una influencia muy grande, porque realmente la psicología es una psicología que puede ir apoyada y fomentada y motivada ante una situación con estas características”.


Comunicar sobre suicidios de forma irresponsable “es fatal”


La directora recordó que “hay una guía del comunicador y para el comunicador” en materia de suicidio, asimismo, que “la Secretaría de Salud tiene unidades médicas especializadas, con profesionales que están diplomados en la atención para poder salvaguardar una vida: porque el suicidio es prevenible”.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que los medios de comunicación desempeñan un papel importante a la hora de informar de manera responsable sobre el suicidio y contribuir a su prevención. La doctora Alexandra Fleischmann, del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS, recomendó proporcionar datos precisos sobre dónde se puede buscar y encontrar ayuda;  tener cuidado a la hora de entrevistar a familiares o cercanos afectados por un suicidio; no destacar las informaciones sobre suicidios en las portadas o en lo alto de las páginas; que los reporteros no empleen lenguaje sensacionalista o que normalice el suicidio; no describir explícitamente el método usado para cometer el suicidio ni tampoco el lugar preciso donde ocurrió la muerte.