Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es lunes, 26 de octubre de 2020

Para el PRI, no hay nada qué decir de Carlos Mendoza 

La presidenta estatal del tricolor no fue capaz de hablar de manera positiva o negativa del gobernador sudcaliforniano al ser entrevistada, en cambio, se enfocó en criticar a Morena

Para el PRI, no hay nada qué decir de Carlos Mendoza 

La Paz, Baja California Sur.- La presidenta estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Gabriela Cisneros Ruiz, fue cuestionada sobre la postura del tricolor respecto a la gestión del gobernador panista Carlos Mendoza Davis, esto al ser abordada por la prensa antes de ingresar al Teatro de la Ciudad para escuchar el cuarto informe de gobierno, el cual se realizó a puerta cerrada y con estrictos protocolos de seguridad. La líder no fue capaz de hablar bien o mal del mandatario, sólo se concentró en redirigir las preguntas para criticar al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). 


“¿Cómo ve el PRI la administración de Carlos Mendoza?”, fue la primera pregunta que le hicieron los reporteros a Cisneros Ruiz, a la cual respondió: “hemos estado siendo muy incisivos en el tema de que las calificadoras están ahí, son temas objetivos. Nosotros (sic) soy sudcaliforniana, soy paceña, queremos que le vaya bien a Baja California Sur, y hoy, como en cada año, estamos aquí presentes en el informe del gobernador. Es importante que el Partido Revolucionario, hoy, como en todos los años, estemos presentes (sic), estemos atentos a los eventos, a los sucesos y a la información que hoy se va a vertir (sic) por parte de la misma voz del gobernador del estado. Queremos que le vaya bien a Baja california Sur y estamos prestos y atentos”. 


“Prestos y atentos” a la “voz del gobernador”, dijo la líder del PRI, coronando así las recientes declaraciones que ha ofrecido para decir que no descarta la posibilidad de aliarse con el Partido Acción Nacional (PAN) y oponerse con mayor fuerza a Morena. Asimismo, el propio presidente nacional del albiazul, Marko Cortés Mendoza, se ha expresado en este sentido: no dejar de lado la oportunidad de formalizar lo que antes se creía imposible: la unión con el Revolucionario Institucional, conformando el augurado “PRIAN”. 


Y así, como coda a la pregunta inicial, Gabriela Cisneros prosiguió: “muchos, muchos de los temas que hay que resaltar es (sic) precisamente el gobierno anterior, el gobierno de Peña Nieto, que destinaron (sic) en ese momento los recursos necesarios para la ejecución de muchísimas de las obras para beneficio de Baja California Sur”. La dirigente del PRI pudo continuar aquel despliegue de taquilalia, sin embargo, fue interrumpida con un nuevo cuestionamiento, esta vez más directo: “¿cuáles son las asignaturas pendientes que puede tener el gobierno de Carlos Mendoza?”, a lo que contestó:  


“Hay varios temas que tenemos que resaltar, que tenemos que ponderar. Hoy pedimos y solicitamos también en las caramaras (sic), vamos a hacer un frente nosotros, por medio de nuestros legisladores, para apoyo para Baja California Sur. Los temas no están limitados, los temas no están cortados, fuimos también un solo frente para apoyar también la reducción del IVA para Baja California Sur, como se ha hecho en la zona fronteriza; se solicitó también el apoyo para el abastecimiento de energía eléctrica en Baja California Sur, del mismo diputado federal del PRI, así como de los diputados priístas en cada una de las áreas. No vamos a quitar el dedo del renglón, porque el trabajo es por Baja California Sur”, expresó Gabriela Cisneros, y, sin aviso de curva, continuó diciendo: “estamos la verdad que muy inconformes con la tarea y los trabajos que han llevado a cabo los legisladores de Morena, que no han votado a favor de apoyar a Baja California Sur: se deben a Baja California Sur, no se deben solamente a unas siglas”. 


Carlos Mendoza, basta decir para culminar, es el eslabón perdido entre el PAN y el PRI en Baja California Sur (BCS). Hijo del exgobernador priísta Ángel César Mendoza Arámburo, se desempeñó por varios años en el ejercicio público militando con el PRI, hasta que en 2011 llega al gobierno estatal como secretario general de Marcos Covarrubias Villaseñor, quien migró del Partido de la Revolución Democrática (PRD) al PAN. Apenas un año después, en 2012, compite contra Ricardo Barroso Agramont, del PRI, para llegar al Senado de la República con el PAN, y, aunque pierde, obtiene el cargo de forma plurinominal. En 2015 se perfila como candidato a gobernador del PAN y vence a Barroso Agramont, llegando así a la gubernatura que hoy ocupa. Entre los invitados a su cuarto informe, él mismo destacó la presencia de sus “grandes amigos”, entre los que contó al excandidato presidencial José Antonio Meade Kuribreña y al exsenador Javier Lozano Alarcón, ambos del PRI.