Diario El Independiente navidad 2019

El dorado es biológicamente “idóneo” para la pesca comercial: Investigador

viernes 22 noviembre 2019 | Por: Alan Flores Ramos | La Paz El dorado es biológicamente “idóneo” para la pesca comercial: Investigador

El Dr. Emigdio Marín Enríquez ha publicado artículos de oceanografía pesquera basados en dicha especie, que ha desatado una polémica por su posible retiro de exclusividad para la pesca deportiva; hay 4 características que lo hacen “ideal” para explotarse

La Paz, Baja California Sur

El dorado (Coryphaena hippurus) es una especie “idónea” para la pesca comercial, consideró el Dr. Emigdio Marín Enríquez, catedrático de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), cuyo trabajo engloba uso manejo y preservación de los recursos naturales.

Quien también es investigador nivel I del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), concedió una entrevista para Diario El Independiente y señaló que las características biológicas del dorado permitirían su explotación "dirigida".

Destacó que al estudiar ejemplares de dorado hembras en la zona de Los Cabos, estas lograban su madurez reproductiva en tallas desde los 30 centímetros de longitud “o quizá hasta menos”.

Su tasa de crecimiento es "elevada", ya que en su primer año de vida alcanzan los "5 o 6 kilogramos de peso"; dijo que sus picos de reproducción son bastante “fecundos”, pero señaló que se requieren más estudios de población.

Dijo que el dorado es un depredador generalista: pueden alimentarse de decápodos (cangrejos), tortugas pequeñas, pez cochito (Balistes polylepis), pez globo (Tetraodontidae), calamares y diversas especies más.

“Estas cuatro características biológicas hace a una especie idónea para explotarse. Al contrario que los tiburones, que dejan poca descendencia, sus tallas de madurez son grandes, sus edades de madurez son de 20 años, son de crecimiento lento y depredadores ápice”, dijo el investigador, "Eso sugiere una mortalidad natural baja, al contrario del dorado que en 2 o 3 años son aldutos mayores”, añadió.

•  ¿Se está acabando el dorado?

Se desconoce la población de dorado en el Océano Pacífico, pero sus características biológicas indican que la especie “soporta una pesquería dirigida”, reiteró el investigador.

“Todavía estamos en discusión si el de México es el mismo dorado que se pesca en Costa Rica, recientemente publiqué un artículo sobre las migraciones y creo que tiene las características”, dijo Marín Enríquez.

México es el único país que protege el dorado para la pesca deportiva, apuntó; esto solamente en un límite de hasta 50 millas náuticas de la costa, “más allá de esa línea es libre para ser pescado por quien sea”, señaló en referencia a la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables.

“No se cuenta con información para hacer una evaluación de la población del 'stock' formalmente, porque no tenemos datos de pesca”, apuntó el especialista.

El dorado se captura en su mayoría como “captura incidental” por otras pesquerías como la de tiburón, expresó que por ser ilegal pescarlo comercialmente, las instituciones no cuentan con cifras reales de su carga pesquera.

“Se sabe que la flota tiburonera ribereña en Ixtapa Zihuatanejo, Guerrero, tiene permisos de tiburón, pero el 50 por ciento de la pesca de esa flota es dorado incidental. Es un recurso bastante importante, pero es ilegal pescarlo, eso complica la evaluación del recurso”, dijo el académico.

Señaló Marín Enríquez que el dorado es una pesquería “compartida” entre diversos estados y países fuera de Baja California Sur (BCS), por ser una especie altamente migratoria y a pesar de que México protege la especie, flotas de Estados Unidos (EE.UU.) y Sudamérica resultan beneficiados comercializando estos ejemplares.

 “México es el único que está subutilizando el recurso”, sentenció.

•  ¿A favor o en contra de la liberación del dorado a la pesca comercial?

Dijo mantener una postura neutral ante la posibilidad de que la Cámara de Diputados abra esta especie al comercio: “No estoy a favor, ni en contra. Tengo un punto de vista académico de lo que conozco y soy pescador deportivo también”, dijo Marín.

Señaló que el valor agregado de la pesca deportiva es mucho mayor que el de la pesca comercial, ya que puede financiar una industria turística en diversas regiones de México.

“Un dorado capturado de manera comercial tiene un valor mucho menor a uno capturado en la pesca deportiva, por todo el valor agregado. Se debe pagar una embarcación, filetero y un hotel donde llega el pescador, eso es totalmente cierto”, advirtió.

Pero señaló que quienes explotan el dorado comercialmente son las empresas norteamericanas que se instalan en destinos como Puerto Vallarta, Jalisco y Cabo San Lucas, San José del Cabo y las comunidades del “Cabo del Este” en BCS.

“Son empresas norteamericanas. Ese dinero se lo quedan ellos, es importante señalarlo ¿cuántas flotas de Los Cabos son nacionales? es importante tenerlo en cuenta y En Estados Unidos los pescan comercialmente”, señaló.

Finalmente dijo necesario regular los permisos de pesca deportiva, porque quienes hoy exigen respeto a la ley para mantener la exclusividad del dorado, son quienes se han beneficiado de la falta de inspección y la tolerancia institucional.

“Me ha tocado ver en flotas deportivas a muchos pescadores que ahora se dan golpes de pecho, diciendo ‘Es nuestro recurso, no respetan los permisos’, pero la ley te dice que puedes solo sacar 2 dorados por permiso. Me ha tocado ver hasta 6 u 8 dorados para 2 pescadores, esto no se respeta”, finalizó.