Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - miércoles 23 octubre 2019


• A gritos engorilados, fuera de control taxistas en el Congreso del Estado sacaron el cobre, no solo levantaron la voz y tomaron las vallas para lanzarlas contra los policías ahí presentes, sino que llevaron a la agresión física a representantes de los medios de comunicación. • Manifestantes manipulados y utilizados por algunos líderes como el exdiputado priista, Pedro Enrique López quien es apoyado por los diputados de Morena identificados con Víctor Castro, posible autor intelectual de estos hechos. • La entidad requiere de una nueva ley de movilidad, no por capricho sino porque son las exigencias de una nueva sociedad que ya está hasta el tope de la ineficiencia y carencias del transporte público actual.

Los taxistas organizados en diversas agrupaciones se manifestaron ayer en contra de la ley de Movilidad en el Congreso del Estado y así, sin el menor rubor, sacaron el cobre, no solo levantaron la voz y tomaron las vallas para lanzarlas contra los policías ahí presentes, sino que llevaron a la agresión física incluso a representantes de los medios de comunicación.

A gritos engorilados, fuera de control, algunos que se dicen trabajadores del volante se expresaron violentamente contra la posibilidad de que los diputados dieran la primera lectura de la iniciativa de la nueva Ley de Movilidad para Baja California Sur.

Los taxistas suponen que esta ley les afecta principalmente por la posibilidad que se regularice el funcionamiento de aplicaciones electrónicas para contratar servicios de vehículos de alquiler, concretamente se niegan a que en la entidad trabaje legalmente Uber.

Pero aunque la ley de movilidad va más allá de la regularización de este tipo de servicio, también plantea que todo tipo de transportación cuente con mejores condiciones para su aplicación.

Desgraciadamente la mayoría de los taxistas no conoce esta nueva legislación.

Están literalmente manipulados y utilizados por algunos líderes de entre los cuales uno de los más visibles es el exdiputado priista, Pedro Enrique López quien ha recibido el pleno apoyo y constante de los diputados de Morena catalogados como “puchistas”.

Son los mismos diputados de Morena que pertenecen al grupo político del superdelegado Víctor Castro Cosío, quien aspira a ser gobernador de la entidad obviamente con el apoyo de estos energúmenos taxistas que la mañana de este martes mostraron su desesperación ante el evidente cambio de reglas en el ámbito del transporte.

La entidad requiere de una nueva ley de movilidad, no por capricho sino porque son las exigencias de una sociedad que ya está hasta el tope de la ineficiencia y carencias del transporte público actual.

Está claro que los supuestos trabajadores del volante molestos hacen caso a sus jefes y a sus líderes que a su vez son acuerpados por los legisladores que están a punto de perder más presencia en las decisiones del propio poder legislativo.

Desgraciadamente para este grupo político que encabeza el ineficiente Castro Cosío, se apuntan una nota negativa más que a la postre lo llevará a conseguir, si acaso, una trayectoria muy desacreditada ya desde ahora.

Por otra parte está claro que sería muy lamentable que los legisladores no tomaran una decisión que impacta a toda la entidad presionados por estos enardecidos taxistas que se encuentran ante la posibilidad de ser obligados por la nueva ley, no solo a ofrecer un servicio eficiente, sino además con vehículos de calidad y acorde a las exigencias de una población que espera que la transportación en las comunidades sudcalifornianas esté a la altura sus necesidades.

Vale recordar que empresarios, comerciantes y diversos sectores de la sociedad sí están de acuerdo con la aplicación de una nueva ley de movilidad.

Por desgracia para la media península la politización de este tema es el fondo de las manifestaciones agresivas como la de este martes, similar a las registradas en Los Cabos bajo la complacencia de las autoridades municipales encabezadas por la alcaldesa Armida Castro muy a pesar del riesgo latente de ganarse una mala nota en la imagen internacional del destino turístico.

Son más lo que esperan que se autorice esta mueva ley que los ofensivos y agresivos gritones que se manifestaron en el Congreso de Estado al grado que se pospuso la sesión para la tarde de ayer.

Hasta el cierre de este espacio aún no se conocía el resultado de la sesión vespertina del Congreso del Estado donde los engorilados manifestantes hicieron guardia para intentar frenar la decisión legislativa.

Para que no haya confusiones habrá que decir que detrás de estos manifestantes, están los diputados locales del flamante representante del gobierno federal de López Obrador, Víctor Castro Cosío a quien cada día se le ve más abrumado, más vapuleado y ahora desinflado y ubicado claramente como el autor intelectual de la agresiva postura de los referidos taxistas.