Noticias de BCS, México y el mundo.

Lo derecho es lo decente - jueves 12 septiembre 2019


Lo derecho es lo decente



Muy buenos días estimable lector gracias, muchas gracias por continuar prefiriendo su Diario El Independiente, en el próximo mes de Octubre rendirá su primer informe de labores nuestro Presidente Municipal de La Paz, Lic. Rubén Gregorio Muñoz Álvarez 


Inicio comentando a Usted; ¿qué es una Luna de Miel? Es el periodo de tiempo que transcurre entre el momento del casamiento y el acostumbramiento de la pareja a la vida sistemática y rutinaria del matrimonio. Es frecuente durante este tiempo hacer un viaje que tiene por objeto facilitar el ajuste de ambos cónyuges a la nueva vida la Luna de Miel se acompaña de gran tensión emocional en los dos novios y, de la actuación que cada uno de ellos tenga en este periodo, depende la futura marcha del matrimonio; muchos fracasan durante este tiempo, entre las familias pudientes, el acto de la boda suele acompañarse de un gran regocijo; se preparan fiestas, ceremonias y recepciones y finalmente se planea un largo y cansado viaje de novios. 


Bajo este contexto; la futura felicidad del matrimonio recién formado no depende del viaje de novios sino de las circunstancias que ocurren durante los primeros días y las primeras noches de la vida matrimonial. Una cosa es el “Matrimonio Legal” y la otra es “Matrimonio Biológico” el primero se realiza frente al sacerdote o el Juez; el segundo sucede cuando se llevan a cabo las relaciones íntimas entre los novios. 


Durante los días que suceden al Matrimonio, al casamiento, se trata de coordinar estas dos clases de matrimonio, desgraciadamente la preparación física o emocional de alguno de los cónyuges puede estar lista para aceptar el “Matrimonio Legal” pero no el “Matrimonio Biológico” cuando esto sucede, las relaciones íntimas no deben forzarse y hay que esperar a que la novia madure, siguiendo mientras tanto el proceso de educación y aproximación propios de la época del noviazgo, cierto que teóricamente el matrimonio legal de cada cónyuge le da el derecho a utilizar el cuerpo del otro pero la exigencia de muchos hombres para utilizar este derecho tan pronto la pareja pone pie en la habitación, es la causa de muchas infelicidades matrimoniales. La novia inmadura que hasta momentos antes había recibido la promesa de una actuación delicada y un amor perpetuo, se encuentra de pronto forzada brutalmente dominada por los instintos animales bestiales de su esposo y a veces sujeta al dolor físico; en estas condiciones difícilmente se adaptara la mujer al proceso normal del matrimonio y adquirirá una actitud positiva hacia las relaciones sexuales, lo más probable es que tal vez inconscientemente rechace las mismas y no participo íntimamente en el proceso sexual. 


Es común que las novias sin experiencia sexual previa se hallen avergonzadas a pesar de encontrarse locamente enamoradas de su esposo; en un caso así no queda más remedio a un “Caballero” que esperar y seguir por la línea gentil, galante y romántica que le ha ganado el amor de su esposa y que la ha inducido a aceptar su nombre y a compartir su vida con él. Los derechos que por Ley concede el Matrimonio no tienen valor alguno si no son ratificados por la novia. 


Concluyo; el matrimonio representa enfrentarse a la verdad, con dignidad y respeto propio con madurez y orgullo; los actos propios de esta unión matrimonial no deben ser motivo de vergüenza, pues representan el medio para lograr el objetivo más sublime del ser humano “perturbar la especie”.