Noticias de BCS, México y el mundo.

Refuerza Poder Judicial de BCS convivencias parentales en 100 niños 

jueves 22 agosto 2019 | Por: Alinne Mekler Aguilera | La Paz Refuerza Poder Judicial de BCS convivencias parentales en 100 niños 

El régimen más numeroso que tiene el centro es de 4 pequeños, mientras que el más largo que ha tenido el equipo del Poder Judicial ha sido de 3 años continuos de convivencia

La Paz, Baja California Sur.- Como parte de las acciones que el Poder Judicial del Estado realiza en beneficio de familias que llevan un proceso judicial en sus tribunales, la Casa de Convivencia Familiar que pende de este poder, atiende la interacción parental con al menos 100 niños sudcalifornianos para preservar su derecho de convivencia.


Peregrina De la Paz Miranda Gálvez, directora del Centro de Convivencia Familiar señaló a Diario El Independiente que a casi cinco años de su apertura, las convivencias supervisadas y las convivencias de recepción-entrega ordenadas por los jueces familiares, prevalecen en las mejores condiciones dentro de un centro que ha reforzado sus servicios.


Desde adolescentes hasta pequeños menores de un año, tienen convivencias supervisadas o de recepción-entrega bajo la coordinación de la directora, una enfermera, psicólogas y trabajadoras sociales que fungen como supervisoras, donde además de contar con un circuito cerrado de cámaras de vigilancia, también se cuenta con cocina, baños completos, habitaciones equipadas con aparatos electrónicos y juegos para todas las edades.


Comentó que la convivencia dentro del centro la ejercen más los padres no tutores, siendo que son pocas las mujeres no tutoras las que tienen este régimen, donde muchos padres están conscientes del sistema e incluso agradecen que un Juez Familiar tome el Centro de Convivencia como una opción, pues en el domicilio ya no se confronta, pero existen padres que no quieren que se lleven a cabo con los padres no tutores.

"Casos como de madres resistentes porque el niño de 16 años no conocía al papá y el padre no custodio solicita un régimen de visitas, algo que usualmente ocasiona que los jueces entrevisten a los niños o adolescentes y digan si desean verlos, pero está el temor del padre o madre custodio, algo que no debe ser porque buscamos generar el vínculo y casi siempre es de forma exitosa", explicó a este matutino.


Refuerza Poder Judicial de BCS convivencias parentales en 100 niños 


De esta forma el régimen más extenso ordenado por un Juez Familiar es hasta ahora de 4 horas supervisadas, por lo cual todo el personal busca que las instalaciones sean lo más amenas posibles para que los niños se sientan en confianza. Asimismo explicó que el caso de convivencia más largo ha sido de tres años, mientras que actualmente la convivencia de cuatro pequeños es la más numerosa del centro, siendo que usualmente es uno o dos niños.


La especialista en salud mental señaló que el centro es parte fundamental para que los niños hagan valer su derecho de convivencia, donde incluso padres que al principio conflictuaban en exceso, terminan respetándose y organizándose al punto de que el propio Juez ve avances y decide detener las convivencias en el centro para que ellos convivan por su cuenta de forma amable.


"Hemos revisado a nivel nacional y al escuchar los testimonios de los jueces familiares, comentan que antes se daban las convivencias debajo de los escritorios, donde citaban al padre no custodio para celebrar las convivencias en el juzgado y buscaban un espacio donde salvaguardar el derechos de los niños para convivir con su padre o madre con quien no viven, siendo no idóneo", indicó al matutino.


Por ello - reiteró - el centro brinda un espacio seguro con personal calificado, donde el niño pueda correr, jugar y ver a otros niños en un ambiente cálido, lo cual refiere un avance en materia jurídica y de Derechos Humanos, donde lo ideal sería que los padres de familia pudieran ponerse de acuerdo para que sus hijos ejerzan sus derechos, pero en ocasiones es necesario que intervengan para evitar un conflicto más grande entre las partes.