Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - miércoles 28 agosto 2019


• La ausencia del alcalde comundeño Walter Valenzuela en la contingencia climatológica empeora percepción ciudadana contra Morena • Afortunadamente los habitantes de Cd. Insurgentes tuvieron el inmediato apoyo del gobierno estatal encabezado por el gobernador Mendoza que se coordinó con diversas instancias como el Ejército Mexicano con el plan DNIII • En La Paz Rubén Muñoz debiera enviar un representante al viaje programado a Brasil por aquello de que en estos días se presente alguna contingencia climatológica

La ausencia del alcalde de Comondú, Walter Valenzuela Acosta, durante la contingencia registrada en Ciudad Insurgentes provocada por las fuertes lluvias de la tormenta Ivo, que por fortuna no provocó pérdidas humanas, solo pérdidas materiales, es una clara muestra de la insensibilidad que caracteriza a algunos representantes populares emanados de Morena.

 

Obviamente existen otros morenistas que en efecto tiene claro que su labor es representar auténticamente los intereses de la población y hoy se ven en la muy penosa necesidad de guardar silencio ante negligencias como las de Valenzuela Acosta.

 

Desgraciadamente ahora los que en el pasado fueron iracundos opositores y que prometieron hasta el cansancio ser buenos representantes de la comunidad, hoy simple y sencillamente se han olvidado de esa premisa y están convertidos en una verdadera decepción.

 

Tratar de argumentar que la ausencia de Walter Valenzuela en Ciudad Insurgentes se debió a que “se encontraba de vacaciones”, es una verdadera burla ya que mientras el alcalde “descansaba” lejos de su municipio, mucha gente perdía su escaso patrimonio en sus hogares.

 

Es hecho es una muestra más de la ya conocida insensibilidad de este torpe presidente municipal.

No es la primera vez que el munícipe comundeño muestra claramente que le importa muy poco lo que la comunidad requiere de su representación popular.

 

Simplemente Walter Valenzuela está montado en la soberbia y una actitud de “perdonavidas” que por supuesto deja muy mal parado al partido que representa que es Morena al que ya de por sí en la entidad flaco favor le ha hecho a este organismo político la actitud del llamado superdelegado Víctor Castro (que tampoco se le vio apoyar a los afectados por las lluvias) con una serie de pifias y pésimo trato hacia la comunidad.

 

Esto se suma la fría actitud del edil comundeño que antes de cumplir el primer año de su administración ya se recetó su primer periodo vacacional.

 

¿A qué al alcalde se le ocurre tomar vacaciones justamente cuando el periodo de huracanes está vigente y la potencial amenaza de que se presente fuertes lluvias no desaparece hasta el 30 de noviembre?

 

Obviamente vale decir lo mismo en La Paz, al presidente municipal Rubén Muñoz que en estas fechas ha anunciado que tiene programado viajar a Brasil una reunión de alcaldes.

 

Por supuesto que una actitud inteligente del munícipe paceño (que ya de por sí es mucho pedir) sería la de no salir de la ciudad y enviar a un representante para mantener presencia en este evento y no dejar sola la alcaldía por aquello de que en estos días se presente alguna contingencia climatológica como las que históricamente pueden registrase en esta capital en estas fechas.

 

Afortunadamente los habitantes de Cd. Insurgentes tuvieron de inmediato el apoyo del gobierno estatal encabezado por el gobernador Carlos Mendoza que se coordinó con diversas instancias como el Ejército Mexicano con el plan DNIII y el apoyo con materiales de parte de la alcaldía de Los Cabos que encabeza Armida Castro, que por su parte también registró afectaciones por las precipitaciones generadas por la referida tormenta.

 

Ya ase logró que la zona referida fuera considerada zona de emergencia por lo que será posible obtener apoyo del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden).

 

Está claro que el verano no es el mejor periodo para que los alcaldes programen sus vacaciones precisamente por el alto riesgo que año con año se observa sobre la posibilidad de que se presenten huracanes o fuertes tormentas.

 

Que si Walter Valenzuela se encontraba en Cuba o en Sinaloa, es irrelevante, lo importante es que estaba fuera de su municipio cuando más se requirió de su presencia lo que se convirtió en una verdadera advertencia para que el resto de las autoridades la piensen dos veces antes de abandonar sus respectivas sillas para vacacionar en estos días.

 

Para mala fortuna de Morena, la percepción de los comundeños luego de esta contingencia obviamente no es la mejor, así que quienes consideren que dependerán en gran medida de esa apreciación ciudadana para futuros procesos tendrán que poner en consideración esta situación antes de ausentarse de la entidad precisamente en medio de la temporada de huracanes.

 

¿No le parece así amable lector?