Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - lunes 26 agosto 2019


• Se prepara Congreso del Estado para nuevo periodo ordinario de sesiones. Se esperan más cambios en áreas administrativas • La ley de Movilidad, revisión de cuentas públicas y nuevos presupuestos para el 2021 entre los temas prioritarios • Las diputadas Daniela Rubio Avilés del Partido Humanista y Perla Flores Leyva del PES se preparan para encabezar la actividad legislativa

 

El Congreso del Estado está a punto de iniciar el primer periodo ordinario de sesiones del segundo año legislativo, en cual tendrá entre sus prioridades agilizar el trámite parlamentario para aprobar o en su caso rechazar la nueva ley estatal de movilidad, revisar las cuentas públicas y por supuesto aprobar los nuevos presupuestos de los poderes Judicial y ejecutivo, así como los de las alcaldías que conforman la entidad.

 

Obviamente la dinámica en esta ocasión será muy diferente a la que se aplicó en los periodos de sesiones anteriores.

 

Ahora la mayoría está concentrada en un grupo de diputados procedentes tanto de Morena, como del Partido Encuentro Social, PRI, PAN, PRS y Partido Humanista, así como de quienes no tienen partido quienes han arrebatado la mayoría en la toma decisiones a los diputados morenistas que pésimamente fueron encabezados por la bisoña pero muy ambiciosa diputada Milena Quiroga.

 

Ahora tendrán que enfrentar el hecho de no tener la mayoría que en su momento presumieron y que por malas decisiones y una nula operación política, perdieron para que ahora la nueva conformación legislativa no les favorezca.

 

Está claro que el gran perdedor político en esta ocasión resultó ser el superdelegado Víctor Castro, ya que los diputados morenistas que ahora no tendrán mayoría pertenecen a su grupo político mediante el cual con muchos tropiezos y adversidades generadas por ellos mismos, tratan de proyectarlo hacia la candidatura a la gubernatura.

 

Ahora la presidencia del periodo estará a cargo de la diputada del Partido Humanista, Daniela Viviana Rubio Avilés quien tendrá la responsabilidad de conducir los trabajos legislativos de la mejor manera posible acompañada por el diputado del PRS, José Luis Pérpuly como vicepresidente y la diputada Lorenia Lineth Montaño como secretaria.

 

Por supuesto la diputada no está sola.

 

Es evidente que cuenta con el apoyo de los diputados Ramiro Ruiz y Carlos Van Wormer y el resto de los legisladores que ahora además encabezarán las principales comisiones parlamentarias desde donde también se espera que se tomen decisiones para modificar la estructura administrativa del Congreso.

 

Esto quiere decir que es muy factible que se registren cambios en las diversas direcciones que conforman el poder legislativo sudcaliforniano, sobre todo luego del arribo a la presidencia de la Junta de Gobierno y Coordinación Política de la diputada del PES, Perla Flores Leyva.

 

La medida se espera precisamente porque ahora las decisiones se tomarán desde otro ángulo.

 

Se calcula que estas decisiones impacten también en lo político pues además de la revisión de las cuentas y de los presupuestos para el próximo año, se atraviesa en noviembre la renovación de la dirigencia estatal de Morena, lo que a querer o no, puede también relacionarse con la actividad político-legislativa de los diputados emanados de este partido.

 

Está claro que las decisiones que se tomen en el último trimestre del año desde el Congreso del Estado tendrán repercusiones importantes en la dinámica del año próximo, lapso eminentemente político en el que se tomarán las decisiones con miras al 2021 en el que estarán en juego todas las diputaciones federales y locales, las alcaldías y por supuesto la gubernatura.

 

Nadie pierde de vista que el Congreso del Estado puede ser una plataforma suficientemente fuerte como para construir mediante trabajo y resultados concretos, posiciones para competir, por ello a la hora de votar, de levantar la mano, los diputados seguramente tendrán muy presente lo que sus decisiones pueden implicar para ellos mismos en el futuro electoral de la entidad.

 

Se espera entonces que la dinámica del poder legislativo sea más intensa que en los meses anteriores por lo que seremos testigos de qué más son capaces este grupo de diputados que ya demostraron que pueden tomar decisiones efectivas y trascendentales.

 

Este domingo primero de septiembre inicia el nuevo periodo ordinario de sesiones por lo que se reinicia la actividad en la sala de sesiones que otra vez será sede de más decisiones históricas que esperemos sean para el bien de la mayoría de los sudcalifornianos.

 

Ya veremos cómo se escribe este nuevo capítulo en la historia de la actual XV legislatura.

 

Ya veremos.