Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - miércoles 21 agosto 2019


Apagones inevitablemente hicieron pensar en la onírica expresión del presidente Andrés Manuel López Obrador que en tono burlesco señala que el pueblo “está feliz, feliz y feliz”. ¡qué cosas! La actitud de indolencia y de hartazgo no combina con esas giras por las comunidades para tratar de convencer burdamente a la población de que Víctor Castro puede obtener la candidatura a la gubernatura



Finalmente, la salida de Alberto Rentería de Morena se ha oficializado, sin embargo, hasta ahora se desconoce quién lo puede suplir en el cargo en un momento en el que a población cada día está más molesta con el gobierno federal debido, entre otras cosas, a los apagones que ayer se lucieron en la entidad. 


Hasta el cierre de este comentario ya se había registrado tres apagones en esta capital que inevitablemente hicieron pensar en la onírica expresión del presidente Andrés Manuel López Obrador que en tono burlesco señala que el pueblo “está feliz, feliz y feliz”. ¡qué cosas!.


Obviamente en Baja California Sur resulta difícil compartir esta visión del primer mandatario nacional sobre todo cuando su representante en la media península, carece de capacidad para informar, por lo menos, qué está pasando con esta situación. 


Como nunca, el tema de la energía eléctrica seguramente se tomará como un tema político justamente porque lo que se prometió como un verdadero cambio para beneficiar a la población simplemente ha resultado todo lo contrario, enorme falacia. 


Cómo entonces Morena tratará de hacer un relevo en su dirigencia estatal con posibilidades reales de convencer a la población de que aún siguen siendo la mejor opción. 


Es totalmente inaceptable que el superdelegado Víctor Castro y la representación de la Comisión Federal de Electricidad, literalmente no hacen nada para remediar esta situación. 


La actitud de indolencia y de hartazgo que no combina con esas giras por las comunidades para tratar de convencer burdamente a la población de que pueden obtener la candidatura a la gubernatura para Castro Cosío son ahora verdaderas mofas para una comunidad que día a día se desengaña más sobre la supuesta “esperanza” para México. 


Así que la falta de unidad de Morena, por ausencia de verdaderos liderazgos es una situación que se sumará a los pésimos servicios del gobierno lopezobradorista en la entidad. 


En Baja California Sur hay problemas con las instancias federales en pesca, agricultura, ganadería, hay una enorme improvisación entre nuevos funcionarios que ni siquiera conocen los detalles de cada una de estas actividades. 


Hay una clara paralización e inoperancia en las áreas que coordina el aspirante morenista a gobernar la entidad. 


El amiguismo está por encima de cualquier perfil profesional, por lo que hasta ahora también hay serios problemas con los permisos de pesca que están simplemente atorados por la ineficiencia y una grotesca negligencia de gente colocada por un Víctor Castro que literalmente todos los días se birla de la población. 


Falta de capacidad para responder y dar por lo menos una explicación a la población del porqué ahora el gobierno federal en la entidad a través de sus diversas representaciones está por los suelos, es una muestra de lo que no puede llegar a ser una nueva administración federal que apenas está por cumplir sus primeros nueve meses. 


¿No le parece a usted amable lector una burla que el presidente López Obrador diga que el pueblo está feliz? 


Seguramente López Obrador no se refiere al pueblo sudcaliforniano porque el primer molesto e iracundo de todos los días es justamente su representante Víctor Castro que no se ha podido quitar el ceño fruncido que refleja la impotencia para atender al cargo que ahora ocupa. 


Obviamente la población no se merece que el servicio de energía eléctrica falle como hasta ahora y menos sin ninguna explicación clara y convincente. 


¿En serio Morena pretenderá buscar la gubernatura con personajes como Víctor Castro que se mueve con la cara de los cínicos que les importa muy poco que la comunidad sufra las consecuencias de un pésimo servicio que en los últimos días ha otorgado la CFE? 


Salir a la calle como lo hace ahora el superdelegado, con su conocida sonrisa fingida es una muestra de la desvergüenza y de la poca sensibilidad que existe hacia los usuarios de la energía eléctrica que por supuesto también votan y que aunque se trate de negar la decepción crece y por supuesto las mentadas contra estos representantes van en aumento. 


Solo falta que Víctor Castro, en un exceso más, quiera designar por dedazo al nuevo presidente estatal morenista.

 

¿No le parece así amable lector?