Noticias de BCS, México y el mundo.

Gran tribuna - lunes 26 agosto 2019


• Los servidores públicos son calificados por la gente. Hay quienes cumplen con excelencia. Otros con mediocridad. Y otros de planos ni aparecen • La cancha de los corazones rotos. Un recuerdo para mi pueblito azotado por el agua • Conversaciones con el diablo

Es obvia y hasta innecesaria la comparaciones en el desempeño de los servidores públicos de todos los niveles. Y es así porque lo que está a la vista de los ciudadanos. Estos a diario hacen su evaluación de este comportamiento. Y eso basta para que en su momento se emita la calificación respectiva. El veredicto del pueblo es lo que cuenta. Y lo vemos todos los días y en todas las instancias. En estas horas aciagas para Ciudad Insurgentes se vio al servidor público entregado y responsable. Pero también se canelo al oportunismo de quienes vieron en la necesidad de la gente de llevar agua al molino político electoral. Esta actitud falsa, chafa los descalifica. Y peor están aquellos que como el Alcalde Walter Valenzuela que de plano ni se apareció. Y cuyo ejemplo llegó a sus colaboradores que salvo unos dos o tres los demás tampoco se manifestaron al igual que los diputados locales que no quisieron mojarse las chanclas.

 

Esto no pasa desapercibido por los ciudadanos que repudian esta indiferencia y falta de compromisos de quienes empezando con el edil tienen la responsabilidad de servirles. En el ámbito federal lo mismo. Y se nota un gran abismo entre las Senadoras de la República que van por BCS. Lupita Saldaña y Lucia Trasviña. La primera desde que llegó ha hecho de su desempeño una tarea de servicio. Pendiente las 24 horas de todos los problemas. Marca un liderazgo en los temas que atañen al estado. En su oportunidad realiza giras de trabajo por lo largo y ancho del estado. Y en el problema de Insurgentes ahí estuvo mano con mano con la gente atendiendo y ayudando. Y sin mucho ruido hizo cosas a favor de todos. Y eso le merece el reconocimiento de los tobeños y de los Sudcalifornianos en general que se tradujo en un nivel privilegiado en la encuesta que sobre el relevo gubernamental se hizo en fecha reciente. De la otra Senadora poco sé de su desempeño. La discreción en su gestión es muy propia. Después de que la vi con chica pistolota en su pantalón ya no supe más. Esto es lo que puedo comentar del desempeño de quienes nos sirven. Unos para bien. Otros para mal. Y los peores que ni siquiera se dejan ver. Solo cobran.

 

·         La cancha de los corazones rotos. Un recuerdo para mi pueblito azotado por el agua

Todos los caminos llegan a la Toba. Disculpas por mi arrogancia verbal, pero se asustaran más, si les digo que todos los que vivimos en ese pueblo largo, fuimos felices. ¿La razón? Porque teníamos todo. Y hoy recordare solo uno de nuestros tesoros: La cancha deportiva. ¿Una cancha? Si una cancha, un predio de media manzana, sembrada en el mero corazón de Insurgentes. Pero señoras y señores, no era un simple terreno. Era nuestro lugar. Y si los estadounidenses tienen su Studio 54 en la gran manzana, en New York, los franceses su Lido, O su Moulin Rouge, en Paris, los cubanos, el Palacio de la Salsa, en la añorada Habana. Nosotros la Cancha: Bailes, con grupos nacionales e internacionales.

 

Ahí, en mis tiempos que fueron los de miles, había una enramada y abajo estuvieron: la prieta linda, Mike Laure y sus Cometas, Los Freddy “déjenme llorar” (Ay Jesús, no llores) Los Baibis, Tigres del Norte. Estos, llegaron en sus insipiencias en una vieja camioneta con caja, donde cargaban sus instrumentos. Los Dugs Dugs, Revolución de Emiliano Zapata. Y muchísimos más. Y ahí en un cuartito, estaba nuestro locutor estrella y amigo de todos nosotros: Ernesto Orozco Lucero, uno de los personajes más celebres de la Toba. La verdad me declaro vencido en mi memoria, no me acuerdo de donde vino. Pero ahí, en la cancha fundo nuestra radio; XECDI. Eran las siglas. Y nos amenizaba con buena música, todos los días. Era un espectáculo verlo trasmitir ¿Cómo olvidar? ese equipo; Un destartalado tocadiscos, un micrófono, poroso y grande, una vieja grabadora. Eso, si unas grandes, pero grandes bocinas que coloco en los puntos cardinales, para que todos escucháramos la música y los mensajes. Y también sus pleitos con el Cuni, trabajador del Cine Estrella que también trasmitía música. Ernesto cuando se sentía agredido hacia una pausa en la música y le decía: Cálmate Cuni, me estas interfiriendo. Y todos gozamos con eso. Y lo hicimos, cuando la cancha se convirtió en un Fórum para el Boxeo. Ahí en el cuadrilátero, La mayoría de Los Vega, Mago, Ángel. Y otros; Jesssy Galarza, Adán Cifuentes, Y el espectáculo de espectáculos, era ver en acción aquel diminuto cuerpecito del gran Alonso García, ganando minutos de gloria en las botanitas. La cancha, va tatuada en el corazón de muchos.

 

·         Conversaciones con el diablo

El gobernador Carlos Mendoza Davis, informó que como medida de precaución el Gobierno del Estado determinó que en Ciudad Insurgentes, municipio de Comondú, este lunes 26 de agosto se suspenden las clases en los planteles de todos los niveles de enseñanza, toda vez las afectaciones que sufrió la comunidad por las inundaciones provocadas por las lluvias de tormenta tropical “Ivo”.

 

El Mandatario estatal expresó que será el martes 27 de agosto cuando se regrese a las aulas para dar inicio formal al ciclo escolar 2019-2020 en los planteles de nivel básico de esta comunidad. Mencionó que las instalaciones de las escuelas “Guadalupe Montes” y “Plutarco Elías Calles” que fueron habilitadas como refugios temporales serán acondicionadas y realizarán las labores de limpieza y saneamiento correspondiente para que los alumnos regresen a clases con normalidad...

 

Repulsa total a la ausencia del alcalde comundeño Walter Valenzuela de quien poco o nada se sabe. Unos lo ubican en Cuba. Otros en Europa. En muchos lados menos donde debe estar. El Cabildo tiene la palabra… La vida es apasionante. Todos los días nos pone a prueba. Y lo que más califica es la acción de compartir.

 

Esa voluntad de solidarizarse con los semejantes. Dar, recibir. Estar presente es un impulso sagrado. Este día reconozco públicamente el detalle humano de Carlos. De mis pocos afectos fue quien tras el deseo de alivio de mi difícil momento de salud, le añadió la voluntad para que me alivie. Ese es un detalle que valoro y que reconozco. Son en las dificultades cuando se pone en relieve qué tipo de sentimientos afloran en el hombre. Para mí hoy: la gratitud. Gracias Carlos....Y con esto nos despedimos no olviden hagan el bien y sean felices